lunes. 22.07.2024
manifestacion palestina madrid 1
Manifestación pro palestina en Madrid. (Imagen de archivo)

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

La destrucción sistemática y científicamente planificada por el sionismo y su ente de Israel, con limpieza étnica más destrucción de todos los elementos vitales como son las viviendas, los pozos de agua, los caminos y los saneamientos de forma bestial en Gaza y tan lenta como inexorables en Cisjordania, así como la constante ocupación de Jerusalén expulsando a las familias palestinas, no es posible sin el apoyo internacional, la complicidad y participación activa del globalismo es decir el Occidente OTAN y su principal sostenedor los EEUU junto con Alemania.

La excusa es el terrorismo, negando la mayor, es decir el terrorismo y la matanza del ente sionista a través de su ejército

De una u otra manera todos ellos ocultan y falsean mediante un relato como mucho equidistante el mayor genocidio televisado y documentado que haya habido jamás. La excusa es el terrorismo, negando la mayor, es decir el terrorismo y la matanza del ente sionista a través de su ejército. Aquí deberíamos recordar que durante la segunda guerra mundial los nazis ejecutaron sus peores matanzas y atrocidades mayoritariamente, no con unidades regulares del ejército alemán sino con unidades especiales de las SS, policías y milicias nazis extranjeras ligadas a las susodichas SS. Cierto que los militares profesionales lo apoyaron y de hecho participaron en matanzas sobre todo de prisioneros de guerra soviéticos y con destacados generales prusianos que participaron en numerosos crímenes de guerra, fundamentalmente en el frente oriental. Sin pretender exonerar al ejército regular que consideraba subhumanos a las y los soviéticos y por tanto les asesinaba también de frio y de hambre, hemos de recordar aquí la colaboración franquista y falangista mediante la División Azul española, la 250 División de la Whermacht, en el terrible cerco de Leningrado en el murieron de hambre y bombardeos cientos de miles de civiles.

Los ejecutores de “la solución final” fueron milicianos nazis de las SS que eran las milicias del partido y sus aliados nazis de otros países o territorios ocupados como letones, ucranianos, húngaros e incluso nórdicos… es decir unidades especiales de milicias voluntarias. Las Wafen SS eran divisiones de combate, al igual que tenían las escuadras de guardianes y guardianas de campos de exterminio diferenciadas y con dependencia directa del Partido Nazi.  Pero en Israel no, son unidades regulares israelíes insisto, muchas de ellas integradas por reservistas y soldados de reemplazo, las que ejecutan la matanza y a su vez controlan los grandes campos de concentración a cielo abierto de Gaza y Cisjordania. No hay pues ninguna excusa para ver donde está el crimen, quien lo comente y el mundo lo sabe.

No es terrorismo la resistencia de un pueblo colonizado y ocupado, considerado el enemigo en su propia tierra

No es terrorismo la resistencia de un pueblo colonizado y ocupado, considerado el enemigo en su propia tierra. Se oculta que el ente sionista y su ejército están teniendo muy serios problemas y una derrota táctica sin paliativos, pues en nueve meses no ha sido capaz de derrotar a la resistencia palestina. La resistencia sigue combatiendo porque el pueblo colonizado palestino y resistencia no son cosas diferentes ni aspectos diferentes, son lo mismo. En la historia hay muchos casos de luchas por la independencia o contra ocupaciones a las que hoy nadie llama terrorismo, sino heroísmo, valor, dignidad y principios y eso es lo que tiene el pueblo palestino, sea en la colonia o en la diáspora.

El mundo globalista mientras tanto apoya a Israel porque prepara la III Guerra Mundial como elemento de supervivencia de sus élites y de su capitalismo y afán colonial. El mundo es ya el enemigo de la OTAN y de los intereses económicos de los EEUU porque el resto del mundo es decir el 85% restante tiene la mayoría del petróleo, el agua, los minerales y la mayor parte de los alimentos y tierras de cultivo.

En medio de todo esto, el estado español, el rey, apuestan por seguir la estrategia globalista, digan lo que digan y siguen colaborando por vías interpuestas, empresas pantalla y/o contratos directos con el aparato militar y de seguridad sionista, que es lo mismo.

Es por lo que apoyamos todos los esfuerzos por conseguir tanto un embargo de armas a Israel mediante una ley, como la ruptura con el ente sionista y estamos con quienes son parte de ese esfuerzo, que es común. Si queremos paz hay que frenar la guerra, si queremos soberanía hay que embargar. Si queremos justicia hemos de estar contra cualquier forma de colonialismo y explotación. Nuestro gobierno y sus apoyos más el PP y Vox nos sitúan con el pasado, con los EEUU y no con el futuro y la vida.      

Palestina más que un símbolo, es el mundo que sionismo y globalismo quieren construir