jueves 17.10.2019
ELECCIONES GALICIA 25S

Feijóo, una victoria sin paliativos

En Galicia esperan cuatro años con más de lo mismo, y con un cheque casi en blanco que le da la sociedad a Feijóo para seguir haciendo una política conservadora.

Feijóo, una victoria sin paliativos

Quince mil votos más que en 2012 ha sacado Alberto Núñez Feijóo el 25 de septiembre. Lo malo es que nadie se sorprende por ello, cuando es un resultado objetivamente sorprendente si se tienen en cuenta los resultados de su política durante los siete años de mandato. Pero hay que decir, sin ningún tipo de paliativos, que el PP  ha ganado las elecciones, revalidando los 41 escaños que tenía.

Ciudadanos se estrella, como estaba previsto, aunque alcanza 47.000 votos: más del doble de lo que sacó UPyD en 2012.

El BNG, aun perdiendo votos y un escaño respecto a 2012, logra romper la tendencia de hundimiento que venía sufriendo en las confrontaciones. Fruto, sin duda, de una campaña inteligente y clara realizada por su candidata Ana Pontón. Y consecuencia también de que Anova integrada en la Marea ha cedido su espacio más rotundamente nacionalista.

En Marea supera en 70.000 votos y en 5 diputados los resultados que obtuvo AGE en 2012, y arrebata por un puñado de votos la hegemonía al PSdeG. Ahora tiene que afrontar su propio futuro como “partido instrumental”. Se suponía que era instrumental para lograr gobierno, que con una tarea de gestión por delante es más fácil dirimir las diferencias internas. Al quedarse en la oposición, la labor de dilucidar los contrastes de las diferentes fuerzas que se integran en ese partido instrumental puede ser más compleja.

Mal que bien, todos han hecho sus deberes. El único que se lleva un suspenso que puede tener una trascendencia imprevista es el Partido Socialista de Galicia. Si se exceptúan las elecciones de 1981 y las de 1997, donde se quedó en poco más de un 19% de los votos, nunca había obtenido tan pésimos resultados: un 17,88%, tal vez ganado a pulso con sus propias divisiones y reyertas, y con la falta de un proyecto político capaz de conectar con la Sociedad.

En Galicia esperan cuatro años con más de lo mismo, y con un cheque casi en blanco que le da la sociedad a Feijóo para seguir haciendo una política conservadora.

galicia

Feijóo, una victoria sin paliativos
Comentarios