martes 18.02.2020

Harenes masculinos y femeninos

¿Cuántos hombres a lo largo de la historia no han soñado con tener un harén a su disposición? Una pregunta difícil si se trata de mujeres porque nunca en la historia nos han hablado de los harenes masculinos.

¿Qué es un harén?

Si seguimos a la Real Academia de la Lengua nos define así la palabra harén:

Departamento de las casas de los musulmanes en que viven las mujeres. Entre los musulmanes, conjunto de todas las mujeres que viven bajo la dependencia de un jefe de familia”.

harenes1

La palabra harén proviene de las palabras árabes de raíz “h-r-m”, que significa términos como prohibido, sagrado o tabú y viene a decirnos que es un recinto sagrado. Su origen nos lo señala como un espacio diferenciado de la vivienda.

La idea que tenemos es la clásica imagen del harén musulmán. Pero como veremos posteriormente, hay otras concepciones de harenes que se distinguen según de la cultura que estemos hablando. No tienen nada que ver los harenes de culturas como la persa, egipcia, como la que se desarrolla en el mundo hindú con la zenana.

Las raíces del harén tienen su base en la práctica de la poligamia. Si seguimos la historia antigua, vemos como la poligamia era una práctica habitual. En el Antiguo Testamento vemos como Abraham tiene dos esposas y comprobamos como muchos reyes de Israel practicaban la poligamia.

En la religión musulmana en su libro sagrado el Corán permite claramente la poligamia y dice “Podéis desposar a dos, tres o cuatro mujeres que os gusten… pero si teméis no poder ser equitativos, entonces desposar solo a una”.

Las tres grandes religiones monoteístas permitieron la poligamia. En el mundo cristiano a raíz del Concilio de Trento en 1563, la poligamia es condenada y repudiada.

harenes2

¿Existen harenes masculinos?

Podemos afirmar claramente que sí, pero la historia de estos harenes ha sido continuamente ocultada, porque en una sociedad en que el patriarcado es el modelo social único, no puede entenderse que un hombre pueda servir a una mujer.

Hay dos tipos de harenes masculinos:

El primero, los harenes masculinos al servicio de la mujer. A lo largo de varios años he ido publicando una serie de artículos bajo el título de Mujeres en la Historia y actualmente llevo publicadas 72 mujeres. Entre ellas, hay tres historias de mujeres que poseen harenes masculinos. Veamos

La emperatriz china Wu Chao (625-702) que gobernó con mano de hierro un país tan inmenso como China y que consiguió su estabilidad política y social. Respecto a la emperatriz Wu Chao hay dos aspectos que llaman tremendamente la atención, el primero es que impuso la práctica del cunnilingus. Cuando recibía a embajadores extranjeros u otros personajes les hacia lavarse bien las manos y la boca y a continuación le tenían que practicar el cunnilinguis.

El segundo aspecto que es muy llamativo es, que teniendo ya sesenta años constituyó una especie de harén masculino que le llamó “el instituto de la grulla”, compuesto por unos cincuenta hombres jóvenes, para que la atendieran en todas sus necesidades sexuales.

La gran líder bereber Kahina de Mauritania (637-702) pertenecía a la tribu de los zenatas, era de religión judía y era sacerdotisa. Fue la encargada por su tribu para hacer frente a la expansión del mundo musulmán en el norte de África.

harenes3

Kahina de Mauritania disponía de un harén masculino de unos cuatrocientos hombres para que la atendieran en sus necesidades sexuales.

Otro caso es el de la reina Nzinga de Ndongo (Angola) nace en el año 1582 y muere en 1663. Fue una mujer que luchó por lograr la independencia de su pueblo ante el colonialismo portugués. Es conocido que tenía a su disposición un amplio harén de hombres para que la atendieran.

En segundo lugar, se sabe de la existencia de otro tipo de harenes que eran complementarios a los de las mujeres y que estaban compuestos por hombres homosexuales. El más conocido es el del emperador Jahangir de la India (1569-1627) que tenía un harén femenino y otro con unos mil hombres jóvenes.

De estos harenes masculinos se saben poco pues todo ha sido destruido, ya que la homosexualidad ha sido perseguida a partir del dominio del cristianismo y los documentos que los ilustraban han desaparecido. Este es uno de los aspectos más negativos de la labor cultural de la iglesia, que sólo nos permite conocer aquello que ellos desean.

