viernes 06.12.2019
GALICIA POLÉMICA

Listas electorales: En Marea reparte juego y el PSdG reparte cera

En Marea finaliza su proceso de primarias, mientras el Partido Socialista -desde Ferraz- ha cerrado las listas.

Listas electorales: En Marea reparte juego y el PSdG reparte cera

En esta primera andadura hacia el 25-S, la imagen que transmite el candidato de En Marea es la de pacificador, mientras que el candidato del PSdG transmite tensión hacia su propia organización

En Marea finaliza su proceso de primarias, mientras el Partido Socialista -desde Ferraz- ha cerrado las listas. El candidato oficial de En Marea, Luís Villares, ha obtenido un 87% de respaldo por parte de los afiliados. Será la apuesta para competir a la presidencia de la Xunta frente a Núñez Feijó, Fernández Leiceaga y Ana Pontón.

Luís Villares encabezará las listas de las Mareas por Lugo, pero reparte juego entre sus contrincantes, para tratar de apaciguar los ánimos, tras los conflictos de Podemos. Encabezarán las listas de En Marea personas que pertenecen a las tres organizaciones estructuradas que -junto con las Mareas- forman parte del partido instrumental: Antón Sánchez, de Anova, por A Coruña, Carmen Santos, de Podemos, por Pontevedra, y Ánxeles Cuña (próxima a IU) por Ourense.

Fernández Leiceaga, en cambio, no ha demostrado la cintura y flexibilidad necesaria para conducir al PSdG sin tensiones hacia la campaña electoral. Tras su escasa sensibilidad para repartir juego con quienes se le opusieron en las primarias, no ha tenido la suficiente capacidad para negociar directamente con las agrupaciones provinciales de Pontevedra y Ourense. Arropado por la comisión gestora ha trasladado a Ferraz la solución de las discrepancias, y ha logrado que desde Madrid impongan modificaciones a las listas que votaron las organizaciones de esas dos provincias.

1470223380_959520_1470223672_noticia_normal

Por el momento, en el seno del BNG y del PP la mar está en calma

El candidato socialista y la comisión gestora que lo apoya no han sabido entender que un proceso electoral es como un mar sembrado de tiburones, y que no conviene iniciar la travesía por él haciendo sangre entre los suyos.

En esta primera andadura hacia el 25-S, la imagen que transmite el candidato de En Marea es la de pacificador, mientras que el candidato del PSdG transmite tensión hacia su propia organización. Mucho tendrá que cambiar su actitud para recuperar la unidad, y tratar de curar las heridas que él mismo ha provocado: el “fuego amigo” es más peligroso que el adverso, porque además de herir y matar, desmoraliza.

Por el momento, en el seno del BNG y del PP la mar está en calma.

Comentarios