martes 07.07.2020
FRENTE A LA OPOSICION GRIEGA

Varoufakis defendido por Tsipras

Alexis Tsipras ha plantado cara a la oposición griega al defender la existencia de un plan B por si los socios condenaban a Grecia a la asfixia.

Varoufakis defendido por Tsipras

Alexis Tsipras, ha plantado cara a la oposición griegas al defender la existencia de un plan B por si los socios condenaban a Grecia a la asfixia, tras ganar la batalla ayer contra sus adversarios internos y recibir luz verde para continuar las negociaciones hacia un tercer rescate.

Tsipras reconoció que había ordenado al entonces ministro de Finanzas Yanis Varoufakis preparar un plan de emergencia para el caso de que se hubieran agravado los problemas de liquidez, pero negó con vehemencia que el objetivo fuera la salida de la eurozona.

"Nunca tuvimos un plan de salida del euro y nunca elaboramos tales planes", pero sí hubo planes de "emergencia" y "era mi obligación" pedirlos, dijo Tsipras en una interpelación parlamentaria

La revelación de Varoufakis de que había preparado con un pequeño grupo de colaboradores un plan que preveía la creación de un sistema paralelo de pagos había levantado en los últimos días una polvareda política e incluso llevó a algunos abogados a plantear una investigación.

En concreto, Varoufakis había reconocido que sus planes incluían acceder a los datos fiscales de ciudadanos y empresas para crear un sistema alternativo de pagos que permitiera cancelar deudas mediante la emisión de pagarés.

El grupo de letrados había solicitado al fiscal en el Tribunal Supremo abrir una investigación, no contra Varoufakis (protegido por su cargo), sino contra sus colaboradores para dilucidar si con esta acción se había cometido perjuicio al Estado, y se había violado la obligación de proteger la moneda y los datos personales.

Varoufakis había insistido en que su plan B no estaba encaminado a preparar la salida de Grecia del euro, sino a afrontar eventuales problemas de liquidez del Estado y del sistema bancario griegos, y había culpado a la oposición y a algunos medios de pretender una persecución política.

En la sesión de preguntas al primer ministro, Tsipras respaldó hoy con vehemencia al que hasta hace unas semanas fue su ministro, pese a tratarse de uno de los críticos internos en Syriza que no están de acuerdo con el tercer rescate.

"Ustedes pueden acusarle de haber cometido errores y pueden criticar su forma de vestir, pero nadie puede acusarle de corrupto. Varoufakis no sacó su dinero al extranjero mientras negociaba, no ocultó la lista Lagarde (de presuntos evasores fiscales) como hizo (en su día) Venizelos (entonces ministro de Finanzas)", cargó Tsipras contra la oposición en alusión a una serie de escándalos de los gobiernos anteriores.

En su pregunta al primer ministro, la líder socialdemócrata y sucesora de Evángelos Venizelos al frente de Pasok, Fofi Genimatá, había emplazado a Tsipras a que revelara si conocía los planes y si los había ordenado.

El primer ministro reconoció sin rodeos que fue él mismo quien dio la orden, "era mi deber darla", pero recalcó que nunca hubo un plan B para abandonar el euro sino para hacer frente a una situación de emergencia a la vista de que los socios perseguían la salida de Grecia de la eurozona.

"Usted debería acusar a las instituciones de planes de Grexit (salida del euro)", y no al Gobierno, recalcó.

Varoufakis defendido por Tsipras
Comentarios