<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 06.10.2022
TRABAJO FORZOSO Y MATRIMONIO FORZADO

Las terribles cifras de la esclavitud moderna que asola el mundo

“El flagelo de la esclavitud moderna no está en absoluto relegado a la historia”.

En pleno siglo XXI millones de personas se ven forzadas a trabajar bajo amenaza o a contraer matrimonio contra su voluntad. De ellas, un importante porcentaje son mujeres y niños, principales víctimas de la esclavitud moderna de la que ninguna región del mundo está libre.

  1. El flagelo de la esclavitud moderna
  2. Trabajo forzoso en cifras
  3. Matrimonio forzado

Las últimas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Walk Free y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reflejan en un informe dado a conocer este lunes que el trabajo forzoso y el matrimonio forzado han aumentado significativamente en los últimos cinco años.

Trabajo forzoso y matrimonio forzado, las dos caras más visibles de la esclavitud moderna

El flagelo de la esclavitud moderna

50 millones de personas vivían en situación de esclavitud moderna en 2021, 10 millones más que en 2016. Esto hace, que en la actualidad una de cada 150 personas en el mundo se encuentra en esa terrible situación.

De ellas, 28 millones realizaban trabajos forzados y 22 millones estaban atrapadas en matrimonios forzados.

La esclavitud moderna atraviesa líneas étnicas, culturales y religiosas y en la mayoría de los casos puede durar años. Más de la mitad (52%) de todos los trabajos forzados y una cuarta parte de todos los matrimonios forzados se encuentran en países de renta media-alta o alta.

El informe destaca que la pandemia de la covid, las guerras y el cambio climático han sido y siguen siendo caldo de cultivo para la vulneración de derechos humanos en muchos países del mundo. “El flagelo de la esclavitud moderna no está en absoluto relegado a la historia”, se afirma.

Trabajo forzoso en cifras

Alrededor de 3,5 personas por cada mil se encontraba en situación de trabajo forzoso en el mundo en 2021, un total de 27,6 millones.

Las mujeres y las niñas representan 11,8 millones del total y más de 3,3 millones de los niños en situación de trabajo forzoso no están escolarizados.

El trabajo forzoso ha aumentado desde 2016 en 2,7 millones principalmente en el ámbito de la economía privada y un buen número está sometido a explotación sexual comercial.  

El riesgo aumentó con la pandemia -refleja este informe-, al incrementarse la pobreza extrema y estancarse la recuperación del empleo.

Por regiones, Asía y el Pacífico encabezan el ranking de trabajo forzoso con 15,1 millones. Les sigue Europa y Asia Central (4,1 millones), África (3,8 millones), las Américas (3,6 millones) y los Estados Árabes (0,9 millones). Pero esta clasificación cambia se expresa como proporción de la población, siendo así más elevado en los Estados Árabes (5,3 por mil personas), seguido de Europa y Asia Central (4,4 por mil), las Américas y Asia y el Pacífico (ambos con 3,5 por mil), y África (2,9 por mil).

Esclavitud en la economía privada

Un 86% de los casos de trabajo forzoso son impuestos por agentes privados y un 23% está referido a la explotación sexual.

Las estimaciones revelan que, en el periodo analizado, 6,3 millones de personas se encontraban en situación de explotación sexual comercial forzosa, de las que cuatro de cada cinco son niñas o mujeres, lo que muestra que el trabajo forzoso en la economía privada tiene una importante dimensión de género.

Las formas de coacción a las que son sometidas estas personas van desde retenciones de salarios y amenazas de despido hasta confinamiento forzoso, violencia física y sexual y la privación de lo necesario para satisfacer las necesidades básicas.

La prevalencia del trabajo forzoso entre los trabajadores migrantes adultos es más de tres veces superior a la de los trabajadores adultos no migrantes.

Los niños víctimas de trabajo forzoso representan 3,31 millones, y más de la mitad de ellos están involucrados en la explotación sexual.

Matrimonio forzado

Esta práctica afecta predominantemente a las mujeres y niñas y está estrechamente relacionada con actitudes patriarcales.

Más de dos tercios de las personas obligadas a casarse son mujeres. Esto equivale a unos 14,9 millones de mujeres y niñas.

En 2021, 22 millones de personas vivían en condiciones de matrimonio forzoso, 6,6 millones más que en el periodo anterior de referencia (2017-2021)

El matrimonio forzoso ocurre en todas las regiones del mundo. Casi dos tercios de todos los matrimonios forzosos, unos 14,2 millones de personas, se registran en Asia y el Pacífico. A esta región, le sigue África con el 14,5 por ciento (3,2 millones) y Europa y Asia Central con el 10,4 por ciento (2,3 millones). Si se tiene en cuenta la población de cada región, la prevalencia del matrimonio forzoso es mayor en la región de los Estados Árabes (4,8 por cada mil personas), seguida de Asia y el Pacífico (3,3 por cada mil personas).

Aunque tres de cada cinco personas que viven en condiciones de matrimonio forzoso lo hacen en países de ingresos medianos bajos, hasta un 26% se encuentran en las naciones más ricas.

Los miembros de la familia son los principales responsables de la gran mayoría de matrimonios forzosos (73%).

La mitad de las personas que viven en condiciones de matrimonio forzoso fueron coaccionadas mediante amenazas emocionales o abuso verbal, señala el informe, que también pone de manifiesto que Las personas obligadas a casarse por la fuerza están expuestas a un mayor riesgo de explotación sexual, violencia y servidumbre doméstica y otras formas de trabajo forzoso, tanto dentro como fuera del hogar.

Las terribles cifras de la esclavitud moderna que asola el mundo