miércoles 08.04.2020

África Occidental y el Sahel sufren una violencia terrorista sin precedentes

Desde el pasado mes de julio, la región de África occidental y el Sahel ha experimentado un aumento devastador de ataques terroristas contra objetivos civiles y militares que han provocado una serie de consecuencias humanitarias alarmantes.
PMA/Justin Smith | La sequía y la violencia han afectado a los habitantes de la región del Sahel y les ha obligado a desplazarse.
PMA/Justin Smith | La sequía y la violencia han afectado a los habitantes de la región del Sahel y les ha obligado a desplazarse.

Esta fue la desoladora descripción que hizo este miércoles ante el Consejo de Seguridad sobre la situación en esa zona del mundo, Mohamed Ibn Chambas, el máximo responsable de la Oficina de las Naciones Unidas para África Occidental y el Sahel.

"En Burkina Faso, Mali y Níger las víctimas de los ataques terroristas se han quintuplicado desde 2016, con más de 4000 muertes registradas sólo en 2019, en comparación con las 770 muertes estimadas en 2016. (…) El foco geográfico de los ataques terroristas se ha desplazado hacia el este, de Mali a Burkina Faso, y amenaza cada vez más a los Estados costeros de África occidental", destacó.

Añadió que el número de personas asesinadas en Burkina Faso aumentó de unas 80 en 2016 a más de 1800 en 2019, y que el número de desplazados en la región se ha multiplicado por diez, llegando a cerca de medio millón, además de 25.000 personas que han buscado refugio en otros países.

Interconexiones de la violencia

Chambas señaló que el terrorismo, el crimen organizado y la violencia entre comunidades a menudo se encuentran interconectadas, y que esa realidad se hace patente especialmente en áreas periféricas donde la presencia estatal es escasa.

"En esos lugares, los integristas proporcionan seguridad y protección a sus habitantes, además de servicios sociales, a cambio de su lealtad", detalló.

El diplomático indicó que por esa razón el Secretario General hizo hincapié en que las respuestas antiterroristas deben centrarse en ganar la confianza y el apoyo de las poblaciones locales, cuando participó en la Conferencia de Alto Nivel sobre prevención de la violencia extremista el año pasado en Nairobi.

Entre las respuestas regionales a la amenaza terrorista mencionó que durante la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (UNOWAS), celebrada en diciembre pasado, se adoptó el Plan de Acción 2020-2024 para la erradicación del terrorismo en la subregión, tras la cumbre extraordinaria de la Comunidad en septiembre, durante la cual se comprometió a movilizar mil millones de dólares a nivel interno.

"Ahora, señor presidente, distinguidos miembros, es el momento de actuar. Los líderes regionales y subregionales deben cumplir con sus promesas y los socios internacionales deben prestar todo su apoyo a la implementación de los mecanismos existentes", apuntó.

Avances políticos

Pese a este cúmulo de noticias negativas en África occidental y el Sahel, subrayó la existencia de brotes esperanzadores a nivel político, como la conclusión de la segunda ronda de consultas públicas sobre una nueva Constitución en Gambia y al establecimiento pacífico de un proceso de verdad, reconciliación y reparación.

Igualmente, resaltó que en Sierra Leona, Mauritania y Senegal, entre otros países, se llevan a cabo diálogos alentadores con el fin de promover la unidad nacional.

Procesos electorales en el horizonte

Chambas también recordó que durante los próximos meses los electores de seis países del África occidental están llamados a elegir a sus líderes en las urnas.

Del mismo modo, felicitó a la población de Guinea-Bissau y a su Comisión Electoral por su "conducta ejemplar" durante los comicios presidenciales celebrados el año pasado.

En relación con las próximas elecciones presidenciales en Togo, el 22 de febrero, dijo que "tras las recientes reformas electorales y constitucionales, es urgente que cualquier reclamación pendiente antes y después de las elecciones se resuelva por la vía legal".

Finalmente, con respecto a los comicios previstos para fin de año en Burkina Faso, Cote d’Ivoire, Ghana, Guinea y Níger advirtió que "los agravios no resueltos, los procesos de reconciliación nacional incompletos y los sentimientos de manipulación de las instituciones y los procesos conllevan riesgos de tensiones y manifestaciones de violencia política".

África Occidental y el Sahel sufren una violencia terrorista sin precedentes