martes 17.09.2019
PROTECCIÓN CIVIL

Italia también se prepara a nivel nacional para caso de gran emergencia

Formará a sus ciudadanos en autoprotección y resiliencia, y realizará un gran simulacro en el súper volcán de los Campos Flegreos (Nápoles) el próximo octubre.
Italia también se prepara a nivel nacional para caso de gran emergencia

Italia también contará con una semana de preparación nacional de toda su ciudadanía para la autoprotección y la resiliencia ante las emergencias siguiendo la estela de EEUU, Reino Unido o Alemania.

Así se desprende de la nueva Directiva del Presidente del Gobierno Italiano en lo que es una gran medida a escala nacional similar al “mes de preparación nacional” que desde hace ya 15 años (desde 2004) fue instituida por la Casa Blanca en los EEUU todos los meses de septiembre de cada año y durante el cual su Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) organiza todo tipo de acciones formativas y divulgativas para formar a familias y ciudadanía de todo el país en autoprotección y resiliencia ante las emergencias. 

Si bien, en el caso italiano ese periodo de “un mes” formativo y divulgativo anual quedará reducido a “una semana” y será realizado los meses de octubre de cada año (en vez de septiembre), haciéndolo coincidir así con el propio Día Internacional para la Reducción de Desastres Naturales establecido por la ONU cada 13 de Octubre.

Así, la nueva Directiva del Presidente del Gobierno de Italia habría sido adoptada “con el objetivo de difundir en todo el territorio nacional, el conocimiento y la cultura de la protección civil, con el fin de promover y acrecentar la resiliencia de las comunidades a través de la adopción de comportamientos conscientes y medidas de autoprotección por parte de los propios ciudadanos, y promover la Información a las poblaciones sobre los escenarios de riesgo”.

La noticia coincide con el anuncio, este mismo jueves, de la realización de un gran simulacro nacional para caso de emergencia por fenómeno volcánico en el súper volcán de los Campos Flegreos (Nápoles), el mayor volcán de Europa, el próximo mes octubre en su primera edición.

Junto a Estados Unidos y ahora Italia, otros países punteros como Reino Unido o Alemania han venido apostando en la última década por colocar a escala nacional a su ciudadanía en el centro de sus redobladas políticas de protección civil

Hay que recordar que junto a Estados Unidos -y ahora Italia en su estela-, otros países punteros como Reino Unido o Alemania han venido apostando también claramente en la última década por colocar a escala nacional a su ciudadanía en el centro de sus redobladas políticas de protección civil, siempre desde un fuerte impulso (real) de la autoprotección y de políticas activas de mejora de la resiliencia social e institucional ante posibles grandes emergencias, si bien, después, valiéndose de distintos instrumentos o modelos.

En Reino Unido, mediante la pionera creación en 2008 de un nuevo Registro Nacional de Riesgos de Emergencia Civil con el objetivo específico de que su ciudadanía sepa ante qué concretas amenazas al país debe estar preparada (reproducido, a su vez, este mismo modelo recientemente por el Gobierno de Dinamarca también a escala nacional ), mientras que Alemania, y a su estela otros países como Portugal, Suecia (cuyo Gobierno ha llegado a enviar folletos a 5 millones de hogares), o Austria han optado por formalizar distintas recomendaciones a toda su población nacional para que dispongan de reservas de agua y alimentos no perecederos para varias semanas, ante la posibilidad de desencadenamiento de escenarios catastróficos que pudiesen suponer la interrupción de bienes y servicios; en el caso del Gobierno alemán extremadamente concretas además, incluso con la creación de una “calculadora” de suministros familiares online en función del número de miembros.

Y llegando, de hecho, Alemania, a establecer adicionalmente, 150 grandes depósitos distribuidos por todo el país -en emplazamientos literalmente secretos-, y provistos en su conjunto con un total de 800.000 toneladas de alimentos no perecederos, para complementar la asistencia a su población nacional llegado el caso.

almacen aleman

Imagen de uno de los 150 depósitos de alimentos, cerca de la ciudad de Frankfurt, para abastecer a la población en caso de gran emergencia.

