A INICIATIVA DEL PSOE DE MADRID

El homenaje a las víctimas madrileñas del nazismo

Españoles del campo de exterminio nazi de Mauthausen.
Españoles del campo de exterminio nazi de Mauthausen.

Esos ciudadanos fueron abandonados en el extranjero por sus autoridades cuando el nazismo comenzó a perseguir a sus innumerables enemigos para reunirlos en aquellos campos donde muchos morirían por las terribles condiciones de vida que padecieron

La Asamblea de Madrid ha aprobado por unanimidad una PNL del Grupo Socialista, trabajada y presentada por la diputada Isabel Andaluz, y luego pactada con el resto de los grupos, para saldar una deuda histórica con los madrileños y madrileñas víctimas del nazismo

Mucho ha tardado este país en recordar y comenzar a honrar en distintos lugares de su geografía a aquellos que tuvieron que exiliarse después de la derrota de la República y que, combatiendo al lado de los aliados, o intentando sobrevivir en aquella Europa convulsa terminaron en los campos nazis. Hace unos años el último Gobierno socialista incorporó los nombres de aquellos españoles a la red en el portal PARES para que los investigadores, y el público en general conocieran de su existencia. Ahora comenzamos no a saber de ese horror, porque la historiografía seria nos lo ha contado ya en gran medida, sino a intentar concienciar a este país tan desmemoriado y con profundas lagunas en su cultura cívica, sobre el intenso sufrimiento de aquellos españoles y españolas que no cabían en la España de la victoria, a menos que quisieran terminar sus días ante un paredón o en una celda o, en el mejor de los casos, depurados, inhabilitados, multados y vigilados. Esos ciudadanos fueron abandonados en el extranjero por sus autoridades cuando el nazismo comenzó a perseguir a sus innumerables enemigos para reunirlos en aquellos campos donde muchos morirían por las terribles condiciones de vida que padecieron o en una cámara de gas. España, mejor dicho, sus imperiales autoridades, no quisieron saber nada, a menos que fueran personajes de importancia política. En ese caso, colaboraban con la Gestapo para que fueran buscados, detenidos y entregados para ser fusilados. Pasado el tiempo, la losa del olvido cayó sobre aquellos españoles exterminados o liberados por los aliados. 

En estos tiempos de encendidos patriotismos de opereta, de intensa frivolidad sobre lo que es y ha sido España, muchos ciudadanos tenemos presente el esfuerzo, el sacrificio y el horror que padecieron nuestros compatriotas en ese tiempo de espanto, con los que nos identificamos por lo que hicieron y representaron. Derrotados aquí, humillados y destrozados en distintos campos de exterminio allí.

Mientras escuchamos proclamas de arrobado amor a una patria supuestamente en peligro, de ruido mediático, al menos en estos días en la Cámara donde está representada la soberanía popular madrileña los grupos políticos han conseguido ponerse de acuerdo sobre algo que es de justicia. Desde aquí, es de agradecer la iniciativa y el acuerdo alcanzado.

La PNL consta de ocho puntos, que pasamos a resumir:

  1. Levantar un monolito o escultura, o colocar una placa en reconocimiento de los republicanos españoles, deportados en los campos nazis, con especial atención a los madrileños y madrileñas.
  2. Rendir un homenaje a estos madrileños y madrileñas con la lectura de sus nombres, que figuran en el Libro Memorial: Españoles deportados a los campos nazis (1940-1945), que fue editado por el Ministerio de Cultura en el año 2006, gracias al trabajo investigador de Benito Bermejo y Sandra Checa. 
  3. En el homenaje estarían presentes las familias de las víctimas y las organizaciones y asociaciones de grupos, y colectivos perseguidos por el nazismo, del movimiento memoralista, así como de aquellas dedicadas a la defensa de los derechos humanos.
  4. Desarrollar convenios con los consistorios madrileños que tuvieran entre sus vecinos y vecinas víctimas del nazismo para que sus nombres sean honrados.
  5. Incluir en el currículo educativo, dentro de las competencias de la Comunidad de Madrid en esta materia, el estudio de esta parte de la Historia de la Comunidad de Madrid, a través de la elaboración de unidades didácticas en Primaria y Secundaria.
  6. Llevar a cabo acciones conjuntas con otras Administraciones del Estado para retirar la condición de apátridas a todas las víctimas, y a su reconocimiento como españoles a todos los efectos de memoria, justicia y reparación.
  7. Instar y facilitar a los municipios de la Comunidad de Madrid la colocación de adoquines que recuerden a sus vecinos y vecinas deportados.
  8. Proponer a RTVM la creación y difusión de materiales audiovisuales que reconozcan a los madrileños y madrileñas que sufrieron la deportación a los campos de concentración nazis.