viernes 27/11/20
ELECCIONES BOLIVIA 2020

Volveremos y seremos millones

Hugo Cabieses Cubas
Luis Arce ejerciendo el voto
Luis Arce ejerciendo el voto

Sobre el contundente triunfo del MAS, Luis Arce y David Choquehuanca en Bolivia, habría que decir ... ¡El Pueblo no se rinde carajo! ¡Como el grito de Túpac Katari el pueblo volvió y …. son millones! 1 Con el 52.4% de los votos a favor del pueblo boliviano, se demuestra que el año pasado la OEA, la Unión Europea, el Grupo de Lima y sus impresentables aliados, fomentaron y apoyaron el sangriento golpe político militar-policial contra este heroico Pueblo Nuestramericano. El pueblo se impuso contra la ilegítima y golpista Janine Áñez y los representantes de una minoría pro-occidental, centralista, excluyente, neoliberal, clasista, racista, blanca, vendepatria y discriminadora, como Añez, Carlos Mesa y el paramilitar Luis Fernando Camacho.

Con Arce y Choquehuanca, vuelve la Bolivia multiétnica, multinacional, abigarrada, democrática y popular que tuvo un año atroz no sólo por la pandemia, sino por el virus del fascismo ramplón y el intervencionismo trumpista de la mano de la OEA. Con este triunfo, se continuará con las reformas revolucionarias que emprendieron en el 2006 los compañeros Evo Morales, Álvaro García Linera y el MAS. Luis Arce ha sido el ministro de economía más exitoso de Nuestra América2, reconocido por tirios y troyanos3, en tanto que David Choquehuanca acompañó las posiciones internacionales del gobierno del MAS desde el 2006 y es uno de los ideólogos del Buen Vivir4,

Este triunfo en Bolivia, el del referéndum en Chile el próximo domingo 25 de octubre, las elecciones municipales del 15 de noviembre en Brasil bajo la sombra de Lula libre, el PT y el PSB, las parlamentarias del domingo 6 de diciembre en Venezuela con el posible nuevo triunfo del chavismo bolivariano, el reciente triunfo de nuestra Cuba heroica en el Consejo de la ONU sobre DDHH y la segura derrota de Trump el 3 de noviembre, creo que otros vientos continuarán soplando en Nuestra América: el viento de los pueblos.

Sobre el golpe cívico-policial-militar del 2019

Sobre Bolivia, el Presidente Evo Morales, el proceso de revolución política y cultural 2006-2019 y el golpe cívico-militar del año pasado, NO fui neutral. En ese momento escribí para ALAI lo siguiente: “En los triunfos, los verdaderos amigos se alejan y en las derrotas se acercan, que fue lo que aprendí en Bolivia allá por el año 1993 cuando viví entre La Paz y Cochabamba con mi familia”5.

Lo que sucedió fue un Golpe de Estado cívico-policial-militar, promovido, financiado y alentado por el gobierno de los EEUU y sus aliados de la OEA, la Unión Europea y el Grupo de Lima, así como por personajes fascistas de la Media Luna Verde.

El golpe fue preparado y alentado desde años atrás, desde enero del 2006 cuando el Presidente Morales y el Movimiento al Socialismo MAS asumieron el Gobierno al ganar en diciembre del 2005 con el 53% de los sufragios, pero sobre todo luego de que se convocara en febrero del 2016 a un referéndum para la reelección permanente del Presidente Morales.

En lo personal, esto último me pareció un error y pronostiqué que perderían el referéndum, que convenía un retiro triunfal para retornar luego y que, en mi opinión, tenían reemplazante: David Choquehuanca con la joven Gabriela Montaño, entonces presidenta de la Cámara de Senadores.

El Banco Mundial, el BID, la ONU, la Unión Europea y los empresarios de la Media Luna Verde, reconocieron año a año los grandes logros económicos, sociales y culturales del proceso dirigido por Morales-García Linera, aunque nunca creyeron que “un indio” podía dirigir su país: durante 13 años este prejuicio paradigmático fue tirado por los suelos por los indicadores macro y micro que arrojaba el proceso.

