miércoles 8/12/21

En otros momentos fueron Irán, Irak, Libia, Corea del Norte, China o Rusia quienes eran los malos.

Ahora los focos mediáticos se han olvidado de la Gran Crisis Griega, de los ataques de Marruecos a la frontera española (Más de 10.000 jóvenes empujados a saltar la valla de Ceuta) o de los conflictos chilenos en donde  por cierto se celebran pronto elecciones de gran relevancia para América latina.

Es imprescindible recalcar cuando se habla de países donde la democracia está en cuestión, y como norma  previa, exigir el cumplimiento de los derechos humanos, la libertad de prensa, expresión y manifestación, el excarcelamiento de todos los presos políticos o de conciencia, la pluralidad de partidos y el respeto a las creencias y religiones minoritarias.

Esta exigencia se debe poner en primer lugar tanto si se habla de Nicaragua, por ejemplo, como si se habla de Qatar o de Arabia Saudita. No es necesario ser de izquierdas, ni siquiera progresista, basta con ser demócrata para exigir el cumplimiento escrupuloso de los principios democráticos en todos los lugares.Sin embargo, es obvio decirlo, en la inmensa mayoría de las informaciones que recibimos de países de “un lado” del espectro político siempre se recalca, mientras que en los de “el otro lado” se obvia descaradamente.

El emérito Juan Carlos está "acogido" en un país que es una dictadura total. Una autocracia medieval y sin embargo eso ni siquiera se comenta cuando se da la información sobre su estancia por aquellos desiertos. En Abu Dabi no hay elecciones ni democráticas ni no democráticas. Las mujeres no pueden votar…pero los hombres tampoco, se detiene a cualquier opositor y la democracia ni está ni se le espera.

Sin embargo toda la información internacional que recibimos en los telediarios y portadas de prensa española se centran exclusivamente en otros temas y no se menciona nunca la dictadura en Abu Dabi y en los Emiratos Árabes Unidos.

Podemos simplificar la información que recibimos en lo siguiente:

1.- Bielorrusia está buscando y trayendo a su territorio a inmigrantes de países como Afganistán o Irán para lanzarlos contra la frontera europea a través de Polonia. Detrás de esta operación de desestabilización está Rusia. No son pobres desgraciados que llaman a las puertas de Europa sino “infelices usados contra su voluntad” a una “guerra híbrida” por un dictador que ha ganado unas elecciones fraudulentas.  Esto nos lleva a una derivada peligrosa y a aumentar la inversión ejércitos y equipamiento militar.

Es necesario crear un Ejército Europeo de que nos defienda de estás invasiones. El 15 de Noviembre de 2021 ya se plantea directamente crear una unidad de 5000 soldados. Borrell y otros dirigentes europeos lo proponen abiertamente.

La polémica no es si hay que hacer el ejército o no, sino si ese ejército es complementario a la OTAN o alternativo. Lo importante es comprar más armas, reforzar los presupuestos de defensa (Ahora que nos abandonan los estadounidenses a nuestra suerte) y por supuesto “tener un enemigo”. Si no se tiene un enemigo es más difícil convencer a la opinión publica que en vez de dedicar fondos a creación de empleo y apoyo a los países del tercer mundo, para que se vacunen por ejemplo, se dediquen miles de millones a comprar tanques y aviones de guerra.

2.-  En Nicaragua las elecciones que se han celebrado recientemente ha sido fraudulentas y no hay que reconocerlas. Daniel Ortega era un revolucionario izquierdista y ahora es un místico enajenado y loco que sólo merece ser expulsado del poder por las buenas o por las malas. Las llamadas a la intervención militar son continuas. No parece la mejor solución declarar una guerra en Centroamérica.

Reiterando la exigencia de libertad para todos los presos políticos de este pequeño país y la necesidad de unas elecciones donde todos los que se quieran presentar puedan hacerlo sin restricciones es necesario abrir la puerta a la negociación entre gobierno y oposición como se está impulsando en otros países.

