Nuevatribuna

TRAS LOS ESCÁNDALOS SOBRE BLANQUEO DE CAPITALES

Europa, a un paso de tener una policía financiera

El Parlamento Europeo votará la próxima semana las recomendaciones de la comisión sobre delitos financieros.

El próximo 26 de marzo, el pleno del Parlamento Europeo debatirá el informe elaborado por la comisión sobre delitos económicos creada tras los escándalos en los últimos años sobre blanqueo de capitales que involucraron a bancos europeos, y las revelaciones de los periodistas de investigación, como LuxLeaks y los papeles de Panamá, sobre casos de evasión y elusión fiscal.

Entre las recomendaciones que hace la comisión destaca la creación de una fuerza policial financiera europea que trabajaría bajo la supervisión de Europol y tendría poder para llevar a cabo investigaciones financieras transfronterizas.

El informe también pide el establecimiento de un organismo de control europeo que se encargue de combatir el lavado de capitales y la financiación del terrorismo, ya la coordinación actual de los Estados miembros no es "suficiente para enfrentar los desafíos del sector".

El documento cifra en 110.000 millones por año, esto es el 1% del PIB total de la UE, los ingresos por actividades delictivas y critica los privilegios fiscales de los llamados “visados de oro” que 18 Estados miembros ofrecen y que, según los expertos “favorecen el ingreso de criminales ricos en Unión”.

En la última década se han vendido más de 100.000 'visados de oro'

Y es que se estima, que en la última década se han vendido más de 100.000 visados y 6.000 pasaportes, sobre todo a ciudadanos rusos y a ciudadanos de otros países bajo la influencia rusa, a cambio de inversión financiera en la UE. Según el informe, “los permisos no sólo implican privilegios fiscales para los beneficiarios, también dan acceso a la libre circulación, que puede ser aprovechada para lavar dinero y evadir impuestos”.

El informe, que fue aprobado por 34 votos a favor y 4 abstenciones, destaca que 7 países de la UE (Bélgica, Chipre, Hungría, Irlanda, Luxemburgo, Malta y los Países Bajos) “muestran rasgos de un paraíso fiscal” y alerta de la situación en Suiza.

Los miembros de la comisión constatan la preocupación “por la falta general de voluntad política de los Estados miembros en el Consejo para abordar la evasión, elusión fiscal y los delitos financieros”.

Los miembros de la comisión constatan la preocupación “por la falta general de voluntad política de los Estados miembros en el Consejo para abordar la evasión, elusión fiscal y los delitos financieros”

También recomiendan la creación de un organismo fiscal global dentro de la ONU y que se incluyan cláusulas de "buena gobernanza fiscal" en los nuevos acuerdos de los países miembros con países no pertenecientes a la UE. Asimismo, destaca que los denunciantes y los periodistas de investigación deben estar mucho mejor protegidos. En este sentido, emplazan a Malta y Eslovaquia para hacer todo lo posible para identificar a los instigadores detrás de los asesinatos de dos periodistas de investigación.

El eurodiputado checo Luděk Niedermayer, del Partido Popular Europeo, destacó "debido a la falta de cooperación y coordinación entre las autoridades de dentro y fuera de los Estados miembros”, los casos conocidos de blanqueo de dinero “ni se impidieron ni se trataron durante su fase inicial, ni tampoco se investigaron como era debido”, dado que en la mayoría de los casos “no suele estar claro quién debe tomar la iniciativa".

Para el eurodiputado socialista danés Jeppe Kofod “lo triste es que Europa tiene un problema sistemático con el lavado de dinero y la elusión y evasión fiscales", ya que "hemos creado con éxito el mercado interno más atractivo y rico del mundo, con libre circulación de movimiento de capitales y servicios, pero aún nos falta una cooperación efectiva en materia de supervisión, investigación y aplicación transfronterizas”.