#TEMP
jueves 19/5/22
1
 

La representación de la ciudadanía española en el exterior, que el Gobierno ha mantenido en el congelador durante más de 2 años, parece que empieza a descongelarse y se van a elegir a sus representantes en las próximas 5 semanas.

Probablemente muchos desconozcan que existe una institución con el larguísimo nombre de Consejo General de la ciudadanía española en el exterior (CGCEE) a la que no se escucha pero que tiene un gran potencial si se usara por parte del gobierno y partidos políticos como el órgano consultivo y asesor que se supone que es.

Este consejo de emigrantes está articulado por el Estatuto de la Ciudadanía Española en el Exterior aprobado por la Ley 40/2006, de 14 de diciembre y está adscrito a la Secretaría de Estado de Migraciones por el Real Decreto 497/2020, de 28 de abril, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

¿Como puede una institución de este calibre e importancia ser tan desconocida no solo por los ciudadanos españoles residentes en nuestro país, pero también por los que viven en el exterior?

Es muy fácil de explicar y solo hay unos culpables que son TODOS los partidos del arco parlamentario, que nunca han mostrado más interés en la diáspora que en periodos electorales.

La composición del nuevo CGCEE ha sido anunciada esta misma semana y ha mostrado que algo se esta moviendo en la emigración con un salto cuantitativo en el numero de consejos de residentes españoles (CRE) que se han votado en los Consulados Generales del mundo.

Ningún partido de esos que gritan mucho en el Congreso o en las televisiones ha visto el filón que era criticar que el CGCEE haya estado secuestrado desde verano de 2018, ni para usarnos de arma arrojadiza valemos

Países como Portugal, Andorra o Alemania vuelven a tener representación, en EEUU y Reino Unido se han conseguido plenos de CREs posibles, y tenemos nuevos países como Qatar, Polonia o Austria (aun sin confirmar) que por primera vez podrán llevar la voz de nuestros emigrantes en estos países.

La distribución no es para nada perfecta y hay países con mas de 150 mil habitantes con solo 2 representantes y otros con poco mas de mil ciudadanos con 1 representante.

Argentina debido al número de españoles residentes allí reciben 5 consejeros, pero si se hubiera usado un método meramente estadístico hubieran llegado a 11 consejeros ya que este país tiene mas del 20% de la diáspora mayor de edad en su territorio.

El método usado por el gobierno ha dado más importancia en llenar lo más posible el mapa del mundo de consejeros generales, y en cierta manera puede ayudar a que esta institución tenga mayor riqueza gracias a los numerosos puntos de vista sobre la problemática que sufrimos la emigración en 2022…poco ha mejorado en los últimos 30 años.

El anterior mandato del CGCEE solo llevo a cabo la mitad de los Plenos ya que en 2019 se nos dijo que se iba a retrasar, y tuvimos más y más elecciones que lo retrasaron más y luego llego la COVID19 que imposibilitó reunirse en 2020 y 2021 también… ¿lo imposibilitó?

Pues la verdad es que no se imposibilitó, pero si se usó como la excusa perfecta para no tener que escucharnos y borrarnos del mapa quitándonos de un plumazo la mitad de un mandato de 4 años. Obviaron que se puede trabajar y reunirse a distancia y que todos nos hubiéramos podido reunir vía telemática. El VII Mandato ha sido inconcluso y bastante decepcionante para la emigración.

No solo no se nos consulta ni podemos asesorar, sino que además no nos dan siquiera la posibilidad de seguir trabajando en propuestas para mejora nuestra vida como emigrantes.

Ningún partido de esos que gritan mucho en el Congreso o en las televisiones ha visto el filón que era criticar que el CGCEE haya estado secuestrado desde verano de 2018, ni para usarnos de arma arrojadiza valemos, parece ser.

Aun con todos estos problemas parece que el próximo CGCEE va a representar, espero de manera más efectiva, a la emigración de 2022. La emigración a Europa desde 2009 y la crisis parece haber despertado a la posibilidad de unirse y en vez de quejarse desde el sofá, crear consejos de residentes sin retribución alguna y de manera altruista, y aportar su grano de arena a la mejora de condiciones de nuestros compatriotas en el exterior.

¿Has leído esto?


El número de Consejos de Residentes representando a países de América en el anterior mandato eran cuatro veces superior al de Europa, y en la actual distribución se pasa a una proporción mas equitativa de 23 en América y 17 en Europa, que incrementan en más del doble su representación.

Estos CREs en Europa en su amplia mayoría son listas apartidistas e incluyen a plataformas ciudadanas y organizaciones representativas de la emigración, y el peso de los partidos políticos (si aquellos que no nos escuchan) ha disminuido. Parece que los emigrantes iremos a representar a los emigrantes, y no a sacar la cara por partidos que no se preocupan por nosotros.

La democracia en el CGCEE se olvidará igualmente en la primera reunión y en vez de elegir libremente al presidente de esta institución nos presentaran a un solo candidato al que tendremos que ratificar en vez de poder decidir quien toma el mando y dirige este próximo mandato.

Los próximos 4 años son clave para modernizar la forma en la que trabajamos, teniendo más presencia en medios, formular propuestas que sean apoyadas por los partidos y quizás cumpliendo nuestra labor de informar al Senado y al Congreso de los Diputados de manera presencial de nuestras demandas, quejas, y sugerencias, y pasar a ser un órgano consultivo y asesor de verdad…si de esos a los que se les pide asesoramiento y se consulta.

En las elecciones a la Junta de Castilla y León hay programas de partidos que mencionan a la emigración a través de Planes de Retorno o uniendo la España vaciada con los retornados… exigiremos que cumplan sus programas y amplíen las medidas.

¿Se reactiva la representación ciudadana emigrante?