viernes. 01.03.2024
asamblea_nacional_francia
Diputados de La Francia Insumisa cantan la Marsellesa portando carteles que rezan “64 años, ¡es no!” en el hemiciclo de la Asamblea Nacional.

El canto de la Marsellesa protagonizado por los diputados de La Francia Insumisa el jueves en la Asamblea Nacional fue la antesala de una noche de graves disturbios en varias ciudades francesas en protesta por la reforma de pensiones aprobada por decreto ley por el Gobierno de Emmanuel Macron que ha culminado este viernes con el anuncio de la presentación de una moción de censura.

Desde primera hora de la mañana, la izquierda francesa agrupada en la coalición Nueva unión Popular Ecologista y Social (NUPES) donde La Izquierda Insumisa de Jean-Luc Mélenchon es mayoritaria, anunció su apoyo a una moción de censura contra el Gobierno.

Francia lleva semanas inmersa en una crisis social con manifestaciones en las calles por una reforma de las pensiones que eleva la edad de jubilación de los 62 a los 64 años. Pero la chispa que ha encendido la llama de las últimas horas ha sido el anuncio por parte de la primera ministra Elisabeth Borne de que dicha reforma se haría por decreto eludiendo el voto parlamentario.

"Hemos decidido maximizar las posibilidades de una moción de censura, por lo que hemos decidido retirar nuestra propia solicitud en favor de la propuesta del grupo LIOT”, dijo Melenchon que animó a los franceses a seguir participando en las protestas.

Así, al filo de las tres de la tarde este viernes y solo 24 horas después de la aprobación por decreto de la reforma, el grupo LIOT (Libertad, Independientes, Ultramar y Territorios), integrado por representantes independientes y de ultramar, registraba la moción firmada por 91 diputados de varios partidos.

MÁS DE 300 PERSONAS DETENIDAS

La policía francesa detuvo este jueves a más de 300 personas en todo el país en las protestas convocadas tras la decisión de Borne de aprobar la reforma de pensiones sin haberla sometido a la votación en la Asamblea Nacional.

Según ha informado el ministro del Interior francés, Gerald Darmanin en algunas ciudades, como Marsella, Nantes y Rennes, las prefecturas locales fueron atacadas por manifestantes. La policía también detuvo a más de un centenar de personas en el centro de París.

Si triunfa la moción de censura no solo caerá el Gobierno de Macron sino también la propia reforma de las pensiones aprobada por decreto.

La Asamblea Nacional francesa estalla: del canto de la Marsellesa a la moción de...