<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 19.08.2022

Amnistía Internacional ha publicado una investigación en la que demuestra, mediante testimonios de las víctimas, que los talibanes están arruinando las vidas de las mujeres y las niñas de Afganistán con la violación de sus derechos humanos.

El informe, titulado Muerte en cámara lenta: Mujeres y niñas bajo el régimen talibán, revela también que las mujeres que protestan pacíficamente contra estas normas opresivas son amenazadas, detenidas, recluidas, torturadas y sometidas a desaparición forzada. 

Desde que tomaron el control de Afganistán en agosto de 2021, los talibanes violan los derechos de las mujeres y las niñas a la educación, al trabajo y a la libre circulación; debilitan el sistema de protección y apoyo para quienes huyen de la violencia de género en el ámbito familiar; detienen a mujeres y niñas por infracciones menores de normas discriminatorias como “corrupción moral”; y promueven el aumento de matrimonios precoces y forzados.

“En su conjunto, las políticas implementadas forman un sistema de opresión que discrimina a las mujeres y las niñas en casi todos los aspectos de su vida. Cada detalle diario -ir a la escuela, si trabajan y cómo trabajan, si salen de la casa y cómo salen- está controlado y sometido a grandes restricciones”, sostuvo Mariela Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina. Y agregó: “Desde la organización exigimos a los talibanes que implementen cambios políticos y medidas urgentes para garantizar los derechos de las mujeres y las niñas en Afganistán. Convocamos a todos los Estados y a las organizaciones internacionales a implementar una estrategia sólida y coordinada para presionar a que el gobierno afgano finalice inmediatamente estas prácticas contrarias a los derechos humanos”.

Un equipo de investigación de Amnistía Internacional visitó Afganistán en marzo de 2022. La organización hizo una exhaustiva investigación durante 10 meses, desde septiembre de 2021 hasta junio de 2022, que incluye entrevistas a 90 mujeres y 11 niñas afganas de entre 14 y 74 años, a 4 trabajadores de centros de detención para mujeres y niñas, y a 22 funcionarias y funcionarios de organizaciones de la sociedad civil afganas e internacionales y de agencias de Naciones Unidas. 

A su vez, Amnistía Internacional convoca a las personas a firmar el petitorio para exigir que las autoridades afganas pongan fin a las medidas que violan los derechos de las mujeres y niñas en su país.  

Asfixiante situación de las mujeres en Afganistán