sábado 16/10/21
TRIBUNA DE OPINIÓN

Italia gira a la izquierda

Las recientes elecciones municipales en la principales ciudades de Italia han supuesto una clara derrota de la alianza de las derechas trasalpinas y un incremento y reequilibrio en los partidos de la izquierda. Pendiente de una segunda vuelta en un par de semanas en ciudades emblemáticas como Roma y Turin hay que destacar la disminución de apoyos a los candidatos del Movimiento 5 estrellas y el considerable triunfo de los electos del Partido Democrático.

Este buen resultado de la izquierda en Italia viene a sumarse a los avances de opciones socialistas, verdes y socialdemócratas en recientes elecciones de los países nórdicos y Alemania. 

El bloque de centro-derecha pierde poder en todas las ciudades importantes y la candidata de 5 estrellas en Roma, Virginia Raggi, exalcaldesa, se queda fuera de la segunda vuelta.

Italia ha vivido el lunes 4 de Octubre una jornada política intensa. Estas elecciones municipales debían elegir representantes en más de mil ayuntamientos y casi veinte ciudades y capitales de provincia.Lo que sucediese iba a ser un buen indicador del estado de la política nacional en unos momentos complejos de una sociedad muy castigada por la pandemia del coronavirus.

La victoria de la izquierda se confirmó en Nápoles, Milán y Bologna, que se convierten ahora en fuertes para el Partido Democrático. El secretario general, Enrico Letta, declaraba a media tarde que “las grandes ciudades italianas han elegido Europa” frente a la tendencia derechista de los últimos tiempos.Roma, aún debe decidirse en la segunda vuelta que se celebrará el 17 y 18 de octubre. El candidato del Partido Democrático Roberto Gualtieri tienen sólidas opciones a ganar la alcaldía.

El lunes 4 de Octubre a las 3 de la tarde se cerraban los colegios electorales después de una jornada y media de voto en donde la participación ha bajado 7 puntos con respecto a la anterior cita con las urnas. 

Dos horas después  se perfilaba ya el éxito arrollador en Milán de Beppe Sala, centro izquierda,  con un 57% de los votos, que conseguía la victoria en la primera vuelta y renovaba así su mandato, aún más reforzado. Lo mismo ocurrió en Bolonia, donde gobernará Matteo Lepore (62,14%) y en Nápoles donde estará Gaetano Manfredi en una coalición con los 5 Estrellas (62,14%). En Turín el candidato de la izquierda,  Stefano Lo Russo, ha conseguido el 43,47%, pero tendrá que ir a la segunda vuelta a mediados de octubre.

Roma irá a segunda vuelta

Roma tendrá que esperar. Se queda fuera la alcaldesa saliente, Virginia Raggi, la que un día fue la gran propuesta del Movimiento Cinco Estrellas y que acusaba haber vivido cinco años de acoso y derribo. “Ahora me encargaré de vigilar”, declaraba ayer tras un resultado pésimo que la colocaba como cuarta fuerza. Su debacle es también el de todo el partido, los que un día entraron arrasando en la política italiana, han quedado relegados a terceras y cuartas fuerzas en la mayoría de ciudades, reforzando así la idea de que, llegado el momento de unas generales, solo los salvaría ir con el Partido Democrático.

En la capital se enfrentarán así, en unos días, el candidato de centro derecha, Enrico Michetti, que supera el 30%, y el de centro izquierda, Roberto Gualtieri, que le pisa los talones con un 27%. Todo indica que Gualtieri tiene posibilidades de llegar al poder recogiendo los votos que dejaría Virginia Raggi. Significaría que la izquierda se quedaría también con la Ciudad Eterna y ratificaría su mejor resultado en años.

Estos resultados claramente negativos para la derecha alejan las opciones de Giorgi Meloni de Fratelli d'Italia y Matteo Salvini de Forza Italia que se veían catapultados a la victoria desde hace tiempo. Este caída en las municipales acentúa las voces que indicaban que sus candidatos eran muy débiles en todas las ciudades y alimentan las críticas fuera y dentro del trío que forman con Silvio Berlusconi. La conservadora Meloni expresaba ayer su intención de “enviar” a Mario Draghi a la presidencia de la república, que debe decidir a principios de 2022 quién sustituye a Sergio Mattarella, e ir directamente a elecciones generales.

Estas elecciones proporcionan un importante respiro al presidente Mario Draghi, que podrá seguir adelante con su empeño por relanzar la economía al finalizar la pandemia y a la espera de la recepción de los fondos europeos de reconstrucción.

Por ultimo recalcar las opiniones de algunos de los analistas políticos italianos que recuerdan lo ocurrido  en numerosas ocasiones. "El triunfo en las municipales no ha garantizado el triunfo en las siguientes elecciones generales".

Italia gira a la izquierda