sábado 22.02.2020
HISTORIA POLíTICA DE ESPAÑA

Laureano Figuerola, el padre de la peseta

Ministro de Hacienda al principio del Sexenio Democrático fue siempre un firme defensor de la libertad económica en consonancia con su liberalismo político.

laureano-figuerola@Montagut5 | Laureano Figuerola i Ballester fue un político y economista que tuvo una gran importancia en el siglo XIX por introducir la peseta como unidad monetaria en España y por su defensa del librecambismo frente al proteccionismo, la política económica imperante en gran parte del siglo.

Laureano Figuerola nació en Calaf (Barcelona) en 1816. En la capital catalana estudió Derecho. Obtuvo las cátedras de Derecho Administrativo y de Economía Política en Barcelona, y otra de Derecho Político en Madrid. Además de su carrera académica se vinculó en política al Partido Progresista. Consiguió ser elegido diputado en las Cortes del Bienio Progresista.

Nuestro protagonista fue siempre un firme defensor de la libertad económica en consonancia con su liberalismo político. Perteneció al grupo de políticos –Pastor, Echegaray, Moret, Rodríguez Colmeiro- de esta tendencia que en 1860 fundarían la Sociedad Libre de Economía Política, que pretendía difundir las ideas librecambistas en un país donde imperaban las proteccionistas, sobre todo gracias a la influencia de la burguesía catalana de los Güell o Bosch, entre otros, y que estaba organizada a través del Fomento de la Producción Nacional.

Tuvo oportunidad de poder poner en práctica sus ideas cuando fue nombrado ministro de Hacienda en el Gobierno provisional después de la Revolución de 1868. En julio 1869 saca adelante, no sin enormes esfuerzos, dada la presión de los proteccionistas, la Ley de Bases Arancelarias (Arancel Figuerola) que suprimió las restricciones para exportar e importar productos. Pero antes, el 18 de octubre de 1868, promovió un Decreto para establecer la peseta. En octubre de 1869 volvió a ser nombrado ministro de Hacienda hasta diciembre de 1870. Figuerola fue duramente atacado en el Congreso, tanto por una parte del republicanismo, como, sobre todo, por los representantes de los industriales catalanes. El propio Prim tuvo que intervenir para defenderle y calmar los ánimos. Los proteccionistas siempre tuvieron mucha influencia y poder durante todo el siglo XIX y tenían representantes en diversos partidos y opciones políticas.

Figuerola también pretendió una reforma fiscal importante, eliminando una serie de impuestos, como el de consumos, por uno sobre la renta, pero no pudo sacar adelante sus ideas en este campo. Tampoco pudo atajar el endeudamiento de la Hacienda pública.

Fue senador por Madrid en 1870, y presidió el Senado en 1872. Cuando Amadeo de Saboya abdicó fue favorable al establecimiento de la República.

Pero el librecambismo de Figuerola terminó por ser abandonado en la Restauración al primar más los intereses proteccionistas de los propietarios cerealistas y los empresarios catalanes, que buscaban suplir las deficiencias de la producción nacional con el establecimiento de aranceles para proteger los productos de la competencia exterior. En esta etapa histórica Figuerola, fuera de las responsabilidades de gobierno e influencia política, colaboraría en la fundación del Partido Republicano Progresista. En 1885 fue elegido concejal en el Ayuntamiento de Madrid.

Figuerola nos ha dejado varias obras, como Manual Completo de Enseñanza (1840), Informe sobre la Exposición Universal de la Industria verificada en Londres (1851), Organización Política del Estado (1854), La Reforma Arancelaria de 1869 (1879), entre otras. Presidió el Ateneo de Madrid y la Academia de Ciencias Morales y Políticas. Fue presidente de la Junta directiva de la Institución Libre de Enseñanza, y perteneció a la Junta facultativa de la misma, junto con Nicolás Salmerón, Joaquín Costa y Francisco Giner de los Ríos. Murió en Madrid en 1903.

Laureano Figuerola, el padre de la peseta
Comentarios