sábado 19.10.2019
EL PARTIDO DE LLAMAZARES CENSURA EL PROCESO

La nueva IU Madrid ha perdido casi el 70% de la afiliación madrileña, denuncia Izquierda Abierta

Izquierda Abierta Madrid lamenta “el vicio de sectarismo obsceno” que la dirección federal de Izquierda Unida ha vuelto a demostrar en el proceso de constitución de la nueva IU Madrid. 

Mauricio Valiente y Chus Alonso, en la Asamblea Constituyente de IU de Madrid | Foto: @iunida
Mauricio Valiente y Chus Alonso, en la Asamblea Constituyente de IU de Madrid | Foto: @iunida

La expulsión de la militancia de IUCM se apoyó en un relato tramposo, señala IzAb

Izquierda Abierta Madrid ha criticado con dureza la constitución de la nueva IU madrileña y califica de “mentira, expulsión y exclusión” el proceso llevado a cabo tras la celebración este pasado fin de semana de la asamblea constituyente.

IzAb recuerda que la expulsión de 5000 afiliados de la llamada IUCM se justificó en un “relato tramposo” ya que se hizo “pagar” al conjunto de la militancia “por las punibles acciones de personas muy concretas, como las relacionadas con las Tarjetas Black”. En estos mismos términos se pronunció la candidata de IzAb a liderar IU, Teresa Aranguren, en una entrevista publicada en Nuevatribuna.

En un comunicado, el partido de Gaspar Llamazares afirma que la nueva federación madrileña “nace abonada por la exclusión y la renuncia consciente y premeditada a la pluralidad”.

En este sentido, recuerda que las “supuestas” 1.723 afiliaciones a la nueva IU Madrid (casi el 70% de la militancia madrileña no se ha reafiliado al nuevo sujeto político), para la asamblea celebrada se registraron solo 745 votos válidos. La candidatura más votada -Construyendo la Unidad Popular- recibió el apoyo de 533 votos. “¿Realmente es ese el camino hacia la Unidad Popular?", se pregunta IzAb Madrid que considera que “las cifras constatan que no hay construcción de futuro en el camino de la expulsión y la exclusión”.

Según relata IzAb en un comunicado remitido a los medios, la dirección federal, liderada “de facto” por Alberto Garzón, “comunicó un proceso para la creación de la nueva organización de IU en Madrid dirigido a dar cabida al mayor número de personas que se identificaran con el proyecto político. Para impulsar su primera asamblea y recuperar el activo previo de IUCM, se eligió a un grupo de trabajo plural que debía resolver las diferentes problemáticas que surgieran con la afiliación a la nueva federación. Sin embargo, las acciones han demostrado que el objetivo era muy distinto y todo lo anterior, un relato teórico de puertas a fuera. No ha existido la supuesta pluralidad y las trabas para facilitar la reafiliación han sido innumerables. Cantidad de personas, incluida gente que milita en IzAb Madrid, han quedado fuera de este proceso sin justificación racional ni política alguna”.

Por todo ello, para Izquierda Abierta Madrid, la nueva federación madrileña “no suma y adolece de notorios cauces democráticos”, al no facilitar “la construcción de un frente amplio de izquierdas, amable e integrador de distintas sensibilidades, capaz de impulsar una alternativa política que de verdad resuelva los problemas de la ciudadanía y le devuelva sus anhelos de futuro. Que dispute el poder al bipartidismo vigente”.

IzAb Madrid advierte de que “no va a renunciar a sus derechos y aspiraciones, con más razones si la dirección sectaria de IU continúa apoyándose en la mentira, la expulsión y la exclusión para fortalecer un liderazgo avalado por una farsa” concluyen.

La nueva IU Madrid ha perdido casi el 70% de la afiliación madrileña, denuncia...
Comentarios