martes 20/10/20

El voto a la cerveza en Viena

cervez

El domingo 11 de octubre se celebraron elecciones municipales en la ciudad de Viena. Como no iba a ser de otra manera, el Partido Socialdemócrata austriaco (SPÖ) seguirá gobernando la ciudad por unos cuantos años más, que ya son muchos porque lleva ganando las elecciones municipales ininterrumpidamente… ¡desde 1945!

Pero esta no es la única noticia que nos dejan estos comicios; la cara más graciosa de estas elecciones ha sido la del Partido de la Cerveza (die Bier Partei) que, puede parecer una broma, pero se presentó, y obtuvo el 2.5% del voto en la ciudad con su eslogan “Make Wien Dicht Again” (Hagamos a Viena borracha otra vez).

Nuestra primera reacción es preguntarnos: ¿Qué es el Partido de la Cerveza? ¿Qué es esta idea y a quién se le ha ocurrido?

Nada queda claro en cuanto a las verdaderas intenciones de este partido, que bien parece salido de un episodio de Black Mirror, pero de lo que sí podemos estar seguros, es de que Homer Simpson votaría por este partido

Bien, pues el Partido de la Cerveza es un partido político creado en 2015 por un individuo llamado Marco Pogo, el guitarrista de un grupo de punkrock de la ciudad. Es un partido de ámbito municipal (aunque se presentó a las elecciones generales del 2019 obteniendo un 0,1% de los votos) y de estructura federal que defiende la Bierokratie o “cervezocracia” y la libre elección de la cerveza. Podemos imaginar que las reivindicaciones de este partido son puramente satíricas, por lo que procederemos a analizar las principales ideas de su programa político:

  1. La creación de una fuente de cerveza: esta es la propuesta estrella del partido, y pretende crear una fuente de cerveza en cada distrito de Viena y explica que su costo es relativamente bajo, ya que solamente es necesario sustituir el contenido que atraviesa las cañerías de la ciudad y pretende llevarlo a cabo mediante un proceso de licitación transparente. El objetivo es de crear un atractivo turístico más para la ciudad.
  2. La abolición del impuesto sobre las bebidas en el sector de la restauración: considera que, al igual que los médicos, los restauradores también desempeñan un papel fundamental en la salud de los vieneses. Porque una cerveza fría también puede salvar vidas.
  3. Cerveza como derecho fundamental: garantizar un suministro a todos los habitantes de Viena. La medida se llama “el barril básico incondicional” y pretende suministrar unos 50 litros mensuales para los adultos y 20 litros al mes para que puedan “estrenarse” los menores. Los más pequeños “seguirían brindando con soda”.
  4. La prohibición de la cerveza sin alcohol y la cerveza Radler.
  5. Fomentar la cultura de la ciudad, que ha quedado especialmente dañada por la crisis del coronavirus.
  6. Una prueba de aptitud obligatoria para políticos: seguramente el elemento más populista del BierPartei. Se considera que, si los profesionales en distintos sectores necesitan realizar un examen u oposición para acceder al cargo, los políticos deberían hacerlo igualmente. Creen que sería negligente dejar las riendas de gobierno a los políticos sin saber perfectamente si están capacitados para el puesto o no.

Nada queda claro en cuanto a las verdaderas intenciones de este partido, que bien parece salido de un episodio de Black Mirror, pero de lo que sí podemos estar seguros, es de que Homer Simpson votaría por este partido.

El voto a la cerveza en Viena
Comentarios