El harén en China

El harén imperial está en una zona separada de los hombres y recibía el nombre de hou gong. Los harenes chinos significan riqueza y esto solo era posible en las clases adineradas, nunca en las clases pobre. El más famoso era el de la Ciudad prohibida de Pekín.

harenes4

Debemos saber que la prohibición de la tenencia de harenes tardó mucho en quitarse en China y así en Hong Kong estuvo vigente la posibilidad de tener harenes hasta el año 1971 en que se prohibió.

El harén del emperador chino estaba situado en la Ciudad Prohibida. Estaba totalmente amurallado y se combinaban patios junto a largos pasillos, todo ello lleno de una abundante y bella vegetación. El lujo estaba presente en todas las partes.

La principal figura del harén era la emperatriz, que disponía de su propio palacio y su función era conseguir una buena administración del harén, de la que era la máxima responsable. Después se encontraban las favoritas y el resto de concubinas que disponían de lujosas habitaciones, con muebles bien tallados y elegantes, telas de seda para su vestimenta. A todo ello hay que unir la existencia de abundantes joyas.

El harén se regía por un estricto y riguroso reglamento. Cada una de las mujeres que formaban parte del harén tenía un rango, y en él, podemos comprobar que había una jerarquía de hasta ocho niveles. En cada nivel estaba reglado que objetos podían disponer en sus habitaciones, la calidad de las telas de sus vestidos e incluso se incluía la dieta de cada una de las mujeres.

Podemos pensar que un harén era un lugar idílico de una paz continua, nada más alejado de la realidad, pues la vida en él era muy complicada, ya que había grandes rivalidades y competían entre ellas con la finalidad de ascender dentro de la escala jerárquica de las favoritas del emperador. Las intrigas, conspiraciones, asesinatos y muertes raras entre las mujeres del harén eran muy frecuentes, así como la de sus hijos.

harenes5

Había una tradición en el harén imperial chino, y era que cuando el emperador moría, todas las mujeres que formaban parte del mismo eran rapadas y se les conducía a un convento budista donde permanecerían de por vida hasta su muerte.

Anteriormente hemos hablado de la emperatriz Wu Chao y podemos ver como era su vida en el harén. Tenía catorce años y era una mujer muy bella. Su padre decidió venderla al emperador Tai Tsung (de la dinastía Tang), para que la convirtiera en concubina en su harén.

El heredero al trono Kao Tsung, conoció a Wu Chao siendo la concubina de su padre y se enamoró de ella. Era tradición china, que cuando muriera el emperador, todas sus concubinas fueran encerradas en un convento budista, se les rasurara el pelo y debían permanecer en él durante el resto de sus vidas, sin poder salir nunca de dicho convento.

Wu Chao permaneció encerrada en el convento siete años. En ese período conspiró con el fin de evadirse, para ello, consiguió contactar con la madre del emperador Kao Tsung y le pidió que la sacara del convento, para volver al lado del emperador, ya que ambos estaban enamorados. Consiguió escapar y el emperador la convirtió en concubina.

Cuando Kao Tsung llega a emperador ya tenía una esposa oficial y una concubina principal, así que lo máximo que consiguió fue convertirla en concubina de segundo grado.

harenes6

La emperatriz no tuvo un hijo con el emperador. Rápidamente Wu Chao le dio su primer hijo. Esto provocó fuertes intrigas y conspiraciones por parte de la emperatriz y de la primera concubina, que veían en peligro su posición en el harén. Wu Chao conspiró contra la emperatriz acusándola de asesinar a su hijo, cuando fue ella misma quien lo hizo asfixiándole.

Se distinguía por su dulzura y sensualidad, consiguió eliminar a sus adversarias provocando su destierro y posterior asesinato. Al emperador de dio cuatro hijos.

Wu Chao fue nombrada primera consorte y en consecuencia emperatriz. Lo primero que hizo fue deshacerse del primer hijo de la primera esposa, que era heredero al trono, mandándole como embajador a un país lejano.

La vida sexual del emperador era muy intensa y estaba muy controlada pues tras cada uno de sus actos sexuales se tomaba nota por parte del jefe de los eunucos. Además se dedicaba ya a preparar el siguiente encuentro sexual del emperador.

Dentro del mundo chino había la creencia de que la vida del emperador sería mucho más longeva en función de su actividad sexual, por lo que el acto sexual era práctica diaria en la vida del emperador.

harenes7Resulta sorprendente la historia del emperador Huan Di (146-168 d. C.), que obvió sus deberes políticos y se dedicó a tiempo completo a la práctica sexual. Disponía de un harén de seis mil mujeres y tuvo grandes problemas para tener hijos. Para conseguirlo, el jefe de los eunucos le preparaba cada noche nueve concubinas, ya que para los chinos el número nueve es mágico.

