jueves 21/1/21

Todo apunta que los 2 senadores de Georgia serán para los demócratas

El reverendo Raphael Warnock ha ganado su desafío a la senadora Kelly Loeffler en Georgia y Jon Ossof asegura haber vencido por 15.000 votos

El reverendo Raphael Warnock ha ganado su desafío a la senadora Kelly Loeffler en Georgia, convirtiéndose en el primer senador negro electo en la historia del estado, y posiblemente ayudando a los demócratas a tomar el control del Senado cuando Joe Biden asuma la presidencia.

El destino de la cámara alta sigue indefinido, ya que aún no se ha anunciado un ganador oficial en la otra segunda vuelta de las elecciones al Senado por Georgia, entre David Perdue y su contrincante demócrata, Jon Ossoff.

Es habitual que los votantes lo hagan de forma coherente y voten a los dos candidatos del mismo partido, máximo en situaciones de polarización extrema como se ha dado en este caso. 

Ossoff parece tener buenas posibilidades de unirse a Warnock en el podio de ganadores una vez que se cuenten todos los votos. Los últimos datos oficiales le dan el 50,20% y por tanto se proclamaría vencedor.

Incluso una vez que se declare un ganador en la disputa entre Perdue y Ossoff, la historia puede no estar completamente terminada. Si la elección se decide al fin por menos de medio punto porcentual, la ley de Georgia dicta que el candidato que quede en segundo lugar podrá solicitar un recuento.

Sin embargo, los funcionarios dijeron ayer que estarían listos para realizar un recuento rápidamente, en particular después de pasar por tres recuentos distintos después de las elecciones generales, ya que el presidente Donald Trump y sus aliados impugnaron repetidamente los resultados.

La historia de las elecciones de Georgia giró en gran medida en torno a la participación de los votantes negros, que constituyeron un porcentaje más alto del electorado que en las elecciones generales de noviembre. Y deja abierta la cuestión de hasta qué punto los esfuerzos de Trump por desacreditar los sistemas de votación en Georgia perjudicaron a su propio partido.

Más de 1,2 millones de votos fueron emitidos en persona el día de las elecciones, lo que superó las expectativas de los funcionarios. Se esperaba que el día de las elecciones la alta concurrencia a las urnas jugase a favor de los republicanos, pero suficientes demócratas votaron ayer para evitar que Perdue y Loeffler sacaran ventaja. Como en las elecciones generales, quienes votaron anticipadamente se inclinaron más hacia los demócratas.

Perdue superó a Loeffler por decenas de miles de votos, lo que refleja su índice de favorabilidad ligeramente más alto, pero al final ambos candidatos parecían estar en camino de terminar muy por detrás de la única otra republicana en la boleta para un cargo estatal, la comisionada de servicios públicos de Georgia, Lauren McDonald Jr., conocida como Bubba, quien fue reelegida ayer.

Loeffler había atacado agresivamente a Warnock, especialmente en los últimos días de la campaña, pero Perdue los pasó en cuarentena después de haber estado expuesto al coronavirus la semana pasada.

Ninguno de los dos titulares parecía capaz de escapar a las preguntas que se avecinaban sobre su actividad bursátil, un tema en el que ambos demócratas habían insistido a cada paso de la campaña. Tanto Perdue como Loeffler se deshicieron de grandes cantidades de acciones en la fase inicial de la pandemia del coronavirus, antes de que el público se diera cuenta de lo mucho que dañaría a la economía. Ambos senadores fueron investigados por el Departamento de Justicia, aunque finalmente no se presentaron cargos contra ninguno de ellos.

De confirmarse la victoria de los dos senadores en liza en el estado de Georgia los demócratas podrían controlar el senado con el voto de su presidenta Kamaka Harris, lo que facilitaría enormemente el proceso de aprobación legislativo y de gestión del gobierno de Joe Biden.

Mientras tanto Trump sigue sin reconocer su derrota y seguidores suyos se manifiestan contra el nombramiento de Joe Biden. Según las últimas noticias han entrado al Capitolio.

El vicepresidente Mike Pence le dio la noticia a Trump anoche de que no podría entregarle un segundo mandato presidencial cuando el Congreso se reúna hoy, dijeron fuentes bien informadas.

Todo apunta que los 2 senadores de Georgia serán para los demócratas