sábado 14.12.2019
PROSPECCIONES PETROLÍFERAS

Achacan la suspensión de la consulta ciudadana en Canarias al peso del lobby petrolero

La plataforma ecosocialista 'Sí se puede' considera la suspensión de la consulta ciudadana como una demostración más de la incapacidad del PP.

Achacan la suspensión de la consulta ciudadana al "peso del lobby petrolero"

Roberto Rodríguez, portavoz de Sí se puede, asegura que la decisión del Tribunal Constitucional de impedir la celebración de la consulta ciudadana prevista para el próximo 23 de noviembre, es “un ejemplo de la incapacidad del PP de convencer a la población con argumentos sobre unas prospecciones petrolíferas que representan un serio peligro para nuestro futuro”.

El portavoz ecosocialista asegura que las encuestas y la movilización desarrolladas en los últimos meses en todas las Islas demuestran que la población de Canarias rechaza mayoritariamente las prospecciones. Para Sí se puede, el auto del TC "evidencia la forma en la que el mismo es utilizado para bloquear acciones o propuestas políticas, especialmente las referidas a los derechos civiles y a la toma de decisiones colectivas".

Lamentan igualmente la "actitud servil" de los portavoces del Gobierno canario que inmediatamente han respaldado la suspensión de la consulta, esperando que dentro de cinco meses el TC cambie de opinión. Rodríguez cree que el ejecutivo isleño no puede echarse a un lado sin más en este momento, sino que “debe buscar las fórmulas para mantener la fecha y el objetivo de esta consulta ciudadana, haciendo una pregunta clara y amparándose en el derecho a conocer la opinión de la ciudadanía sobre aquellos asuntos que afectan a nuestro futuro”.

Los ecosocialistas consideran que con las medidas articuladas por el PP para la puesta en marcha de las prospecciones “se vuelve a poner de manifiesto la escasa capacidad de Canarias de plantear políticas propias en la gestión de nuestros recursos naturales”.

Riesgo claro de fugas de crudo

Desde Sí se puede insisten en que existe un riesgo claro de fugas de crudo y que las prospecciones pueden afectar a las costas canarias, a la actividad pesquera y al sector turístico.

El portavoz de la organización canaria asegura que sería una "absoluta cobardía" que el Gobierno canario asuma la posición del TC, dejando a las organizaciones civiles contrarias a las prospecciones hacer esta labor de consulta en solitario, con lo que se demostraría que “más allá de una posición política favorable a las energías renovables, la posición de Paulino Rivero solo escondía una simple representación electoralista de sus diferencias con el Gobierno de España”.

Comentarios