El “modelo español”: el negativo de la fotografía

A la vista de todo ello, o de las medidas nacionales de resiliencia adoptadas por otros países como Israel, en España, sin embargo, nada de todo ello se ha actuado todavía.

De hecho, ante la aparente completa inacción de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de España en este aspecto -a la que en la última década no se le ha conocido ninguna iniciativa concreta a escala nacional a ese respecto, ni en la estela del “modelo inglés” (registro nacional de riesgos), ni “alemán” (reservas alimentarias en casa a escala nacional y depósitos nacionales), ni de “modelo de EEUU” (mes anual de preparación de la ciudadanía nacional)-, tuvo que ser recientemente el propio Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno de España el que, sorprendentemente, tuviese que acabar entrando a subsanar semejante vacío en toda esta materia de grandes catástrofes y emergencias en lo tocante a la ciudadanía, y reconocer por sí mismo la necesidad de abordar la promoción a escala nacional y entre los ciudadanos de “conocimientos y actitudes de autoprotección, reforzando las capacidades de resiliencia ante emergencias súbitas e inesperadas”.

Pero ello sin que nada concreto haya sido puesto en marcha todavía en todos estos meses.

“Frente al nuevo impulso modernizador que está experimentando la protección civil a este respecto entre los principales países del mundo, y de reinterpretación del rol del ciudadano ante las grandes emergencias -empoderándolo y abrazando plenamente su imprescindible participación real y corresponsabilidad dada la magnitud de determinados grandes fenómenos potenciales- nuestro modelo español, por desgracia, es el de seguir obstinándonos en renunciar a emprender ningún modelo, ni ninguna iniciativa nacional específica. De manera absurda y cada vez más insostenible”, señalan desde la AEPCCE (Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y el EMP). 

¿Hasta cuándo puede seguir permitiéndose nuestro país seguir quedándose al margen de toda esa nueva corriente internacional en protección civil?

“Ello mientras más y más países de nuestro entorno sí que continúan sumándose y adoptando iniciativas claras y concretas a escala nacional en ese sentido, como justamente hace ahora también el Gobierno de Italia. Pero, mientras tanto, nuestra ciudadanía sigue completamente ajena a esas mismas grandes emergencias “súbitas e inesperadas” de posible alto impacto nacional y a la necesidad de promover esa autoprotección de lo que hasta habla ya abiertamente nuestro propio Departamento de Seguridad Nacional. Y aún así seguimos paralizados en todo este campo. ¿Por qué?, ¿hasta cuándo puede seguir permitiéndose nuestro país seguir quedándose al margen de toda esa nueva corriente internacional en protección civil?, ¿ganamos algo con tal sobrecogedor nivel de inacción?, es triste y frustrante”, afirman.

Ello al tiempo que piden “una urgente revisión de plantillas de personal y estructuras en Protección Civil en el plano nacional”, porque “¿tenemos en plantilla a la gente más competente y capaz, con suficientes conocimientos de idiomas y suficientemente pendiente también de toda esta importantísima evolución internacional en protección civil?. Es posible que no, y quizá habría que reflexionarlo detenidamente, porque de seguir así como seguimos -con esta auténtica década de retraso que llevamos ya-, un mal día toda esta omisión de impulso la puede acabar pagando el país entero”, zanjan.

Sólo la comunidad autónoma de Canarias habría dado, y tan sólo muy recientemente, un paso adelante similar a lo actuado ahora por el Gobierno de Italia -la creación de una “semana de preparación de su ciudadanía (regional) ante las emergencias” y también adoptando otras medidas del propio modelo alemán; y ello, precisamente, como resultado de una petición directa ante su Parlamento de la propia AEPCCE mediante una PNL o Proposición no de Ley preparada por la asociación y que obtuvo el respaldo unánime de todos los grupos políticos de la cámara en su acuerdo del pasado 18 de marzo, mientras en este momento dicha asociación se encuentra pendiente de comparecer también en Bruselas ante el propio Parlamento Europeo tras haber sido admitida allí otra de sus iniciativas institucionales en esta misma materia de prevención de grandes riesgos naturales.

Italia también se prepara a nivel nacional para caso de gran emergencia
Comentarios