miércoles 11.12.2019
BOLIVIA

Las estimaciones e informes de organismos internacionales sobre la economía boliviana

Víctor Vacaflores Pereira 
Las estimaciones e informes de organismos internacionales sobre la economía boliviana

“Puedo prometer ser sincero, pero no imparcial.” 
Goethe


Los indicadores económicos de la Bolivia actual han sido difundidos hasta el cansancio. Para algunos críticos de buena fe, se hace más propaganda que socialización de su significado político y social. Pero los medios privados de comunicación y opinadores reaccionarios y de derecha, insisten en negarla, deformarla y mentir ante la elocuencia de los hechos. Los organismos internacionales, vía informes, estimaciones y pronósticos, cumplen también un rol sutil que es necesario desenmascarar.

Por hoy, no será necesario desarrollar explícitamente, líneas sobre los intereses económicos, políticos e ideológicos que representan los organismos internacionales que protegen al capital y su sistema. Simplemente, debemos deducir su papel, de sus informes y pronósticos.

Veamos, el Fondo Monetario Internacional (FMI), durante el gobierno de Evo Morales y el Modelo Económico implementado por el Proceso de Cambio, sostuvo que el crecimiento del PIB fluctuó entre el 5.9 (2008) y el 2.8 (2009) haciendo una media en los 13 años de 4.4%, cuando en realidad, en esos años, el promedio real del crecimiento consumado del PIB fue de 5%.

Grafico 1:

Fuente: MEFP y FMI, previsiones varias

El gráfico 1 es revelador, pues no hubo un solo año en el gobierno de Evo Morales que el FMI acertara con sus proyecciones o tuviera términos alentadores para la economía boliviana, que sí los tuvo para otras economías neoliberales. No acertó un solo año. Pues no creía y no debía hacer creer que la economía boliviana dirigida por un indígena que transitaba por la vía de la soberanía- nacionalizando sus recursos naturales y sus empresas estratégicas-, podía resolver los entuertos de la economía que sus tecnócratas no pueden. Uno se pregunta: ¿Este organismo tiene una intención vedada con Bolivia? Juzgue el lector, pues esta puede ser materia de un bello debate.

El Banco Mundial (BM), organismo vigilante y defensor del capital cuyo rol es el de perpetuar el sistema capitalista, digitar las políticas económicas que han sometido a los países dependientes en beneficio de los grandes Centros de Poder Internacional y por si fuera poco, haberse “inmiscuido y comprometido con acciones políticas como los golpes y dictaduras militares más sangrientas que se han producido en las décadas de los 60, 70 y 80”.1 El Banco Mundial, fue un actor importante en el desmantelamiento de la economía y empresas estatales en el período del neoliberalismo; uno de los períodos históricos de saqueo más agresivos de la historia boliviana.

Teniendo acceso a la información económica del Estado Plurinacional, durante los 13 años (salvando 2010), en todos los años, sus estimaciones estuvieron siempre por debajo de lo que realmente ocurrió. Apreciemos el Gráfico 2, donde se distinguen pocos años de aproximación al real crecimiento del PIB, resaltando sin embargo su desubicación o su intencionalidad política.

Gráfico 2:

Fuente: MEFP y BM, previsiones varias

La Comisión Economía para América Latina (CEPAL), fue y es la más cercana al real crecimiento del PIB boliviano, debido probablemente a su acercamiento histórico con las estrategias cepalinas de mayor comprensión y búsqueda de alternativas más soberanas y de enfoque social para los países de nuestra Amerindia. En más de una década, en solo un año (2009), la CEPAL tuvo una previsión positiva de Bolivia por encima de crecimiento ocurrido. Veamos...

Gráfico 3:

Fuente: MEFP y CEPAL

Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), fuente multilateral de financiamiento importante para la inversión productiva en Bolivia, que en el presente tiene una cartera con el país de 2.500 millones de $US. con una ejecución de más del 50%, cuenta con informes y declaraciones más respetuosas, diríamos verdaderas, pues haciendo uso de la fuente emanada del Estado y su presencia en el país, sólo corrobora lo que el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia difunden.

Finalmente, las últimas semanas se dieron especulaciones sobre el informe de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, cuya calificación de riesgo de Bolivia fue de BB- con perspectiva negativa. Informe que si bien ratifica la calificación de riesgo de Bolivia de BB- del año anterior (positiva), expresa preocupaciones contradictorias, pues a tiempo de señalar una vulnerabilidad económica de Bolivia por la reducción de las reservas internacionales, incertidumbres futuras en torno a la comercialización e ingresos por el gas, la deuda externa y el déficit fiscal y comercial; reporta y es de su conocimiento también, el alto nivel de las reservas internacionales con un amplio margen para absorber créditos, la solidez de la economía boliviana que en la última década ha crecido a un promedio de 5%, la solida liquidez de la banca, que el déficit fiscal tiene su razón por el empeño en el desarrollo del aparato productivo e industrialización, la estabilidad y bienestar de la población expresada en todos los indicadores económicos y sociales. Todo esto sin mencionar el contexto internacional adverso al que se sobrepuso el Modelo Económico implementado en Bolivia, razón por la cual esta distante de economías como Ecuador, Brasil y otros países hermanos. Entonces, ¿la economía boliviana está en riesgo? Contrariamente, nunca en la historia económica ha estado en mejor situación y condición parta construir un futuro mejor.

Será en otra oportunidad que nos referiremos a los “analistas” y economistas de la derecha que intentaron con el señalado informe, autoinsuflarse y alegrarse de que le podría ir mal a la economía boliviana. Como lo dijimos, estos testaferros no tienen patria.

Es comprensible la responsabilidad que recae en los técnicos cuando realizan estimaciones económicas alejadas de la realidad, más nuestra observación, va por la actitud política, por la intención de estos organismos por restar crédito a una economía como la boliviana, que si bien debe aún realizar profundas transformaciones en la propiedad y en las relaciones sociales de producción, transita por un proceso de liberación nacional que debe culminar en etapas superiores anticapitalistas, si no quiere ser atrapado por el sistema.

A manera de resumen, podríamos intentar algunas explicaciones de la línea u orientación de estos organismos internacionales. Algunos con inocencia podrían decir que tienen mentalidad colonial y no entiende lo que realmente pasa en Bolivia, no comprenden lo abigarrado de nuestros problemas y lo abigarrado de nuestras alternativas. Mas la realidad es que, parte de estos organismos, expresan y vigilan los intereses del capital, para eso fueron creados.

Víctor Vacaflores Pereira es miembro de la Red de Economía Política

1 Víctor Vacaflores P. Presentación del libro Banco Mundial. El golpe de estado Permanente, de Eric Toussaint, Ed CBDHDD La Paz Bolivia 2007

Artículo publicado en Alainet

Las estimaciones e informes de organismos internacionales sobre la economía boliviana