#TEMP
viernes 20/5/22
GALICIA | JUAN MARTíNEZ GARCíA

Encuentro para un nuevo país en Galicia

Más de quinientas personas participaron en el "Encontro para un novo país" organizado por Esquerda Unida el pasado fin de semana y en el que intervinieron Yolanda Díaz, Alberto Garzón y Lara Hernández.

novopais2
Lara Hernández, Alberto Garzón y Yolanda Díaz durante el Encuentro.

@juanmgmm | Para Esquerda Unida la oportunidad histórica de poder cambiar la correlación de fuerzas tradicional en el escenario político es un hecho en Galicia y en el Estado. No sólo por los resultados de las elecciones europeas -que también-, quizá la situación política de corrupción generalizada y la movilización ciudadana combatiendo los efectos más graves de las políticas de recortes, son los pilares que para la formación de izquierdas acreditan la posibilidad de que las próximas elecciones municipales en Galicia (además de las autonómicas en la mayor parte de las comunidades) ofrezcan unos resultados acordes con salidas sociales a la crisis, que pongan fin a la corrupción política que según su opinión es inherente al actual con texto bipartidista institucional, y que doten a la ciudadanía del protagonismo central de la actividad política, y no sólo cada 4 años votando en las elecciones correspondientes.

 Para Esquerda Unida la oportunidad histórica de poder cambiar la correlación de fuerzas tradicional en el escenario político es un hecho en Galicia y en el Estado

Sobre estas cuestiones se habló en el acto que Esquerda Unida celebró el pasado fin de semana en el Paraninfo de la Universidade da Coruña, dentro del proceso estatal iniciado hace unos meses bajo el nombre de “Encuentro paran nuevo país”, y que contó con la participación de más de 500 personas.

El curso político está marcado por la celebración de las próximas elecciones, y en Galicia eso está motivando una importante movilización ciudadana en las principales ciudades de cara a configurar candidaturas ciudadanas abiertas con las que presentar una alternativa de cambio. En todos esos procesos está participando Esquerda Unida, tanto directamente como animando a sus militantes a participar directamente, al igual que el resto de fuerzas que componen Alternativa Galega de Esquerdas. De ahí el interés generado en el acto, toda vez que la semana pasada y en ese mismo foro (el Paraninfo de la UdC) la “Marea Atlántica” celebró otro acto dando cuenta de la actividad desarrollada desde su puesta en marcha y los avances de cara a ir perfilando próximamente tanto la candidatura  como el programa electoral que finalmente pueda presentarse con el objetivo de “ganar María Pita”, en alusión al Concello de A Coruña.

“Tienen confiscados nuestros derechos”, y que ante esto hay que hacer todo lo posible para que la mayoría social derrote a quienes defienden desde gobiernos e instituciones las recetas neoliberales

También las personas anunciadas como intervinientes motivaron el interés en este acto, siendo ya es una realidad el tirón social que tiene la coordinadora nacional de Esquerda Unida, Yolanda Díaz, a partir de su contundente labor parlamentaria como viceportavoz de AGE y su activad política a lo largo y ancho de Galicia.

Su intervención estuvo cargada de optimismo sobre las posibilidades reales de cambio, y de firmeza contra quienes nos han situado en uno de los peores momentos de la historia política y social que se recuerda, que ella identificó con los poderes económicos, con los mercados, con la troika. 

Pero para Yolanda Díaz también el bipartidismo es responsable, y cargó contra PP y PSOE al afirmar que sólo entienden y atienden la “lengua” de los poderosos, y en ningún caso atienden ni hablan la “lengua” del pueblo “haciendonos vivir en una democracia simulada después del golpe de estado legal de la retomar del articulo 135 de la Constitución”.