Decir que Evo-Álvaro abandonaron el gobierno y a sus partidarios para asilarse en México y que no fue golpe sino “abandono de cargo”, que no había peligro de magnicidio, era un escenario que no fue real. Lo que sucedió en las tensas horas del domingo 10 y lunes 11 de noviembre del 2019, tenía todos los ingredientes para un magnicidio, que era lo que deseaban los complotados y sus medios de comunicación, como los periodistas de la CNN y la BBC-Mundo que entrevistaron a Evo.

El caos producido previo a las elecciones del 20 de octubre del 2019, inducido por los sectores mencionados con apoyo desde fuera y desde los medios de comunicación, así como por el empecinamiento de Evo o sus asesores de no ir a una segunda vuelta - que en mi concepto ganarían -, fue el caldo de cultivo para la violencia que se desató.

Lo que se tuvo en esos 10 y 11 de noviembre del año pasado, era un juego de fuerzas para instalar una Mesa de Negociación promovida por la ONU, sin la que ninguno de los dos sectores en pugna ganaría ya que este querido y abigarrado país estaba y está literalmente partido en dos, política y territorialmente. Luego vinieron los muertos, los asilados, los presos, el asilo de Evo y Álvaro, las luchas en las calles. Un año después, la división continúa, tal como han demostrado las últimas elecciones que ganó nuevamente el MAS y el pueblo boliviano. Pero la derecha fascista y el imperialismo no dejarán gobernar a Arce y Choquehuanca así nomás.

Los balances necesarios

Los próximos días, meses y años serán claves y, para ello, los bolivianos, los masistas y sus líderes y lideresas tendrán que mirar hacia atrás para avanzar y hacer un balance de los actuado en sus casi 14 años de gobierno. Ello en lo político-institucional, lo económico-productivo, lo socio-ambiental, la relación con las comunidades, con la Amazonía, con los bosques y con los pueblos indígenas. Este balance es indispensable y algunos dirigentes del MAS han adelantado opinión muy valiosa, como es el caso de Hugo Moldiz, el ex ministro de Gobierno de Evo y alto dirigente del MAS en “Golpe de estado en Bolivia: La soledad de Evo Morales”6 También del ex vicepresidente Álvaro García Linera en una entrevista para El País de España7.

Un balance independiente sobre lo que ha sucedido en Bolivia viene de un intelectual de nacionalidad argentina, Pablo Stefanoni, que acompañó el proceso Boliviano hasta el 2017, quien señala que “el triunfo del MAS muestra que sí era posible ganar con un candidato que no fuera Evo Morales, y que sus esfuerzos reeleccionistas terminaron llevando a su gobierno a un callejón sin salida, que habilitó una suerte de “contrarrevolución” que terminó echándolo del poder. Su incapacidad de deshacerse del MAS no quita que el rechazo a la reelección indefinida no fuera amplio y que el gobierno masista haya visto implosionar su forma de ejercicio del poder en noviembre pasado. La asonada terminó en un golpe, lo que no excluye que hubiera masivas movilizaciones (por abajo) y una fuerte crisis (por arriba) que explican la salida tumultuosa del MAS del poder.

Mirando al futuro, el mismo analista concluye que: “El nuevo desafío del MAS será gobernar sin el poder que tuvo entre 2006 y 2019. Ese periodo “épico” de la revolución ya no podrá repetirse. Su gestión operará en un escenario posprogresista en la región, y posiblemente deberá transformarse en un partido más abierto a compartir el poder y aceptar en mayor medida la alternancia, sin pensar la salida del gobierno como pura catástrofe. El escenario es más favorable de lo que cualquiera hubiera imaginado en los días previos: por un lado, la amplia ventaja en las urnas constituye un capital electoral fundamental, en un contexto de polarización; por otro, varios actores políticos, económicos y sociales ya habían descontado la posibilidad de que el MAS regresara al Palacio de gobierno … queda como un recuerdo de que las insurrecciones urbanas son una constante en la historia nacional boliviana –tanto las progresistas como las reaccionarias– y que el nuevo gobierno deberá reconciliar pedazos de la sociedad atravesados por clivajes étnicos, sociales y regionales. Que en estos tiempos convulsionados la salida haya sido electoral no es poca cosa, ni para Bolivia ni para el continente”

