miércoles 8/12/21
LA NASA LANZA LA 'MISIÓN DART'

Defender la tierra de un posible asteroide ya no es ciencia ficción

La NASA lanza la primera misión a gran escala para defender la tierra contra el posible impacto de un asteroide.

La posible colisión de un asteroide o cometa gigante en el planeta azul ya no es solo cosa de ciencia ficción o temática cinematográfica de películas que todos recordamos como ‘Deep Impact’ o ‘Armageddon’. Ahora se ha convertido en un riesgo real, posible, aunque de baja probabilidad, ante el que más vale estar prevenidos.

Así lo entiende la NASA, que este miércoles ha lanzado una nave espacial para probar la defensa tecnológica ante el posible impacto de un asteroide en la tierra.

MISIÓN ‘DART’

La llamada Prueba de Redireccionamiento de Asteroides Doble (DART, en sus siglas en inglés) despegó desde la Base de Vanderberg (California) a bordo de un Falcon 9 de Space X convirtiéndose en la primera misión a escala mundial de prueba tecnológica para defender a la tierra del impacto de un cuerpo celeste.

Arranca la primera etapa de un viaje que durará alrededor de un año y cuyo objetivo es desviar asteroides para evitar que lleguen a la tierra. Se espera que el choque de la nave se produzca en otoño de 2022.

DART mostrará que una nave espacial puede navegar de forma autónoma hacia un asteroide objetivo y colisionar intencionalmente con él, en lo que se ha denominado impacto cinético.

Para probarlo, la NASA ha elegido el sistema binario Didymos, formado por dos rocas espaciales, una más grande, de 780 metros de diámetro; y otra más pequeña, de unos 70, llamada Dimorphos, y que orbita como una especie de luna a la primera.

La nave espacial interceptará el sistema Didymos entre el 26 de septiembre y el 1 de octubre de 2022, chocando intencionalmente con Dimorphos a aproximadamente 4 millas por segundo (6 kilómetros por segundo).

"DART está convirtiendo la ciencia ficción en hechos científicos y es un testimonio de la proactividad e innovación de la NASA para el beneficio de todos. Además, de todas las formas en que la NASA estudia nuestro universo y nuestro planeta de origen, también estamos trabajando para proteger nuestro hogar, y esta prueba ayudará a demostrar una forma viable de proteger el planeta de un asteroide peligroso si alguna vez se descubre que se dirige hacia la Tierra", ha declarado el responsable de la NASA, Bill Nelson.

Aunque aún no hay evidencias de un posible impacto de asteroide en la tierra, la NASA pretende anticiparse ante esta posibilidad, con años o décadas, para que pueda ser desviado

Se estima que actualmente existen unas 20.000 rocas espaciales de tamaño considerable. La NASA se ha fijado principalmente en 5.000 que son de gran tamaño pudiendo superar los 140 metros de diámetro.

Defender la tierra de un posible asteroide ya no es ciencia ficción