La coordinadora nacional de Esquerda Unida resumió la situación que se padece citando a Boaventura Sousa Santos, cuando dijo que “tienen confiscados nuestros derechos”, y que ante esto hay que hacer todo lo posible para que la mayoría social derrote a quienes defienden desde gobiernos e instituciones las recetas neoliberales. Afirmó tener plena confianza en el poder de la unidad popular y ciudadana, que cuando se da es poderosísima porque convierte a la ciudadanía en protagonista y en sujeto de transformación, y apoyó su optimismo en lo dicho por Walter Benjamin, sobre que “la esperanza es revolucionaria.

Para Garzón estamos ante una “crisis orgánica” que teorizó Gramsci

Cedió la palabra Yolanda Díaz a Alberto Garzón, diputado en el Congreso y responsable federal de IU para atender lo que llaman “proceso constituyente”. Cada visita de Garzón a Galicia es seguida por muchísima gente, como se comprobó el año pasado en Santiago de Compostela, donde llenó el salón de actos de la Facultade de Económicas de la USC, y en la pasada campaña de las elecciones europeas, cuando finalmente no se celebró el acto donde iba a intervenir por el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, a pesar de que en el Círculo de Artesanos de A Coruña no cabía un alfiler. 

Su habitual presencia en medios de comunicación le sitúan en un plano de mucha popularidad, incluso a pesar de las noches de sábado que pasa debatiendo con (Eduardo) Inda o (Francisco) Marhuenda, en lugar de poder estar con los suyos tomando unas cervezas, señaló Garzón.

En palabras de Alberto Garzón “El bipartidismo nunca tuvo menos apoyo antes en el estado”

Para el diputado y dirigente de IU lo que está pasando en la sociedad es parte de la “enmienda a la totalidad” al sistema político que ya en 2011 desde el 15-M se planteó, y que lógicamente desde los partidos del poder no entendían entonces y ahora ya temen.

Garzón destacó la quiebra económica y política y social del sistema es evidente, por lo que para Garzón estamos ante una “crisis orgánica” que teorizó Gramsci, y es momento de tomar partido contra quienes decidieron acabar con el estado social, siguiendo el dictado de los poderes económicos y dejándose chantajear.

Puso como ejemplo del servilismo de los gobiernos es España lo que afirmaba el FMI en uno de sus informes: "Las reformas estructurales en España van bien, pero lentas, y falta la de las pensiones. Hay riesgos de estallidos sociales, y los dos principales partidos pierden apoyo por lo que la aplicación de las reformas puede tener dificultades”. Para Garzón es evidente a quien beneficia el bipartidismo, y no es precisamente al pueblo al que debían defender.

Para Hernández la propia dinámica de urgencia de las políticas de recortes está imprimiendo también “aceleración” y extensión en todos los procesos de convergencia

En palabras de Alberto Garzón “El bipartidismo nunca tuvo menos apoyo antes en el estado”, por lo que hay posibilidad de vencerles electoralmente, y no hacerlo es una irresponsabilidad. Y para ello, la convergencia es ineludible, ya que no hay tiempo si queremos evitar aun peores efectos de las politicas desreguladoras.

Reafirmó las posibilidades reales de un cambio político histórico en el Estado, ante la creciente represión ejercida desde los poderes públicas quienes se movilizan contra los recortes y en defensa de sus derechos, y a todos esa gente les animó a seguir y a sumar a más gente, con toda la esperanza y la ilusión necesarias para afrontar esta oportunidad histórica.

También destacó la intervención de Lara Hernández, que también ejerce responsabilidades de dirección en IU atendiendo los procesos de convergencia, y en la que repasó los avances en Barcelona, Madrid, Málaga, Córdoba y en otras ciudades, en las respectivas candidaturas ciudadanas abiertas que se están promoviendo. Para Hernández la propia dinámica de urgencia de las políticas de recortes está imprimiendo también “aceleración” y extensión en todos los procesos, propiciando acercamientos y convergencia desde espacios y sensibilidades que nunca antes se consiguió, de ahí la importancia de estos procesos y las expectativas sobre sus buenos resultados.

Encuentro para un nuevo país en Galicia