No debemos ponernos de espaldas

He señalado y expuesto en foros nacionales e internacionales desde el 2014, algunas ideas críticas que considero podrían ser tomadas en cuenta en el Perú y quizá en otros países Nuestroamericanos, para debatirlas desde nuestras propuestas programáticas eco-socialistas, de decrecimiento sostenible asimétrico8, de no volver a la “normalidad” de las pandemias, virus y cementerios9, de democracia participativa radical, que es lo que planteamos. Para comenzar, creo que hemos luchado y luchamos contra cuatro olvidos: 1) nuestra cultura propia; 2) nuestros mercados locales por soberanía alimentaria; 3) nuestras relaciones solidarias y de reciprocidad, que subsisten pese al neoliberalismo individualista-consumista; y 4) que nuestras sociedades son 70% informales e ilegales, aunque legítimas. En realidad, luchamos por al menos cinco respetos: 1) a ser diferentes, 2) a nuestro territorio individual y colectivo, 3) a ser consultados, 4) a no ser insultados y 5) a nuestro propio modelo de vida.

Considero que, en los debates sobre el balance de los progresismos en Nuestra América, debates que se dan tanto en el Foro de Sao Paulo FSP10, como en la Coordinación Socialista Latinoamericana CSL11, el Grupo de Puebla GP12 y la Internacional Progresista IP13, respetando las realidades de cada país, señalo aquí siete ideas que considero que podrían ser una base para corregir errores en la nueva etapa que iniciamos con el triunfo boliviano, la de péndulo hacia la izquierda y el neo progresismo, acosado “sin medida ni clemencia”, por las fuerzas del imperialismo y el fascismo populista neoliberal:

No ponerse de espaldas a la democracia radical y participativa en la que no debería haber candidatos naturales sino electos, no a la reelección de caudillos sino alternancia, sin nepotismo o dinastías, no a una “democracia” en la que el fin del gobierno y el poder justifica los medios y no hacer nada sin consulta informada a los ciudadanos, en la que debe haber revocatoria de cargos, respeto al equilibrio de poderes, respeto a los Derechos Humanos (DDHH) y las Derechos Económicos, Sociales Culturales y Ambientales (DESCA).

No ponerse de espaldas en ninguna circunstancia, a los derechos de los pueblos indígenas, de los trabajadores, de los hombres, mujeres y jóvenes que luchan por sus derechos territoriales y en defensa de nuestros recursos naturales, ni criminalizar las protestas sociales y menos las ambientales.

No ponerse de espaldas a la corrupción pública y privada, que corrompe países, gobiernos, personas, familias, partidos políticos e instituciones sociales, especialmente el crimen organizado de narcotráfico, trata de personas, tala ilegal, minería ilegal, contrabando y otros, sobre todo con nuestros dirigentes y fuerzas sociales. Debemos afirmamos como una fuerza ética y moral.

No ponerse de espaldas al hecho que, el neoliberalismo extractivista salvaje no es solo económico-productivo.financiero sino principalmente ideológico y cultural, sostenido hasta ahora en el "Consenso de los Commodities", luego del fracaso del "Consenso de Washington", que destruye nuestros recursos naturales, principalmente el agua, los mares y los bosques, personas, comunidades y pueblos indígenas.

No ponerse de espaldas a que, si bien los gobiernos progresistas han obtenido y muchos tienen mayoría electoral, aunque precaria e inestable, no han tenido ni tienen hegemonía político-ideológica y continúan con el modelo anterior, pero con mejor reparto de la renta extractivista y, lamentablemente en muchos casos, para la reelección permanente de sus líderes.

