domingo 18.08.2019

El 26M hay que seguir votando para que no vuelvan

El 26M hay que seguir votando para que no vuelvan

En Getafe, apoyar la candidatura encabezada por la socialista Sara Hernández se hace insostenible

El pasado 6 de abril, Nuevatribuna me publicaba un artículo titulado “El 28A, si  tu no vas, ellos vuelven”, en el que intentaba poner de manifiesto que el resultado de las últimas elecciones andaluzas situaban a las elecciones generales del 28A, y a las siguientes elecciones municipales, autonómicas y europeas del 28M, en un contexto político muy preocupante, dada la gran “motivación” del electorado de las derechas y la extrema derecha, que percibían que su prácticamente asegurada presencia en cualquiera de las Instituciones, podía hacerles alcanzar diferentes Gobiernos, desde el de España, Comunidades Autónomas, o Ayuntamientos.

Una fuerte movilización del electorado de izquierdas y progresista, el pasado 28A, abortó ese importante movimiento involucionista hacia una España en blanco y negro, de recortes de derechos y libertades, dando un importante y muy positivo resultado, que permite garantizar la continuidad de un Gobierno del PSOE, presidido por Pedro Sánchez.

Muchas personas que provenimos de lo que ha venido en denominarse la izquierda transformadora, hemos venido entendiendo, desde las elecciones generales del 2015, que era necesario que el PSOE asumiera la responsabilidad, como fuerza mayoritaria de la izquierda, de articular las diferentes expresiones de la pluralidad existente en su seno.

Personas que, incluso antes de estas últimas elecciones generales, ya habíamos votado las candidaturas del PSOE, habiendo tenido y teniendo claras y evidentes diferencias, sobre todo en lo que hace referencia a las relaciones laborales, o a las consecuencias de la modificación del art. 135 de la Constitución, que condiciona y recorta las políticas sociales. Seguir abriendo espacios de diálogo en la izquierda, sobre estos asuntos, especialmente con los sindicatos de clase, es el camino sobre el que hay que seguir insistiendo, que podrá permitir la articulación de la mayoría social trabajadora.

Sin embargo en Getafe, como también reflejaba en ese artículo del 6 de abril, no se dan esas condiciones que tanto para España, Europa, o la Comunidad de Madrid, sí se dan para votar a las candidaturas del PSOE.

En mi localidad, la “sinrazón”, por no decir ensañamiento, con las 25 familias despedidas desproporcionalmente, hace más de 2 años, de la Empresa Municipal de Limpiezas (LYMA), es una línea roja, no ya para cualquier persona con una mínima sensibilidad de izquierdas, sino para cualquier persona con el menor atisbo de sensibilidad humana, que impide apoyar la candidatura encabezada por la alcaldesa Sara Hernández.

Que varias trabajadoras y trabajadores sean vueltos a despedir al día siguiente de que un juzgado dictamine su readmisión, no parece que forme parte del “manual” de un gobierno progresista.

Que además ese gobierno impulse acciones penales, con peticiones de cárcel de hasta 3 años, para personas en situación de tremenda vulnerabilidad social, y con enormes dificultades para acceder a un empleo, solo refleja su fortaleza frente a los más débiles.

Que el gobierno municipal haya hecho caso omiso a tres mociones aprobadas en el Pleno, pidiendo la readmisión de las 25 personas despedidas, es todo un síntoma de cómo entiende la democracia el gobierno presidido por la alcaldesa Sara Hernández.

Que el gobierno municipal se niegue a abrir una vía de diálogo con todos los sindicatos, que piden la readmisión de las 25 familias despedidas, es también toda una declaración de intenciones de cómo entiende las relaciones laborales.

Por todo esto, que ya he reflejado en múltiples artículos anteriores en este medio, y porque el peligro de involución de las derechas en Getafe no existe, en Getafe apoyar la candidatura encabezada por Sara Hernández se hace insostenible.

Afortunadamente en nuestra localidad se presenta una candidatura con personas solventes, muchas de ellas con un gran bagaje y experiencia sindical, que además tiene referencia en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento, a través del candidato Íñigo Errejón y de la Alcaldesa, Manuela Carmena, lo que garantiza presencia en ámbitos en los que hay que resolver infinidad de asuntos de nuestro municipio.

Por lo tanto, parece más que razonable apoyar en Getafe la candidatura de Mas Madrid-Compromiso con Getafe, como garantía de que la más que segura presencia de este próximo Grupo Municipal, generara un gobierno de izquierdas, desde el diálogo que permita poner el centro de la política en los problemas reales de la mayoría social, especialmente de los más débiles.

Gregorio Gordo | Exportavoz y excoordinador de IUCM

Comentarios