sábado. 02.03.2024
alaqsabbb
Noticias ONU/Maher Nasser Casi 600.000 personas han visitado los Santos Lugares de Jerusalén desde el comienzo del Ramadán.

La especialista de la ONU en derechos humanos lamenta la actuación "temeraria e ilegal" de las fuerzas israelíes, que al parecer permitieron la entrada en el recinto a unos 165 israelíes judíos, en violación del Acuerdo sobre el statu quo, que Israel está obligado a respetar.

La relatora especial de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados desde 1967 condenó este jueves las violentas incursiones que condujeron ayer las fuerzas israelíes en el complejo Haram Al-Sharif (o Explanada de las Mezquitas) y los ataques contra fieles palestinos en la mezquita de Al-Aqsa.

"Mientras los palestinos musulmanes se reunían para las oraciones del Ramadán ejerciendo su derecho al culto en la mezquita de Al-Aqsa, las autoridades israelíes hicieron un uso descaradamente excesivo e injustificado de la fuerza contra ellos", dijo Francesca Albanese.

La experta cifró en al menos 31 el número de palestinos heridos en el interior y fuera del recinto, donde supuestamente se habría impedido la entrada de los paramédicos para tratar y asistir medicamente a los heridos.

Según las primeras versiones de los sucesos, las fuerzas israelíes entraron violentamente en la mezquita de Al Aqsa, utilizaron granadas aturdidoras y gases lacrimógenos, dispararon balas no letales y golpearon indiscriminadamente a fieles musulmanes, entre ellos ancianos y mujeres, con sus porras y las culatas de sus fusiles.

Profunda ansiedad entre los palestinos

La incursión terminó con al menos 450 hombres detenidos, algunos de ellos pateados y abofeteados por los soldados que los escoltaban mientras salían esposados del complejo Haram Al-Sharif.

La relatora deploró la actuación "temeraria e ilegal" de las fuerzas israelíes, que al parecer permitieron la entrada en el recinto a unos 165 israelíes judíos, en violación del Acuerdo sobre el statu quo, que Israel está obligado a respetar.

"El conocido deseo de los colonos israelíes de destruir la mezquita o transformar total o parcialmente el recinto en una sinagoga, como ocurrió con la mezquita de Ibrahimi en Hebrón, causa profunda ansiedad entre los palestinos", afirmó.

Unos actos de violencia que Albanese calificó de “similares” a los producidos durante el mes sagrado del Ramadán en 2021 y 2022.

Violación del derechos internacional

"Estas acciones nos condujeron a una espiral de disparos de cohetes contra Israel y misiles lanzados contra Gaza, poniendo en peligro a los civiles a ambos lados de la Línea Verde. Estoy alarmada por la escalada de violencia, sobre todo por la mayor devastación que supondrá para los palestinos de Gaza, atrapados por un asedio insalvable desde 2007", declaró.

Albanese afirmó "durante años, Israel no ha cesado en sus violentos ataques contra los fieles palestinos de la mezquita de Al Aqsa, violando el derecho internacional", y pidió a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos para que la potencia ocupante rinda cuentas por su inaceptable comportamiento en los territorios ocupados antes de que la situación se descontrolara aún más.

"Es imprescindible que todas las partes sin excepción cumplan con el derecho internacional", afirmó. "Su incumplimiento fomenta y perpetúa la cultura de la injusticia y la impunidad".

Los lugares de culto solo deben usarse para prácticas religiosas

Unas horas antes, el coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Tor Wennesland, expresó su indignación por las imágenes de violencia en el interior de la mezquita de Al-Qibli, que forma parte del recinto general de Al-Aqsa.

“Me preocupan las aparentes palizas propinada a palestinos por las fuerzas de seguridad israelíes y el gran número de detenciones. También rechazo enérgicamente el almacenamiento y uso de fuegos artificiales y piedras por parte de palestinos en el interior de la mezquita”, señaló.

Wennesland recordó que los lugares de culto deben usarse para una práctica religiosa “segura y pacífica”, especialmente cuando cerca de 600.000 personas han visitado los Santos Lugares de Jerusalén desde el comienzo del Ramadán.

El coordinador llamó a todos los líderes políticos, religiosos y comunitarios a rechazar las provocaciones, la retórica incendiaria, las acciones provocadoras y, al igual que Albanese, a mantener la situación actual en la Explanada de las Mezquitas

Los relatores especiales forman parte de lo que se conoce como Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo que se ocupan de situaciones específicas de países o de cuestiones temáticas en todas las partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan sus servicios a título individual.

Fuente | Noticias ONU

Relatora de la ONU condena los ataques contra palestinos en la mezquita de Al-Aqsa