lunes. 24.06.2024

Necesitamos tu ayuda para seguir informando
Colabora con Nuevatribuna

 

Finalmente el Fiscal del Tribunal Penal, Karim Khan, ha cursado órdenes de arresto contra los responsables del Estado Israelí y de Hamás por crímenes de guerra en Gaza. 

Pocos días después del inicio de la guerra, algunas asociaciones y organismos adheridos o pertenecientes al Movimiento Humanista nos dirigimos en carta abierta al señor Khan para instar el procesamiento de los últimos responsables de esta masacre. en este mismo medio se publicó la carta: Carta abierta a Karim Khan, fiscal jefe de la Corte Penal Internacional: “Netanyahu y Haniya deben ser procesados”, (nuevatribuna.es)

 Decíamos en el documento : “Responsabilizamos de este sinsentido a la lógica violenta y deshumanizadora de los dirigentes políticos del gobierno de Israel y Hamás, centrados en la eliminación del adversario mediante todas las formas de violencia a su alcance, incluidas la bárbara utilización de toda la población como rehén de la guerra”. Concluíamos pidiendo que se “abra un procedimiento que investigue los crímenes de guerra (genocidio y lesa humanidad) que se han cometido y se siguen cometiendo en Gaza e Israel y que puedan resultar en un procesamiento de Ismail Haniya, líder político de Hamás y Benjamin Netanyahu, Primer Ministro israelí.

Es difícil pensar lo que está pasando y que el Estado de Israel aún conserve valedores que afirman que lo sucedido es simplemente el derecho legítimo de autodefensa

De esto hace ya casi siete meses, en los que ha habido pruebas más que evidentes de estos crímenes. Ya son más de 35.000 víctimas mortales, la mayoría mujeres y niños indefensos, y a ello hay que agregarle el inhumano sometimiento al hambre, a la pérdida de las viviendas, al éxodo forzado, al terror y la falta de esperanza. Es difícil escribir sobre lo que está pasando en Gaza, es difícil pensar lo que está pasando y que el Estado de Israel aún conserve valedores que afirman que lo sucedido es simplemente el derecho legítimo de autodefensa de un país y no un cruel asesinato masivo con la intención de exterminar física y moralmente a un pueblo. Lo sabe el Sr. Khan y lo sabe todo el mundo. Solo se puede negar esta realidad mintiendo o negando lo que vemos a diario en los medios de comunicación. Hoy día parece que los hechos no importan, si no convienen se inventan otros. Por eso su acción aporta un grado de cordura que el mundo hoy necesita entre tanta mentira.

Por eso queremos agradecerle al Sr Khan, que pese a las presiones y a las amenazas, haya llegado a este punto. Es valiente oponerse a la violencia, es valiente dictar orden de arresto contra el máximo dirigente de una potencia occidental, apoyado por Estados Unidos y sus acólitos, es valiente resistir las acusaciones lanzadas sin fundamento y que solo buscan injuriar y difamar su nombre y el de la institución que representa y es valiente proclamar que el derecho internacional humanitario se aplica a todas las personas y se aplica por igual.

Es valiente oponerse a la violencia, es valiente dictar orden de arresto contra el máximo dirigente de una potencia occidental, apoyado por Estados Unidos

Cuando lanzamos nuestra petición en el mes de octubre era apenas una pequeña voz, que pedía que alguna instancia internacional interviniera en esta espiral de venganza y deshumanización, y esa pequeña voz es ya un clamor que se escucha en todo el mundo. No puede haber impunidad para los que conscientemente han desatado tanto sufrimiento.

Los jueces del TPI decidirán si llevan adelante su petición, y si la investigación aporta pruebas de más crímenes. Pero entre tanto usted ha hecho su parte, que siempre le agradeceremos. 

Y nuestra parte continúa, en las instituciones comunitarias hay corrientes políticas que siguen negando el genocidio y mantienen el apoyo al Estado israelí contra viento y marea o que toleran el tráfico de armas que alimenta la guerra. En el contexto de las elecciones europeas, votar a opciones que piden la retirada de los ejércitos invasores y el fin de las guerras como forma de resolver conflictos es una buena manera de contribuir al final de la barbarie. 

Gracias Mr. Khan