No ponerse de espaldas a que las propuestas de los "progresismos" les sobra 1) una visión urbana estratégica en países con 75% urbana vs 25% rural; 2) una visión economicista excesiva, 3) que el neoliberalismo es más una propuesta ideológica que se impone como "sentido común", no sólo económico-financiera; y 4) una visión del gobierno y el poder como copamiento de instituciones y no como construcción social desde abajo y adentro.

No ponerse de espaldas a que debería incluirse como principio constitucional de gobierno y Estado el concepto de las seis bondades en sentido amplio, es decir: 1) el Buen Vivir, 2) el Buen Beber, 3) el Buen Comer, 4) el Buen Saber, 5) el Buen Dormir para 6) un Buen Gobierno, como propuestas de los pueblos originarios principalmente andino-amazónicos, así como los derechos a la salud y educación de calidad, trabajo y vivienda digna, descanso, transporte y servicios públicos eficientes.

En esto estamos …. El 25 de noviembre del 2012, en una de sus últimas intervenciones antes de partir hacia otras tareas, Javier Diez Canseco dijo lo siguiente: “las fuerzas que están en el Foro de Sao Paulo tienen que tener también, la necesidad de mantener una batalla firme contra la corrupción y contra la impunidad”.

LIma, 22 de octubre 2020

Hugo Cabieses Cubas | Economista licenciado en la Universidad del Pacífico. Ex Viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del MINAM, ex asesor parlamentario, actual investigador del Instituto para el Desarrollo y la Paz Amazónica IDPA y activista del Foro Social Pan Amazónico FOSPA. Eco-Socialista convicto y confeso.

1 Amenaza del boliviano Túpac Katari. Ver: https://www.alainet.org/es/active/69265.

2 Arce, junto con Álvaro García Linera, fueron los principales impulsores, desde el Ministerio de Economía, del “Modelo Económico Social Comunitario Productivo”: https://medios.economiayfinanzas.gob.bo/MH/documentos/2017/Revista_ECOPLURAL_MEFP.pdf. Asimismo, ver su exposición en la CEPAL del 2017 en: http://conferencias.cepal.org/politica_fiscal/Jueves%2023/Pdf/Luis%20Arce.pdf,

3 Ver: https://www.dw.com/es/cu%C3%A1les-son-las-claves-del-%C3%A9xito-econ%C3%B3mico-boliviano/a-49541834.

4 Ver: http://www.plataformabuenvivir.com/wp-content/uploads/2012/07/Vivir-Bien-Bolivia-Choquehuanca.pdf. Ver también: file:///C:/Users/USUARIO/Downloads/Dialnet-DeclaracionAmericanaSobreLosDerechosDeLosPueblosIn-7043659.pdf.

5 Ver: https://www.alainet.org/es/articulo/203434.

6 Ver: https://oceansur.com/uploads/libro/2020/04/01/golpe-de-estado-en-bolivia-os.pdf.

7 Ver: https://elpais.com/internacional/2020-10-12/no-vamos-a-anular-los-juicios-nos-vamos-a-defender.html.

8 Ver las propuestas de Desarrollo a Escala Humana DEH (Max-Neef, 1986), Decrecimiento Sostenible Asimétrico DSA (Schuldt, 2012) y Agenda Marco Contra el Poder Corporativo AMCPC (Fernández, 2016), por mencionar algunas. También mi artículo en Alai “Perú: Alternativas al modelo y las plagas que lo acosan” en: https://www.alainet.org/es/articulo/205317.

9 Ver mi artículo “Cuando la plaga pase … ¡no volver a la normalidad!” en: https://www.alainet.org/es/articulo/205908. Asimismo, ver mi artículo “Perú: la Pandemia, la dicotomía Economía-Vida y el no retorno a la normalidad” en la revista Ecuador Debate: https://drive.google.com/file/d/1XrHfn_h2DthcIcIGT87oYFHPUCEoCxu6/view.

10 Ver: https://forodesaopaulo.org/.

11 Ver: http://cslatinoamericana.org/quem-somos/,

12 Ver: https://www.grupodepuebla.org/.

13 Ver: https://progressive.international/about/es.

Fuente: Agencia Alainet

Volveremos y seremos millones