jueves. 29.02.2024
Agrupación de Lengua y Cultura Españolas en el Reino Unido y la República de Irlanda (Aula Dublin)
Agrupación de Lengua y Cultura Españolas en el Reino Unido y la República de Irlanda (Aula Dublin)

Esta semana la ciudadanía española en Reino Unido hemos recibido buenas nuevas por parte de nuestras instituciones. No es normal que los emigrantes recibamos buenas noticias, de esas noticias que nos hacen pensar que a veces desde Madrid se acuerdan de que existimos.

A principios de semana la Consejería de Educación adscrita a la Embajada de España en Londres, a través del Consejero recién incorporado, D. Fernando Bartolomé Usieto, convocó a una reunión a los tres Consejos de Residentes existentes en Reino Unido para informar de la intención de analizar una posible reestructuración de aulas ALCE (aulas de lengua y cultura española gratuitas) en este país.

Los Consejos de Residentes son órganos electos y compuestos por listas de voluntariado que trabaja por la comunidad española en las demarcaciones consulares y que en el caso de Reino Unido y desde 2017 han ayudado a crear 14 escuelas suplementarias en diferentes ciudades de la geografía británica bajo el nombre “Nuestra Escuela Reino Unido”.

Los Consejos de Residentes son órganos electos y compuestos por listas de voluntariado que trabaja por la comunidad española en las demarcaciones consulares

Estas escuelas son organizaciones sin ánimo de lucro, creadas y dirigidas por las familias hispanohablantes y que tratan de cubrir unas necesidades educativas que, hasta ahora, nunca se habían planteado solucionar fuera de Londres.

Dublín fue la última ciudad que consiguió que se abrieran las aulas gratuitas del programa ALCE adscritas a la agrupación de Londres, que aparte de cubrir diferentes zonas de la capital también ofrece este servicio a varias ciudades alrededor de la misma.

Manchester, Birmingham, Bristol, Cardiff, Edimburgo, Leeds, Glasgow o Liverpool son varias de las ciudades que cuentan con miles de ciudadanos y ciudadanas españolas que podrían verse beneficiados por unos recursos educativos que son un derecho que todos los niños y niñas de entre 7 y 17 años en el exteriortiene a disfrutar de una educación en su idioma de origen.

Por fin llega un nuevo encargado en el área de educación con la intención de acabar con una discriminación evidente y una falta de miras que se lleva sufriendo lustros por parte una emigración que sigue creciendo en Reino Unido.

En muchos de mis artículos he criticado la existencia de virreyes y virreinas a cargo de instituciones españolas en el exterior que en vez de preocuparse por mejorar nuestra existencia y los servicios que se nos ofrecen vienen a plazas en capitales que les rellenan cinco años de sus vidas y en muchos casos poco hacen por una población que necesita de servicios de nuestras instituciones que faciliten nuestra vida como emigrantes y nos ofrezcan información adecuada y servicios presenciales.

Estas escuelas (aulas de lengua y cultura española gratuitas)  son organizaciones sin ánimo de lucro, creadas y dirigidas por las familias hispanohablantes

No seré yo un palmero y un cómplice de servicios deficientes y aunque suponga que se vete mi presencia en ciertos eventos o se me pongan trabas y obstáculos, mi rol tiene que ser el de levantar la voz cuando hay servicios no eficientes y una muestra clara de falta de interés en asegurar servicios dignos. 

Para hacer amigos ya habrá tiempo.

Fernando Bartolomé como Consejero de Educación y María Luisa como Asesora Técnica de Referencia de aulas ALCE en Londres han mostrado una empatía que muchas veces echamos en falta y aparte de su interés en embarrarse en un proyecto que podría no acabar con éxito, pueden alargar sus jornadas laborales y estar presentes en reuniones con la ciudadanía un viernes a las 9 de la noche.

Cuando nos encontramos con experiencias positivas solo podemos dar las gracias y dejar constancia del trabajo bien hecho.

La posibilidad de este nuevo servicio va unido de una prueba de números altos de familias interesadas y desde Madrid se tomará la decisión sobre qué ciudades pueden tener nuevas aulas y cuales seguirán sin poder disfrutar de educación gratuita en nuestra lengua, este problema no es un problema exclusivo de Reino Unido y la ciudadanía en Estados Unidos tiene un problema muy similar.

El ahorrar un profesor en el exterior tiene impacto directo en la capacidad lingüística en su idioma de muchos cientos de estudiantes a los que no se le ofrece la posibilidad de mejorar su castellano.

Las familias en países de habla no hispana, a pesar de utilizar la lengua española en casa, podemos ver como el primer idioma de nuestros hijos e hijas es el del país de residencia y el idioma de origen pasa a ser secundario.

La imposibilidad de un retorno a España se amplifica cuando el nivel de español hablado y escrito no cumple unos mínimos que son difícilmente mejorables en el ámbito familiar y necesitan de la ayuda de profesorado que trabajen semanalmente con el mayor capital que tiene España y que son nuestras hijas e hijos…tanto los que viven en España como los que viven en el exterior.

La imposibilidad de un retorno a España se amplifica cuando el nivel de español hablado y escrito no cumple unos mínimos

En apenas dos días más de 4 centenares de familias ya han rellenado formularios y han firmado compromisos de asistencia en el caso de apertura de aulas gratuitas. Muchas de las familias que se han ilusionado con este proyecto, verán que los recursos que se van a ofrecer desde Madrid no son suficientes y habrá que conformarse con cualquier incremento por pequeño que sea…pero se seguirá empujando por seguir creando más aulas ahora que al menos tenemos el apoyo de la Consejería de Educación en Londres.

Esperamos que nuestro país sea generoso con una emigración que en gran parte salió desde 2008 expulsada de nuestro país por la falta de oportunidades y que aliviaron la presión laboral con el esfuerzo que hicieron emigrando, y que en muchos casos también ayudaron y siguen ayudando con remesas que envían a España y que superaban en 2017 los 10.500 millones de dólares.

La cantidad de remesas recibida es gigantesca cuando se compara con los presupuestos destinados a la emigración y los beneficios que la emigración ha creado en España históricamente justificarían un cambio de actitud y una “inversión” en una población española en el exterior que suma más de 2,3 millones de posibles votos.

Las instituciones tienen soluciones fáciles para servir mejor a la ciudadanía y en vez de exigir a la ciudadanía adaptarse a sus formas de trabajo, quizás la adaptación debería hacerse en sentido inverso. Quizás ha llegado el tiempo de la empatía y de ofrecer soluciones y retirar trabas…

Los cambios en las instituciones vienen de la mano de una mayor empatía