3.- En Venezuela hay elecciones, participa una parte importante de la oposición, pero son una mascarada ya que a los dictadores les gustan las elecciones como indica Moises Naïm en su impagable columna de opinión en el País del 15 de Noviembre que lleva ese mismo título “A los dictadores les gustan las elecciones” citando expresamente a Saddam Huseim, Muamar el Gadafi, Kim Jong Un, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Ortega,  Lukashenko… y los líderes de la Unión Soviética.

Curiosamente no menciona a ningún “dictador” de las otras tiranías que hay por el mundo. Y eso es “El País” que se supone es el periódico más “centrado” o de “centroizquierda” de nuestra piel de toro. Para Naïm todas las elecciones de ese tipo son “falsas”.

En ese mismo medio Juan Diego Quesada que “informa” sobre las elecciones dice que “Venezuela vive de espaldas a las elecciones municipales y regionales que se celebrarán el domingo (21 de noviembre 2021) en todo el país. Entre líneas, sin embargo, indica que participa “la mayoría de la oposición”, “las calles son más seguras” “no hay estanterías vacías en los supermercados” y…”la novedad más importante es que vuelve a haber atascos en Carácas” como símbolo de normalidad y de mejora de la economía.  Parece que el chavismo se consolida y  la mano derecha de Guaidó, Tomás Guanipa, pasea por los barrios pidiendo el voto, llamando a la participación y confiando que algo cambie en las siguientes generales. Esperemos que después todos acepten los resultados y no se impugne lo que salga o les llamen “okupas” a los que estén en el gobierno como hacen algunos en España.

4.- Y por último Cuba. Hacía tiempo que no se hablaba de Cuba. Se convoca una manifestación contra el Régimen Cubano. El convocante dice a los convocados que no vayan y que sale el sólo a manifestarse. Llegado el momento de manifestarse le impiden salir de casa. Pide a los ciudadanos que salgan de blanco, hagan una cacerolada y aplaudan a las tres de la tarde.

A periodistas españoles de la Agencia EFE, agencia pública del gobierno español, les retiran las credenciales si bien a algunos se las devuelven con rapidez. El Ministro de Asuntos Exteriores español está raudo y veloz en pedir que se respete el derecho de información. Bien por el ministro.

Sorprendentemente al día siguiente de las manifestaciones que se iban a celebrar el principal impulsor de las mismas aparece en España y es portada de todos los periódicos y el telediario de la 1 da como noticia extraordinaria su llegada a Barajas en el mismo momento que se produce. Todo suena muy raro. ¿Querrán hacer de él un nuevo Guaidó?. 

El gobierno cubano, al igual que el gobierno de Nicaragua, al igual que el gobierno de Venezuela, manifiesta que la oposición a sus regímenes tiene el apoyo económico y mediático de Estados Unidos y lo que se busca es un cambio de Régimen. O sea que los quieren echar del gobierno por las buenas o por las malas. En Venezuela no hace mucho tiempo han existido levantamientos militares contra el gobierno de Maduro, propuestas abiertas de invasión militar, etc. etc.  Cuba sigue teniendo un férreo bloqueo desde hace muchos años pero eso no tiene importancia informativa.

La Unión Europea y el gobierno de Estados Unidos se alinean claramente contra los gobiernos de Cuba, Nicaragua o Venezuela.

Los gobiernos de China, Rusia y algunos otros descarriados se posicionan apoyando a los gobernantes de esos países.

Nada nuevo bajo el sol en este recrudecimiento de la Guerra Fría que se instauró en la política mundial a partir de 1947 cuando fueron expulsados los partidos comunistas de los gobiernos democráticos de Italia y Francia, vencedores del fascismo y el nazismo, en la Segunda Guerra Mundial .

El que se quiera apuntar a ese discurso fácil y quiera comulgar con ruedas de molino que lo haga.

Posdata.

De Afganistán ya se habla muy poco, más allá de informar que los talibanes no controlan la situación y que el Estado Islamista pone bombas. Los colaboradores que trajimos a España y otros países suponemos ya están todos trabajando o en fase de incorporación a nuestras sociedades. Bienvenidos sean.

Bielorusia, Nicaragua, Venezuela,Cuba…