martes 19/10/21
CHEQUEO AL PRESIDENTE BRASILEÑO

Bolsonaro ha mentido hasta 4.000 veces en 1.000 días de gobierno

2 de cada 3 declaraciones falsas se repiten en un 60% según la plataforma Aos Fatos.

bolsonaro
Twitter.

Después de 1.000 días como inquilino del Palacio de Planalto, Jair Bolsonaro ha mentido 3.989 veces según ha demostrado la plataforma Aos Fatos.

La agencia de verificación de hechos ha chequeado todas las mentiras vertidas por el presidente brasileño en lo que lleva de mandato. Su estudio refleja que 2 de cada 3 declaraciones falsas se repitieron, es decir 2.496 (62,5%), la mayoría relacionadas con la pandemia y la conducta ética de su gobierno.

Precisamente, el alegato más repetido por Bolsonaro tiene que ver con la corrupción y la gestión de su gabinete. El presidente de Brasil niega los casos de corrupción cuando algunos de los actuales miembros de su gobierno y otros que ya han salido están inmersos en causas judiciales.

El segundo gran bloque de mentiras tiene que ver con la gestión de la pandemia de Covid que ya se ha cobrado la vida de más medio millón de brasileños. Bolsonaro ha reiterado en numerosas ocasiones que el Supremo Tribunal Federal le ha impedido actuar contra la pandemia, cuando en realidad el dictamen primaba la colaboración entre administraciones y la toma conjunta de decisiones frente a la acción unilateral del gobierno federal.

En las últimas semanas han sido sonoro el enfrentamiento con la Corte Suprema que ha respondido con dureza al discurso golpista de Bolsonaro y sus seguidores y que obligó al presidente a dar un paso atrás tras las advertencias de los jueces.

La pandemia ha sido caldo de cultivo en las falsedades del mandatario brasileño, manifestando sentirse preocupado por el virus pero sin potenciar la vacunación o medidas de confinamiento de la población. Asimismo, habló de tratamientos para la covid sin sustento científico, calificó de “gripecita” la epidemia, y ha negado la eficacia de las mascarillas para frenar los contagios.

Aos Fatos también recoge cientos de mentiras en materia económica y laboral y sobre el supuesto fraude electoral por la votación electrónica al afirmar que dichas máquinas no son auditables.

Bolsonaro se ha valido de las redes sociales para divulgar sus afirmaciones falsas y distorsionadas. Una reciente investigación parlamentaria ha desvelado que muchos de sus partidarios, entre ellos algunos periodistas, se han embolsado cuantiosas ganancias por la propagación de noticias falsas en Internet.

Bolsonaro ha mentido hasta 4.000 veces en 1.000 días de gobierno