En los harenes sólo podían entrar el dueño del mismo. La única figura que podía permanecer dentro del mismo era los eunucos. Si seguimos la RAE dice que un eunuco es un “Hombre castrado que se destinaba en los serrallos a la custodia de las mujeres”.

La castración en China la hacía un knifers, que cobran por la realización de la castración. Si esta era voluntaria se realizaba un ritual. La operación se hacía en un edificio cerca del Palacio Imperial. El nivel de supervivencia de los que se castraban no era muy alta, debido sobre todo a las infecciones.

Debemos saber que la castración también era una práctica habitual cuando un ejército vencía a otro y los vencidos eran castrados para lograr su total humillación. El Knifer seccionaba los testículos y pene por la base. El hombre no podía orinar durante los tres días siguientes ni beber líquido alguno. El dolor era increíble.

harenes8

Pasados los tres primeros días si conseguía orinar, tenía muchas posibilidades de sobrevivir, y si no lo hacía tendría una muerte con grandes dolores. Para evitar que se cegara la uretra y así poder orinar, se introducía una pequeña sonda que tenía que retirarse en cada micción.

Tanto les testículos como el pene seccionados se guardaban durante toda la vida porque un hombre no puede entrar incompleto en el cielo, ya que así lo marca la religión taoísta.

Pasados los tres primero meses de la operación, el eunuco podía entrar al servicio del Palacio bajo la estricta dirección de un eunuco maestro, y aprendería distintos oficios.

Tras la operación, solía darse un periodo de incontinencia urinaria, que en algunos casos se hacía perpetua. Uno de los insultos más habituales que recibían los eunucos era su olor a orina, porque eran incapaces de controlar la micción y a veces lo hacían en los sitios más inoportunos. De ahí que en muchos casos fueran castigados recibiendo algunas veces hasta diez latigazos.

Muchos eunucos llegaron a controlar la micción, pero por si acaso llevaban vendados su bajo vientre haciendo el papel de pañal.

Los eunucos más apreciados por las mujeres del harén eran los eunucos de unos diez años, puesto que eran considerados casi niñas y se les permitía el acceso a la intimidad de las mujeres. Se les denominaba “eunucos puros”. Conforme crecían eran alejados de la intimidad femenina y sustituidos por otros más pequeños.

Cada año, los eunucos eran examinados por los médicos para certificar que seguían sin sexo, pues algunas veces el grosor de la cicatriz hacía pensar que se le estaba reproduciendo, cuestión esta que era imposible.

harenes9

Veamos cuales han sido los diez harenes más conocidos a lo largo de la Historia:

  • El Rey Tamba de Benarés del siglo VI que tenía dieciséis mil concubinas.
  •  
  • El sultán Ghijas-ud-Din Khiji del siglo XV que tuvo unas quince mil concubinas.

El rey Mongkut de Siam (1804-1868) que disponía de nueve mil mujeres y vivían en una ciudad amurallada, llamada Nang Harm (mujeres veladas).

Kublai Khan de los mongoles (1215-1294) con siete mil mujeres.

El emperador Jahangir de la India (1569-1627) que disponía de seis mil trescientas mujeres y un harén masculino de mil hombres. Aquí es donde aparecen los harenes masculinos al servicio del hombre.

  • El emperador Akhar el grande de la India (1542-1605) con trescientas esposas y cinco mil sirvientas dedicadas a darle placer sexual.

harenes10

  • El emperador Achyuta Deva del imperio de Vjayanager, reinando entre 1529-1542. Tuvo a su servicio a doce mil mujeres de las que cuatro mil de ellas vivían en el palacio y su finalidad era la reproductiva.

 

  • El emperador Mulai Ismail de Marruecos (1646-1727) que tenía cuatro mil concubinas y su deseo era hacer el amor cada noche con una mujer virgen.

 

  • El emperador Yan Ti, de la dinastía Sui (569-618), que tenía una emperatriz, dos reinas suplentes, seis consortes reales, setenta y dos damas reales, tres mil sirvientas de palacio y dos concubinas de su padre. Su harén estaba formado por tres mil ochenta y tres mujeres, la mayoría jóvenes, que satisfacción todos sus deseos carnales.

 

  • Firuz Shah (1315-1388) del sultanato de Tughluq, que poseía a más de tres mil mujeres bellísimas. Ordenó a muchos mercaderes que recorrieran el mundo para traerle las mujeres más exquisitas y sensuales del mundo.

Harenes masculinos y femeninos
Comentarios