domingo 1/8/21
memoria histórica

Las urnas de la libertad

gc

Hemos ganado, el pueblo ha votado. Ha votado libertad. Las cosas van a cambiar. Vamos a ver una sociedad más justa. ¡Que contento estoy! Pese a todo y gracias a todos, ha triunfado la voz del pueblo

“Estoy nervioso. Mañana es el día que se celebra la segunda vuelta de las elecciones generales en este año 1936. Va a ser un gran día. Mi padre ¡ojalá estuviera vivo! me lo decía una y otra vez : votar es lo más importante en la vida de todo ser humano libre. Y eso es lo que voy hacer mañana : voy a votar en libertad y por la libertad. Y mañana mi voto, junto a los de muchos de mis convecinos daremos la mayoria al Frente Popular y así refrendaremos la segunda república proclamada en abril del 1931. No milito en ningún partido, aunque por mis ideas dicen que soy comunista, todo sea porque no paro de decir a mis amigos que todo debe ser de todos y que deberiamos repartir y dar al que lo necesite. ¿Es eso comunismo? No se.  Solo quiero la libertad del pueblo, que pueda decidir y que exista igualdad.

Estoy muy nervioso, pues hasta los amigos cuando hablamos de que vamos a hacer mañana no nos ponemos de acuerdo e incluso algunos a los que les decimos que votaremos al Frente Popular, nos insultan y nos dicen que aunque ganemos no gobernaremos nunca. ¿Será verdad? ¿No permitiran los poderes económicos y religiosos que la libertad, que la voluntad del pueblo pueda mandar? ¿Pueda expresarse? Espero, deseo que no sea así. Voy a dormir. Pronto amanecerá y quiero ser el primero en votar. El primero en gritar libertad.

Hemos ganado, el pueblo ha votado. Ha votado libertad. Las cosas van a cambiar. Vamos a ver una sociedad más justa. ¡Que contento estoy! Pese a todo y gracias a todos, ha triunfado la voz del pueblo. Espero que la derecha acepte los resultados y que el ejercito también. No me fio de los generales Fanjul, Goded y sobretodo de Franco, puesto que han pretendido anular los comicios. Incluso el presidente Azaña los ha desterrado. Pero no me fio. Siento que algo va a pasar, que esa derecha nacionalcatólica no se va a conformar y no va a permitir que por fin el pueblo tenga voz, libertad y que el estado sea laico. Tengo miedo.

Mis peores presentimientos se han cumplido, hoy es 18 de julio de 1936. Los generales desterrados se han sublevado. Ha comenzado un golpe de estado, y me temo que esto va a ser cruel y que los malos istintos del ser humano van a salir y van a ser la otra arma contra la libertad y el pueblo.

Ya llevamos dos años de lo que los golpistas llaman liberación. Y los más irracionales e insensatos llaman a la caza de los rojos. En mi pueblo, por suerte todavía no ha entrado el conflicto, aunque vivimos con el miedo. Nos miramos y acachamos la cabeza. Casi ni nos saludamos.

Todos tenemos miedo. Una gran mayoria de mis amigos, se han ido al frente, unos a defender a los golpistas, son aquellos que nos insultaban y decian que nunca ganariamos y si ganabamos no gobernariamos, ¡que verdad! ¿sabrían algo? No se. Otros los más amigos míos, se han ido a defender el poder del pueblo. La democracia. La libertad. La república que es lo que todos votamos, ¿por que no la quieren quitar? Desgraciadamente yo no pude ir, puesto que tengo un problema grave de cojera y mi mano derecha esta maltrecha. He tenido que quedarme en el pueblo y formo parte del comite de la CNT en el pueblo. Tengo la misión, por desgracia de comunicar a los familiares cuando alguno del pueblo muere en el campo de batalla! Que triste es decir campo de batalla! Pero si todos eramos amigos. Y todo por que unos han querido hacer un golpe de estado para mantener su poder. ¡Que triste! ¿Tan poco vale el ser humano ante el poder del dinero? ¿Y donde está ahora la Iglesia? ¿ El amor al prójimo? ¡Que ironía!

La guerra por desgracia ya ha entrado al pueblo. Los golpistas han entrado en el pueblo y estan arrasando a diestro y siniestro. Entran en las casas y sacan a la gente, la golpean, la humillan cortando el pelo a las mujeres de aquellos que estan combatiendo con el bando republicano, o como ellos dicen sarcasticamente, los rojos de mierda. E incluso a las niñas les dicen putas. Y lo peor es que algunos de los que ayudan a humillar a esas personas, son algunos del pueblo. Algunos que hasta hace poco, jugabamos en la plaza juntos. Algunos que hasta hace poco tomabamos un cafe en el bar de la plaza. Algunos que hasta hace poco compartiamos juegos, risas y hasta confidencias. Pero ahora solo somos rojos de mierda, quema iglesias y perros a los que hay que humillar, denigrar e incluso matar.

Tocan muy fuerte en la puerta. Gritan palabras irracionales. Mi familia llora. Vienen a por mi. Lo se. Lo presiento. Pero no me voy a hundir. Voy a ser fuerte. Yo no he hecho nada. No he cometido ningún delito. No me harán nada. ¿Seguro? No se. Presiento que no volveré. Siguen tocando. Cada vez mas fuerte. Gritan sal rojo de mierda. Abro la puerta. Me golpean...”

¿Relato de ficción o realidad? Lo real fue que el pueblo voto democracia y libertad. Y que un golpe de estado convirtió esa ilusión de millones de personas en un guerra civil donde, por desgracia murieron muchas personas y donde algunas todavia no se les ha restituido su dignidad como personas y seres humanos. Y todo porque a algunos, nos les gustaba que el pueblo tuviera voz. Triste pero real. Por eso hoy con una Ley de Memoria histórica aprobada, con una democracia como gobierno. Es deber de todos y todas hacer y dignificar a aquellos que dieron su vida por la libertad y la democracia y por mantener el orden establecido.

Pués mientras eso no lo hagamos nuestra democracia estará coja y no será libre. ¡Dignidad YA!.


Ximo Estal Lizondo | Miembro de la Asociación Memoria Histórica el Molí de Quart de les Valls 

Las urnas de la libertad
Comentarios