lunes 18/10/21
ELECCIONES EN ALEMANIA

La marcha de Merkel abre un nuevo ciclo político en Alemania

SPD
SPD

Los partidos que más votos ganan respecto a las anteriores elecciones federales de 2017 son Los Verdes (5,9 puntos porcentuales) y el SPD (5,2).

Los que más pierden, CDU/CSU (8,8 pp), La Izquierda (4,3) y la ultraderecha de AfD (2,3).


El Partido Socialdemócrata (SPD) de Olaf Scholz ha ganado las elecciones en Alemania por un estrecho margen frente a los democristianos de la CDU que han cosechado los peores resultados de su historia. Se abre así un nuevo tiempo político en el que se serán necesarios acuerdos de gobierno donde Los Verdes y los liberales del FDP tendrán la última palabra.

El SPD ha sido el partido más votado con el 25,7% de los votos (5,2 puntos más), seguido de CDU/CSU con un 24,1% que pierde casi 9 puntos respecto a los anteriores comicios de 2017. El avance de los socialdemócratas no les garantiza su liderazgo y deberán buscar acuerdos para alcanzar la cancillería, un camino al que tampoco renuncia el candidato de la derecha Armin Laschet (CDU), arropado durante la campaña electoral por la ya excanciller en funciones Angela Merkel.

La estabilidad política de Alemania de los últimos años bajo la égida de Merkel parece dar paso a un nuevo ciclo de bloques y a la formación de un gobierno tripartito. El avance de los Verdes, que ganan 5,9 puntos más (14,8%) junto con los liberales de Christian Lindner que se alzan con el 11,5% de los votos, serán decisivos en la formación de gobierno.

La izquierda alemana (Die Linke) se lleva el mayor batacazo relativo respecto al nivel alcanzado en las anteriores elecciones, queda por debajo del 5% por una décima, pero al obtener 2 escaños directos por Berlín y 1 por Leipzig se asegura entrar en el reparto proporcional de escaños, sin que sus diputados le permitan influir en la composición del nuevo gobierno.

Las negociaciones serán largas y difíciles ya que hay varios escenarios posibles, aunque los dos más probables requieren de un complicado acuerdo entre verdes y liberales, primero, y con el socio mayor (el SPD o la CDU/CSU), después.

Todo apunta a que el gobierno más probable sea el encabezado por el SPD, que estaría acompañado por verdes y liberales. Su condición de partido más votado y en ascenso, además del fuerte retroceso de la CDU/CSU, hacen más probable esta hipótesis que la alternativa de un gobierno liderado por los conservadores con los mismos socios menores.

En cualquiera de los dos casos, el nuevo gobierno sufriría de cierta fragilidad y estaría poco unificado en las políticas y las reformas que requiere la UE, señalan los expertos.

Otro dato a destacar es la brecha entre los electorados del Este (ex RDA) y del Oeste (ex RFA). Tres décadas después de la unificación, mantienen grandes diferencias: sólo el SPD y el FDP obtienen porcentajes parecidos, mientras en el extremo opuesto, La Izquierda y la extrema derecha obtienen mucho mejores resultados en el Este que en el Oeste: los primeros, multiplican sus votos por 3 (11,2% en el Este, frente al 3,7% en el Oeste) y los segundos, por 2,6 (21,4%, frente a 8,4%).

alemania elecciones

La marcha de Merkel abre un nuevo ciclo político en Alemania