Nuevatribuna

SE CONFIRMA LA TENDENCIA CRECIENTE

2018 ha sido un mal año en el terreno de la salud laboral

Los sindicatos vienen tiempo denunciando el aumento de los accidentes laborales en la Comunidad de Madrid.

La evolución ascendente de la siniestralidad ha estado ligada de manera muy clara con la precarización de las condiciones de trabajo que han propiciado las reformas laborales

Los sindicatos vienen tiempo denunciando el aumento de los accidentes laborales en la Comunidad de Madrid. Con los datos que hemos conocido en el día de hoy, esta tendencia creciente de la siniestralidad se confirma.

Así, durante el pasado año se registraron 93.667 accidentes de trabajo totales, frente a 89.015 del año 2017,  más 4.500 accidentes, lo que supone un aumento del 5,23%. Aumentaron los accidentes leves 5,48%, los graves aumentaron un 0,24% y ascendieron los accidentes mortales pasando de 56 a 72.

Respecto a los accidentes de trabajo en jornada laboral durante 2018, ocurrieron 76.811 accidentes frente a 72.799 en 2017, aumentando el 5,51%. En este mismo periodo aumentaron los accidentes leves 5,48%, los graves un 8,74% y los accidentes mortales pasaron de 39 a 57.

Los datos a evolución ascendente también se reflejan tanto en los accidentes de tráfico, que finalizan el año con un aumento del 233% (10 trabajadores fallecidos), así como en relación con las patologías no traumáticas (derrames cerebrales, ictus, infartos de miocardio, etc…), con un aumento del 52,38% (32 trabajadores fallecidos).

Desde los sindicatos reclaman al Instituto Regional de Salud y Seguridad en el Trabajo que realice estadísticas pormenorizadas sobre las patologías no traumáticas con el fin de poder evaluar el impacto sobre la siniestralidad en nuestra Región y poder poner en marcha políticas preventivas.

Respecto a los accidentes por sectores aumentan todos con especial relevancia del sector Servicios, que pasa de 157 accidentes graves en 2017 a 201 en 2018, y que finaliza el año 2018 con 36 trabajadores fallecidos. Le sigue la Construcción que pasa de 75 accidentes graves en 2017 a 76 en 2018 y finaliza el año con 11 trabajadores fallecidos. El sector Industria finaliza el año con 7 trabajadores fallecidos.

MAL AÑO EN EL TERRENO DE LA SALUD LABORAL

En base a estos datos, UGT considera que 2018 ha sido un mal año en el terreno de la salud laboral de los trabajadores y trabajadoras, que principalmente se debe a la fuerte degradación de las condiciones laborales que sufren los asalariados en nuestro país y en nuestra Comunidad Autónoma.

La evolución ascendente de la siniestralidad en nuestra región ha estado ligada de manera muy clara con la degradación y precarización de las condiciones de trabajo que han propiciado las reformas laborales. Desde los sindicatos vienen denunciando que estas condiciones de trabajo perjudican a la salud de los trabajadores y trabajadoras.

Así, el año 2018  que comenzó con aumentos en el número de accidentes laborales confirma, al finalizar el año, esta tendencia preocupante de aumento de la siniestralidad laboral.

Para Susana Huertas, Secretaria de Salud laboral de UGT Madrid: “el aumento de la siniestralidad durante el año 2018,  obliga a impulsar medidas correctoras, para que se produzca un cambio de tendencia durante 2019 en la siniestralidad laboral de la Comunidad de Madrid”.

“Reclamamos el que la salud y la seguridad en el trabajo ocupe una posición central en las prioridades de las empresas de la Región, en la consideración de que la salud de los trabajadores es un bien fundamental que tiene que ser salvaguardado”.

Fuente: UGT