#TEMP
miércoles. 29.06.2022
GUERRA YEMEN

ONU confirma que Arabia Saudí bombardeó cárcel de Yemen y dejó 91 muertos

 Para finales de 2021, el número de muertes relacionadas con la guerra sería de 377.000, según la ONU
 

La ONU ha reportado que la coalición militar que encabeza Arabia Saudí en la guerra de Yemen perpetró tres bombardeos contra una prisión controlada por los rebeldes hutíes el pasado 21 de enero, en los que murieron al menos 91 personas y otras 236 quedaron heridas. En dicho centro de detención había 1.300 prisioneros sin juicio y 700 inmigrantes, según la información recabada por la ONU.

Las Naciones Unidas han instado a investigar el porqué de este ataque, a establecer responsabilidades individuales y a asegurarse de que un hecho así no vuelva a ocurrir. Por su parte, Arabia Saudí ha negado tener implicación en estos bombardeos. La guerra en Yemen lleva más de cinco años y se ha recrudecido en los últimos meses.

Mientras la atención mediática occidental presta toda su atención a la tensión entre la OTAN y Rusia por la pretensión de Estados Unidos de seguir ampliando la organización militar hacia el Este,  Yemen padece la mayor tragedia humanitaria del planeta con más de 377.000 fallecidos según datos facilitados por ONU

El portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, explicó que investigadores de la organización viajaron a Sa’ada, ciudad donde está ubicada la prisión, y pudieron observar que “en el lugar no había nada que indicase que pudiera haber sido utilizado con fines militares”. Según el portavoz, “hemos pedido a la coalición militar que comparta dicha información con nosotros”.

Asimismo, la ONU también informó que a lo largo de 2021 se registraron 600 ataques aéreos mensuales perpetrados en Yemen por la coalición liderada por Arabia Saudí, así como 340 ataques con misiles y drones efectuados por los rebeldes hutíes.

Desde que empezó este año, los enfrentamientos se han agravado, con más de 1.400 bombardeos aéreos de la coalición y 39 ataques transfronterizos de los hutíes contra Arabia Saudí y, en menor medida, contra Emiratos Árabes Unidos.

Por otra parte, la ONU reclamó nuevamente la liberación de dos miembros de su personal que trabajan en Yemen, que llevan detenidos desde el pasado noviembre, sin que se hayan dado explicaciones del motivo de su arresto. Tampoco se les ha permitido comunicarse con sus familias.

Retirada de Emiratos Árabes Unidos

Las Brigadas de los Gigantes, tropas apoyadas por Emiratos Árabes Unidos, aliadas del Gobierno yemení, anunciaron hoy que se retiran del frente de batalla en la provincia central de Marib en el marco de la ofensiva contra los rebeldes hutíes, días después del último ataque de los insurgentes contra Abu Dabi. Mediante un comunicado este grupo militar explicó que “han reposicionado sus fuerzas a la provincia de Shabua”, ya que lograron “asegurar” esta provincia sureña junto a otras zonas en el sur de Marib, durante las últimas semanas.

Aunque no dan más detalles sobre su repentina retirada del frente de batalla en Marib, donde se libra una ofensiva desde hace casi un año contra los insurgentes, esta decisión se produce en el mismo mes en el que los rebeldes han atacado en dos ocasiones la capital de EAU, Abu Dabi. Las Brigadas de los Gigantes están entrenadas, armadas y financiadas por Emiratos Árabes Unidos, miembro de la coalición militar liderada por Arabia Saudí que lucha contra los hutíes en Yemen desde 2015.

Por otra parte, los hutíes respaldados por Irán han sufrido durante este enero su mayor derrota territorial desde que comenzó la guerra en 2014 con la conquista de Shabua por parte de las Brigadas de los Gigantes. Tras la derrota, los insurgentes amenazaron a Emiratos con represalias, que cumplieron poco después con una acción contra el aeropuerto de Abu Dabi y la zona industrial, en la que murieron tres civiles.

De Ali Zifan - The map image is based on Template:Yemeni Civil War detailed map. Used blank map :Yemen location map.svg, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=47087541

Se desmoronan las esperanzas del fin del conflicto tras bombardeo en Saná

El pasado 24 de enero, los hutíes reivindicaron otro ataque contra Abu Dabi y anunciaron una “gran operación militar” contra Emiratos y Arabia Saudí. Los Emiratos Árabes retiraron sus fuerzas de Yemen en 2019. Sin embargo han mantenido el apoyo a tropas progubernamentales, como el de las Brigadas Gigantes.

La guerra civil yemení es un enfrentamiento armado que está atravesando la República de Yemen como consecuencia del golpe de Estado sufrido en 2014 contra el presidente Al-Hadi. Dos partes enfrentadas y radicalizadas se disputan el Gobierno yemení. Los separatistas del sur y las fuerzas leales al gobierno de Al-Hadi, con sede en Aden, entraron en conflicto con los guerreros hutíes, y fuerzas leales al expresidente Salé.​ La organización al-Qaeda en la Península arábiga y el Estado Islámico de Irak y el Levante también han participado en el conflicto, llegando la AQPA a controlar algunos territorios en el interior y trechos de la costa.

En este contexto, hay en curso una intervención militar extranjera —Operación Tormenta Decisiva​— que comenzó cuando la coalición de Estados árabes, liderada por Arabia Saudí, emprendió una campaña aérea y terrestre en territorio de su vecino Yemen, el 25 de marzo de 2015, para intentar repeler a las fuerzas hutíes, presuntamente respaldadas y armadas por Irán.​ Pese a los ataques de la coalición, la mayor parte de las víctimas resultan ser población civil.

El 18 de agosto, Amnistía Internacional (AI) denunció que se cometían crímenes de guerra contra la población civil de Yemen, incluyendo a las fuerzas leales a Abd Rabbuh Mansur al-Hadi en el grupo de los responsables de los mismos. Para sustentar su informe, AI presentó evidencias de ocho ataques aéreos que mataron a 141 civiles y dejaron heridos a 101. Ambas partes utilizan como armas cohetes de granizo, mortero y artillería, consideradas imprecisas y que no permiten discriminar objetivos en zonas altamente pobladas. Por ello, AI reclamó al Comité de Derechos Humanos de la ONU la creación de una comisión independiente para investigar estos supuestos crímenes.

Un informe difundido por la Comisión Europea en diciembre de 2018 estiman en 60.000 las víctimas mortales del conflicto.​ Para principios de 2021, las agencias de la ONU estiman que al menos 250.000 personas habrán muerto como consecuencia de los combates y la crisis humanitaria.​ Para finales de 2021, el número de muertes relacionadas con la guerra sería de 377.000, según la ONU.

ONU confirma que Arabia Saudí bombardeó cárcel de Yemen y dejó 91 muertos