sábado 07.12.2019
CAMBIO DE GOBIERNO EN ARGENTINA

¿Por qué Mauricio Macri teme ir preso?

La herencia económica y social que dejará el gobierno de Cambiemos es tan dramática que empaña otras herencias, tan pesadas como escandalosas.
¿Por qué Mauricio Macri teme ir preso?

El próximo 10 de diciembre Mauricio Macri dejará la presidencia argentina luego de cuatro años durante los cuales la corrupción generalizada de su gestión fue semánticamente maquillada como “conflictos de intereses”.

A principios de abril del corriente año la periodista Viviana Canosa reveló en su programa televisivo que Macri le había confesado su temor de ir preso. «La última vez que hablé con él me dijo que tiene miedo de ir preso», aseguró Canosa, mientras que su panelista invitado, Jorge Asís, argumentaba cuáles podían ser las causas del temor del ahora saliente presidente argentino. “Hay una asociación entre el poder y las causas. Vos tenés que tener el poder para controlar las causas. Macri hoy tiene 92 causas que están en el estudio del abogado que lo maneja. Y de esas 92, tiene 6 o 7 que son delicadas. Y si perdés el poder, todas son delicadas», aseguró Asís.

No hubiese sido posible para Mauricio Macri silenciar tantos y tan escandalosos casos de corrupción sin el visto bueno de sus medios de comunicación y el respaldo de ciertos jueces

A partir del 10 de diciembre la justicia deberá avanzar sobre los gravísimos casos de corrupción en los que están involucrados no sólo Mauricio Macri, sino también su grupo empresario y varios de sus funcionarios. Estas causas incluyen la deuda en el Correo  -que data de 2001-, en la que se intentó una maniobra para esconder y cancelar más de 4.800 millones de pesos. También la irregular compra de parques eólicos y su inmediata venta con una ganancia para la familia Macri de 2.760 millones de pesos.

En la maniobra tramposa utilizaron sociedades armadas incluso en Luxemburgo y un insólito préstamo de 5 millones de dólares al hermano del presidente. En el listado de causas a investigar aparecen las manipulaciones con la participación del Grupo Macri en Ausol, la empresa más importante de peajes. De ese negociado el presidente y sus socios se llevaron irregularmente 2.300 millones de pesos, después de aumentar el peaje al 250 por ciento, la acción que vendieron pasó de 4 pesos a 75,50 pesos.

Otro caso de clara corrupción fue la venta de Macair (Macri Air) a Avianca, aceitada con la promesa del propio gobierno de Macri de otorgarle 36 rutas aéreas, lo que le permitió una ganancia adicional de 460 millones de pesos. Avianca dejó de volar y hay 200 empleados que no cobran hace cuatro meses.

Otro escándalo invisibilizado gracias al blindaje mediático del que gozó el presidente durante su gestión, fue la investigación conocida como Panamá Papers. De momento no se han explicado los 460 millones de pesos transferidos entre sociedades fantasmas creadas por el Grupo Macri en Panamá, Bahamas, Brasil e Italia.

No hubiese sido posible para Mauricio Macri silenciar tantos y tan escandalosos casos de corrupción sin el visto bueno de sus medios de comunicación y el respaldo de jueces de Comodoro PY, que en algunos casos archivaron las causas sin dar mayores explicaciones.

La herencia económica y social que dejará el gobierno de Cambiemos es tan dramática que empaña otras herencias, tan pesadas como escandalosas. El mismo estrago que el modelo neoliberal impuesto por el macrismo provocó en términos económicos puede verse reflejado en el deterioro de la institucionalidad. La persecución política de opositores e incluso de jueces que no se “ajustaron” a los requerimientos de un presidente que se creyó rey, también será el material con el que la justicia deberá reconstruir los hechos delictivos en los cuales están involucrados Mauricio Macri, sus funcionarios, altos magistrados y medios de comunicación.  

Comentarios