martes 16.07.2019
Colombia

Mujeres farianas

“Nunca invisibles” es un documental para conocer y escuchar a las mujeres excombatientes

Una de las consecuencias de los acuerdos de paz firmados entre el Gobierno del presidente Santos y las FARC-EP ha sido la posibilidad de escuchar otras voces. En este caso las de mujeres como Marina, Patricia, Nancy, Esther o Yorli. Todas ellas guerrilleras, amantes, madres,… mujeres de la Matria. Mujeres que quieren que se oiga su versión del conflicto armado; mujeres que hacen memoria para dejar de ser invisibles, para poder resignificar sus vidas, mujeres farianas que quieren sumar sus palabras a la memoria del país.

Las cinco mujeres protagonistas del documental formaron parte de las FARC-EP durante el conflicto armado y ahora están viviendo, unas en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación Antonio Nariño (ETCR), de Icononzo (Tolima), y otras en Bogotá. Ellas han unido sus fuerzas y sus memorias para narrar su paso por la guerrilla en un documental titulado “Nunca Invisibles: Mujeres Farianas, adiós a la guerra”.

Y eso es lo que están haciendo y nos cuentan en ese documento audiovisual, decirle “adiós a la guerra”, esperanzadas, reconociéndose en lo que fueron, son y serán. Relatan que, a pesar de todo, su vida en la guerrilla fue una vida hermosa, pero no quieren volver a la guerra, le quieren poner resistencia porque fue muy dolorosa y les dejó heridas físicas y anímicas.

El audiovisual fue presentado por primera vez en el propio ETCR el 24 de noviembre de 2018 y su lanzamiento “oficial” fue en el Museo Nacional de Bogotá el 26 de noviembre

Desde entonces ha estado recorriendo el país para mostrar la voz de las mujeres y la otra cara de la guerra. La intención del colectivo Nunca Invisibles: Memorias de mujeres excombatientes y exclandestinas de las FARC-EP es dar a conocer las realidades ocultadas de uno de los actores del conflicto armado colombiano, las de las mujeres guerrilleras. La iniciativa surge tras la firma de los acuerdos para contar su versión de la historia con sus propias voces y aportar otra mirada a lo que ofrecen a la sociedad los medios de difusión.

Además del video hay cuatro textos que narran las historias de vida de las mujeres farianas, sus anhelos y sus experiencias. Son crónicas escritas a partir de las vivencias de algunas mujeres de las FARC incluidas en el proyecto “Nunca invisibles”, que ha contado con el respaldo del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y con recursos del Gobierno de Canadá a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

El documental ha sido exhibido de nuevo el pasado martes 11 de junio en el auditorio “Somos Generación de Paz” del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación de la capital colombiana. Pueden invitar a este grupo de mujeres a que cuenten su historia y a que muestren ese video que las retrata desde ellas mismas. Es un documento que ofrece conocer unas historias “en las que la sociedad encontrará más puntos en común que diferencias, porque invita a la reflexión y la comprensión desde la humanidad”, según reza la noticia publicada por la Alta Consejería para los Derechos de las Víctimas, la Paz y la Reconciliación en su web.

Liliany Obando, socióloga de la Universidad Nacional y lideresa de esta iniciativa dice: “Lo que tratamos de hacer es resignificar lo que fue nuestra vida desde la niñez hasta el paso por la guerrilla y la dejación de las armas. Quisimos desestigmatizar todo lo que se ha dicho alrededor de las mujeres de las FARC desde afuera, por eso quisimos contar la memoria desde nuestras propias voces”.

En las filas de las FARC-EP cerca del 40 % eran mujeres. Las que han conseguido sobrevivir están ahora apostándole fuerte a la paz, esperando el cumplimiento de los acuerdos y, mientras tanto, participando en labores educativas, en iniciativas de cooperativismo, engrosando las filas del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común o trabajando con la palabra y la imagen, como este grupo protagonista del documental “Nunca Invisibles: Mujeres Farianas, adiós a la guerra”.

Un documental dedicado no sólo a las mujeres farianas, sino a todas las mujeres de todos los colores presentes en cualquier rincón de esa Matria que es Colombia, a las luchadoras “que no quieren seguir siendo invisibles, a las de ayer, hoy, mañana y siempre”. Un homenaje a esas “tejedoras del cambio y la reconciliación”.

Comprometidas con la palabra para construir un país incluyente y justo.

Voces de mujeres, de mujeres en paz que construyen paz.