COLECTIVOS DE VÍCTIMAS PIDEN LA DISOLUCION DEL COMISIONADO

El monumento a las víctimas del franquismo en el Cementerio de la Almudena queda bloqueado por las presiones del PP de Madrid

El Comisionado de Memoria del Ayuntamiento de Madrid da un paso atrás y volverá a evaluar el proyecto para homenajear con un monumento a los 3.000 fusilados en el Cementerio del Este.

Imagen: Colectivo Memoria y Libertad.
Imagen: Colectivo Memoria y Libertad.

Los 'populares' exigen que se realice “un listado de los más de 8.000 madrileños asesinados entre 1936 y 1939 bajo el dominio republicano”

Las presiones del PP de Madrid contra el Monumento Memorial por las Víctimas del Franquismo en el Cementerio de La Almudena han conseguido, si no frenar, sí bloquear el proyecto con el que el Gobierno de Ahora Madrid se había comprometido con los familiares de las víctimas.

El Comisionado de Memoria del Ayuntamiento de Madrid que preside Francisca Sauquillo, decidió este martes paralizar el proyecto tras una reunión cuyo contenido se filtró a determinados medios de comunicación, según los cuales, al menos la mitad de sus miembros expresaron su rechazo a un Memorial que excluya a los caídos en manos del bando republicano en plena Guerra Civil. Precisamente, la ausencia de una información detallada sobre el contenido del encuentro a los distintos grupos políticos del Ayuntamiento fue motivo de críticas del concejal socialista Ramón Silva que en el pleno de este miércoles mostró el rechazo de su grupo a la proposición del PP dirigida a frenar el proyecto.

La propuesta defendida por el concejal del PP Pedro María Corral, instaba al Gobierno de Manuela Carmena a excluir del Memorial “la mención a todas las personas que participaron en crímenes de retaguardia en Madrid entre 1936 y 1939, con su participación en los asesinatos de las checas de la capital o las matanzas de Paracuellos, Torrejón, Aravaca o el Tren de Vallecas”, e incluir en el monumento del camposanto “a todas las personas que sufrieron violencia o persecución por sus ideas, su compromiso político, sus creencias religiosas o cualquiera de sus actitudes vitales durante la Guerra Civil y la Dictadura”. Los populares también exigen que se realice “un listado de los más de 8.000 madrileños asesinados entre 1936 y 1939 bajo el dominio republicano” porque “dicho Memorial no puede servir de agravio y de humillación a ninguna víctima fuera del bando que fuera”.

Los argumentos del PP parten de un error de base que el propio concejal de Ahora Madrid Mauricio Valiente se ocupó de recordar en el pleno de Cibeles. El Memorial está referido a los fusilados después de la Guerra Civil, los que pasaron por un consejo de guerra, por los juicios sumarísimos, en plena dictadura, durante el periodo que abarca de 1939 a 1944, un error que el concejal del PP, pese a reconocer, no aceptó como razón suficiente para invalidar la propuesta registrada por su grupo, una proposición en la que se llegaba a tachar de “repugnante” el monumento a las víctimas. La moción de los ‘populares’, que contó con el apoyo de Ciudadanos, fue finalmente rechazada con los votos en contra del PSOE y Ahora Madrid y el voto de calidad de la alcaldesa ante el empate técnico obtenido en la votación.

Las palabras del concejal del PP recordaban y mucho a los argumentos aireados estos días por los medios afines a la derecha que, para reforzar su planteamiento han echado mano del trabajo del investigador Manuel García Muñoz, haciendo un uso torticero del mismo como explica en su artículo Tomás Montero del Colectivo Memoria y Libertad, cuyos miembros, todos familiares de víctimas, llevan años recopilando datos y actualizando el listado de los fusilados por la dictadura en la tapia del Cementerio de la Almudena.

Los colectivos de víctimas exigen la disolución del Comisionado de Memoria

Precisamente, hace unos días se presentó en el Ayuntamiento el informe "Listado de personas ejecutadas durante la posguerra (1939-1944) en la ciudad de Madrid", un minucioso trabajo del que informó en estas mismas páginas el periodista Fernando Olmeda, y que recoge un listado de casi 3.000 asesinados. El trabajo, elaborado por un equipo encabezado por el historiador Fernando Hernández, aporta nuevos nombres al archivo recopilado en otro estudio por Mirta Núñez Díaz-Balart y Antonio Rojas.

Los colectivos de víctimas, que ya están exigiendo la disolución del Comisionado, subrayan que hoy en día resulta “políticamente insostenible abogar por equiparar un golpe militar fascista y sus consecuencias con la defensa de una república democrática” y exigen un lugar de memoria para todos aquellos asesinados por orden de consejos de guerra “motivados por la venganza y la necesidad del nuevo régimen, impuestos a sangre y fuego, y aplicando sistemáticamente el terror para someter a la población”.

Por su parte, el concejal Mauricio Valiente reafirmó, en su intervención en el Pleno, la voluntad de su grupo por sacar adelante la propuesta, no sin antes valorar y “escuchar” las recomendaciones del Comisionado como órgano consultivo encargado de asesorar al gobierno de Carmena sobre la política de Memoria Histórica.