viernes. 23.02.2024

En el continente europeo hemos visto gobiernos buenos, regulares, malos y si miramos muy al fondo tenemos el gobierno actual en Reino Unido.

Entiendo que si queremos bajar el listón y nos vamos a otros continentes podamos encontrar gobiernos que rivalicen e incluso saquen los colores al gobierno de Rishi Sunak en niveles de ineptitud, corrupción, falta de ideas e incluso laxitud a la hora de intentar encontrar alguna solución a la multitud de problemas que experimenta un país que no levanta cabeza.

Cuando ya nos vamos aburriendo de Rishi Sunak, Boris Johnson, Priti Patel y su sucesora Suella Braverman, y el nombre de Dominic Cummings, Liz Truss o Theresa May nos suenan a un pasado lejano, en Reino Unido siguen saliendo a la palestra otros políticos que rellenan estos huecos con nuevas historias de corrupción, fraudes fiscales, y un nivel moral y ético que deja mucho que desear.

Nadhim Zahawi que llegó a ser Canciller en el gobierno de los conservadores, el segundo puesto con más poder tras el Primero Ministro, y mientras sigue en su puesto como Chairman del mismo partido, es el nuevo protagonista en la prensa y tabloides en Reino Unido.

Hay que recordar que se presentó para liderar el partido tras la salida de Boris Johnson del gobierno, pero se fue eliminado en la primera ronda de votaciones.

En el continente europeo hemos visto gobiernos buenos, regulares, malos y si miramos muy al fondo tenemos el gobierno actual en Reino Unido

Nadhim como muchos de sus compañeros de bancada vienen de familias adineradas y en su caso en su familia cuenta con un abuelo que llegó a ser gobernador del Banco de Iraq y podemos adivinar que quizás su padre cuando huyó del país con la familia lo hizo con unos “ahorrillos”, que justificarían la posibilidad de poder emigrar y permitirse que sus hijos pudieran atender a varios colegios elitistas de Londres.

En 2017 se le consideraba el miembro del parlamento con mayores retribuciones gracias a sus múltiples inversiones y a la falta de principios a la hora de declarar beneficios o usar paraísos fiscales para incrementar sus activos.

Algunos lo llaman meritocracia.

Tras todo el ruido mediático y semanas con muchas preguntas finalmente Rishi Sunak ha solicitado esta semana que se investigue a Nadhin Zahawi, mientras sigue en su rol de Chairman del Partido Conservador.

Nos siguen mostrando su doble moral y todo aquello que sigue siendo santo y seña del partido que aboco al país al Brexit bajo promesas falsas y que nos lleva dando muchos momentos en el último lustro que parecen sacados de la serie Black Mirror.

Tras todo el ruido mediático y semanas con muchas preguntas finalmente Rishi Sunak ha solicitado esta semana que se investigue a Nadhin Zahawi

Cuando parece que es imposible que sigan ofreciendo historias de corrupción, multas, fraudes y demás, siguen superándose y nos sorprenden con historias más enrevesadas.

Nadhim no dimite mientras se da a conocer que pactó con el HRMC (la Hacienda britanica) un pago de una cantidad que debía como contribuyente y una multa que ascendió a 4.8 millones de libras esterlinas y cuyo pago realizó a la vez que era el Canciller del país… y lo hacen así, sin despeinarse. 

Aceptó el cargo más alto en el ministerio de Hacienda británico, y durante los breves meses en el cargo, regularizó un fraude que había cometido sin preguntarse sobre lo irregular de sus acciones y el intento de cubrirlo y solventarlo mientras estaba en el máximo puesto de poder dentro del ministerio de Hacienda. 

Esta semana se ha multado al Primer Ministro por grabar un video en el interior de un coche en marcha sin cinturón de seguridad. Ya fue multado por atender durante el encierro de la COVID19 a una de las infames fiestas de Boris. 

Aceptó el cargo más alto en el ministerio de Hacienda británico, y durante los breves meses en el cargo, regularizó un fraude que había cometido

Todas estas multas y estas sanciones no les preocupan en lo más mínimo y siguen de hecho ocupando los cargos de más poder en las islas ante la falta de interés de la ciudadanía.

Se les sigue recibiendo con honores y es noticia el que alguien levante la voz en un acto público o alguien tenga el valor de Elisa María Lozano, quien en la recogida de su titulo como la mejor de su promoción ha hecho uso de la palabra para levantar la voz contra el nombramiento como alumna ilustre de la Universidad Complutense de cierta dirigente de la Comunidad de Madrid.

En Reino Unido deberíamos importar a unas cuantas Elisas para empezar a ser más vocales ante el gobierno que nos dirige.

Escuchaba un clip de hace años de un “artista” español en el que se vanagloriaba de poder decidir quién le robaba y curiosamente no le parecía mal que le robaran según que partidos políticos… y parece que este sentimiento lo comparte gran parte de la sociedad que a pesar de tener pruebas de irregularidades por parte de los políticos, miran hacia otro lado y no se plantean el valor real que tiene los votos y lo que significan esos trozos de papel.

El voto es un cheque en blanco y sus consecuencias van más allá de los 4 años otorgados a uno u otro gobierno y a veces, como es el caso de Reino Unido donde lograron mayoría absoluta holgada, la legislatura se puede hacer demasiado larga. Las próximas elecciones generales serán en diciembre de 2024.

Dan igual las encuestas. Es grave que no haya herramientas en manos de la ciudadanía para poder corregir la situación y tengamos que aguantar y esperar a que llegue el fin de la legislatura y dar por perdidos varios años de gobierno.

Ya quisieran en Reino Unido tener toda la discusión política, leyes, y cambios que afectan a la ciudadanía que sucede en nuestro país. Es preferible sufrir la crispación actual en España a la falta de dialogo político y estado de coma de Reino Unido.

El país esta noqueado y la población sigue viendo pasar los meses mientras sus hipotecas suben, los costes de gas y electricidad siguen subiendo y Reino Unido sigue siendo el país del G7 con más inflación.

Que robe Nadhim Zahawi o se ría a la cara de la población Boris Johnson parece que no preocupa ni lo más mínimo…esperando al siguiente capítulo de Black Mirror o quizás sea mejor compararlo con Little Britain. 

Reino Unido en estado de coma y el derecho a elegir quien les “roba”