sábado 11.07.2020
TORMENTAS SOLARES

Gobierno EEUU reconoce vulnerabilidad (y ausencia de planes) de sus nucleares ante las tormentas solares y el EMP

Los 7 días de diesel de sus generadores de emergencia pasarán a ser “al menos 6 meses”, y se establecerán suministros que permitan una larga estancia del personal que las opera.
Gobierno EEUU reconoce vulnerabilidad (y ausencia de planes) de sus nucleares ante las tormentas solares y el EMP

Las autoridades federales de Estados Unidos parecen decididas a abordar el riesgo de tipo electromagnético derivado de las tormentas solares extremas o ataques con EMP.

Los 7 días de diesel de sus generadores de emergencia pasarán a ser “al menos 6 meses”, y se establecerán suministros que permitan una larga estancia del personal que las opera

Si hace medio año la Electromagnetic Defense Task Force (EDTF, vinculada a la Fuerza Aérea de los nuccEEUU) emitía un durísimo informe firmado por altos mandos en el que advertía de “99 accidentes nucleares” graves en la Costa Este (literalmente “meltdowns”, fusiones de los reactores) y de la grave situación resultante de las 60,000 toneladas métricas de combustible gastado en sus piscinas, en caso de tormenta solar extrema o EMP -“millones” de ciudadanos americanos desplazados, tratando de huir de la radiación, sostiene también el documento- y si en Marzo de 2019 era la propia Comisión de Seguridad Nacional del propio Senado de EEUU la que reclamaba atender con urgencia la amenaza electromagnética natural y artificial, ahora ha sido la propia Comisión de Regulación Nuclear de EEUU (NRC) la que ha entrado en esta materia, en lo que se ha articulado en un abierto debate en el seno de las propias autoridades federales, entre ellos mismos y el Ejército del Aire.

f1
f2

El resultado de ese debate -llevado a cabo a lo largo de dos días por 29 especialistas de referencia seleccionados por las autoridades del Gobierno Federal EEUU-, ha sido recogido ahora en un documento que aborda 17 cuestiones distintas de la seguridad nuclear de EEUU ante los fenómenos electromagnéticos extremos.

Un documento distribuido la pasada semana a través de canales especializados de aquel país que sobrecoge y sorprende en sus implicaciones, y al que ahora ha tenido acceso Nuevatribuna en su integridad.

Y un enfrentamiento singularmente duro entre ambos organismos en el que la Comisión de Regulación Nuclear (NRC) ha tratado de defenderse, como ha podido, de las firmes críticas de la Electromagnetic Defense Task Force (EDTF) y en el que la primera se ha visto obligada a terminar reconociendo aspectos clave como que un fenómeno electromagnético extremo es, por definición, “un fenómeno más allá de las bases de diseño” de cualquier instalación nuclear y que la realidad es que no ha sido efectivamente testada la resistencia de las nucleares ante un fenómeno electromagnético extremo, quedando en entre dicho una y otra vez y reconociéndose, en suma, la vulnerabilidad de tales instalaciones.

Se reconoce así como, pese a las meras afirmaciones optimistas, “contradictorias” de la NRC que hoy día no se puede garantizar que un fenómeno electromagnético extremo no pueda causar una prolongada situación de apagón en las instalaciones nucleares.

foto22

Se reconoce como los actuales “7 días de diesel” de los generadores de emergencia no bastarían para seguir manteniendo la refrigeración de los reactores y de las propias piscinas de combustible gastado.

Será de hecho la propia NRC la que se verá forzada a reconocer, literalmente, que “se necesita el aseguramiento de la refrigeración de núcleos y de piscinas de combustible gastado para caso de apagón de larga duración”.

Y la recomendación expresa ante esta grave cuestión será la de incrementar las reservas diesel de las instalaciones nucleares de EEUU de los 7 días a los “6 meses”.

f3f33

No sólo eso. Las instalaciones nucleares de EEUU deberán revisar sus suministros y capacidad que permitan garantizar que el personal especializado que las hace funcionar pueda contar con suministros de agua, comida y seguridad para un largo periodo de tiempo.

f4

Además de que es, más ampliamente, la propia capacidad garantizada de un apagado seguro y ordenado de las instalaciones nucleares de EEUU ante un fenómeno electromagnético extremo lo que ha quedado en entredicho. 

foto5

Algo que, por si mismo, “continúa representando un riesgo sustancial para el público y para el propio Departamento de Defensa” (DOD, por sus siglas en inglés). “

f7

“Temeraria ausencia de planificación en España”

Todo ello, que la Comisión de Seguridad Nacional del Senado EEUU aborde esta cuestión, o que el propio Gobierno Federal reúna ahora una mesa específica de expertos para introducir las medidas necesarias que garanticen la seguridad nuclear nacional ante las tormentas solares y EMP es “simplemente, lo normal”, señalan desde la Asociación Española de Protección Civil para el Clima Espacial y el EMP (AEPCCE).

“Lo que no es normal, ni remotamente normal, es lo que ha venido pasando en España con este tipo de amenaza electromagnética en sus vertientes natural y artificial”, añaden.

“Una flagrante inacción que cada vez aparenta orbitar más y más en el terreno del temerario desentendimiento de la lex artis del buen profesional y de la imprudencia, absteniéndose de toda planificación nacional de protección civil y de dotar medios ante una amenaza muy real y que vienen reconociendo ya docenas de informes y documentos oficiales de distintos Gobiernos e instituciones internacionales en los últimos 10 años, y reconociéndose, expresamente, su alto impacto, su peligrosidad y la probabilidad superior a 1% conforme a todas las estimaciones -hasta un 12% según Riley-”.

“Esperemos que ahora se rectifique de una vez en todo este campo, antes de que, un mal día, tal insostenible proceder nos cueste demasiadas vidas y graves daños”, sentencian desde la AEPCCE.

Gobierno EEUU reconoce vulnerabilidad (y ausencia de planes) de sus nucleares ante las...
Comentarios