#TEMP
domingo. 14.08.2022
Bandera Unión Europea

Según han expuesto Politólogos y Expertos en Comunicación Política, “el escenario al que debería ir la Unión Europea es el de la Europa Federal”. Caminar hacia la Europa Federal implica una serie de reformas para mejorar la eficiencia de las Instituciones, favoreciendo un equilibrio entre las mismas. La reducción del número de Comisarios, la eliminación de la unanimidad en el Consejo, que todas las competencias de la Unión se decidan por el procedimiento de codecisión, dotar al Parlamento Europeo de iniciativa legislativa y una sola sede del Parlamento Europeo, son algunas de las propuestas de quienes abogan por un futuro europeo federal. 

Javier Giner es  Presidente del Consejo de Coordinación de la Alianza de Federalistas Europeos, y desde hace más de treinta años trabaja en la búsqueda de consenso en la Constitución Europea. 

¿Cuál es la función de la Alianza de Federalistas Europeos?

Es una federación de asociaciones, es decir que hasta ahora en Europa se trabajaba mucho con grupos, pero por fin hubo una idea de una asociación que impulsó federar a asociaciones. Y allí es donde yo entré en nombre de la Asociación Unión Europea de Mallorca de la que soy miembro de la junta directiva.

Nuestro objetivo final es la publicación de la Constitución Federal para los futuros estados federados de Europa; y lo que estamos haciendo es promoción para que se produzca la ratificación por los ciudadanos y hacer una comparación histórica con la Convención de Filadelfia de hace doscientos años, cuando se fundaron los Estados Unidos de América.

¿La Alianza depende de algún organismo oficial o es una entidad privada?

Nosotros hemos iniciado esta asociación hace más de treinta años, en 1988, como consecuencia de la entrada de España en la Comunidad Económica Europea.

Entonces pensamos que debíamos avanzar para no quedarnos de nuevo en la cola. Las cosas luego se fueron complicando con el acta única de Europa, y luego se complicó mucho más con la Constitución que no fue ratificada en Francia ni en Holanda.

Y aquella Constitución terminó siendo el Tratado de Lisboa actual, que es un conjunto de contratos y acuerdos que nunca nos llevan a nada. Es decir que es por allí por donde ahora salió esta federación y estamos procurando copiar la historia de Filadelfia.

El proyecto se basa fundamentalmente en la Constitución de Estados Unidos y en la participación directa de Suiza. ¿Hay alguna propuesta dentro de la Constitución sobre la Renta Básica Universal de la que tanto se habla en estos tiempos?

Nosotros ahora estamos apoyando a las asociaciones para que lleven a cabo la promoción máxima posible para la introducción o para la ratificación de la Constitución; porque esta Constitución, además de copiar el sistema federalista de los Estados Unidos, ha introducido aspectos de otras Constituciones, básicamente la más importante es  la de Suiza.

De allí hemos introducido en el artículo 7 la Democracia Directa. Con lo cual esto ya de por sí solo, hablando de democracia directa, deja asentado que en una futura Europa federal, con una Constitución ratificada por los ciudadanos, tendría la posibilidad de llevar a cabo iniciativas populares vinculantes.

Esa es la diferencia entre los referéndums que se hacen de vez en cuando o aquello que está establecido en el sistema de democracia directa. Con lo cual una de las ventajas sería que la Renta Básica Universal e incondicional en toda la Unión Europea que se ha llevado a cabo en los últimos dos años -y que ha conseguido el millón de firmas- en un futuro próximo, en una federación europea, no tendríamos que hacer todos estos largos trayectos de firmas y gestiones, sino que por una iniciativa popular se podría llegar fácilmente a proclamar la Renta Básica Universal en toda la federación.

¿Existe algún apoyo directo de alguna organización política actual y con vigencia en nuestros días?

Claro, ese es el problema que había en el pasado cada vez que había una asociación pro europeísta, sobre todo de Europa de los Ciudadanos, pues los partidos políticos no querían saber nada, porque en un cambio que actualmente favorece al sistema actual por sobre los intereses de los ciudadanos, es evidente que los políticos no se mueven ni un ápice y por lo tanto no solamente no apoyan, sino que intentan destruir todas las iniciativas ciudadanas.

Pero si nosotros hemos llegado a la conclusión de que debemos llevar a cabo el sistema de Filadelfia, hay que recordar que en esa época, las trece colonias que se independizaron de la metrópoli de Inglaterra eran una confederación, justamente lo que ahora tenemos en Europa, donde cada gobierno, cada Estado, va a su aire.

Por lo tanto nosotros debemos hacer una ratificación de los ciudadanos; porque los ciudadanos de cada estado tienen que ratificar la Constitución que ha desarrollado la convención ciudadana de la federación, y entonces proclamar la fundación de los Estados Federados de Europa.  Con esto quiero decir que no esperamos ya ningún apoyo del sistema político actual. Tendrá que ser a través de una revolución pacífica de los ciudadanos para introducir una Constitución federal que permita la fundación de los Estados Federados de Europa.

La Constitución que planteas supondría que Europa tendría un solo presidente con sus colaboradores. Y cada Estado nación mantendría sus instituciones cediendo parte de la soberanía a la Federación Europea. ¿Es así?

Indudablemente. Las cosas son tan sencillas que la gente piensa que no es realizable, y es justamente eso. Es decir, en la explicación de la Constitución Federal se dice claramente: Los Estados actuales de Europa continuarán siendo lo que son. Simplemente entregarán a la federación la soberanía que quieran otorgar, con lo cual es justamente lo opuesto de lo que ahora existe en la Unión Europea.

Actualmente en la Unión Europea se trata de monopolizar todos los temas para no llevar a cabo ninguno, y cuando llega alguno muy gordo, pues entonces no hay ningún gobierno federal y todo se va al garete. Los ciudadanos de cada estado, los gobiernos y los parlamentos, entregarían la soberanía que quieran entregar a la federación.

Habría unos mínimos, por ejemplo la defensa, las finanzas; cuatro o cinco ministerios que serían el gobierno federal europeo. Porque los temas que se producen en los municipios no tienen por qué tratarse en las regiones. Y lo que se pueda hacer en las regiones no tiene por qué hacerlo el Estado. Y lo que el Estado ya no pueda hacer, lo tiene que entregar a la federación.

Y es ahí donde está el problema de Europa; los estados se empecinan en seguir manteniendo una soberanía que en realidad es muy poca. Ya lo vemos con lo que está sucediendo en Europa. ¿De qué sirve la soberanía de los estados si no son capaces de controlar el desmadre que se está produciendo ahora mismo? Por lo tanto la federación sería la solución, entregando los poderes que verdaderamente necesita un gobierno federal europeo.

¿La federación entonces tendría las competencias en política exterior?   

Indudablemente. Yo he mencionado cuatro o cinco ministerios; las finanzas, la política exterior, la defensa y las comunicaciones. El sistema político actual tergiversa las informaciones y los ciudadanos tampoco tienen el acceso a la información real. Claro que en Europa habría monarquías, habría repúblicas y federaciones. Alemania, Austria, Bélgica son federaciones.             

FUENTE: “Cenizas de Babilonia. Diáspora Española” Radio Argentina A.M. 570

“Trabajamos para una Europa Federal"