sábado 21.09.2019
MANIFIESTO DE LA ORGANIZACIÓN

Mujeres de Negro contra la política de la UE de asilo a refugiados

El colectivo reclama que se anulen los acuerdos hechos con Turquía y se prioricen de forma urgente la acogida digna de las personas refugiadas.

mujeres-de-negroMujeres de Negro contra la guerra de Madrid, integrantes de la Red Internacional de Mujeres de Negro, contemplamos horrorizadas y con inmenso dolor las medidas políticas aprobadas por la Unión Europea respecto a las personas refugiadas que llegan a nuestro territorio.

La actitud y las respuestas que ustedes están dando desde que se reagudizó la actual crisis, han sido medidas que han generado primero estupor y después rabia, indignación y dolor porque nunca hubiéramos pensado que nuestros representantes en ese Parlamento pudieran pensar y desarrollar medidas tan indignas de la condición humana ¿Pueden decirnos cómo calificar que el 70% del dinero destinado a los refugiados se destine a medidas disuasorias, como las concertinas fabricadas en España, y el 30% restante a ayuda humanitaria? Qué pensar de que la región más rica del mundo sea tan cicatera a la hora del reparto de las personas refugiadas y después ni siquiera cumplan con ese acuerdo al que están obligados por ley, como España ¿Quieren decirnos qué podemos pensar de su política común al asignar (o dejar) que Grecia asuma durante tanto tiempo la llegada de migrantes? Nuestra pregunta general, ¿existe la ética para ustedes?, ¿hay indicio de ella en alguna de estas actuaciones?

Queremos recordar que la causa que empuja a estas personas a abandonar sus casas, está en las guerras que de distinta forma han impulsado o apoyado los gobiernos de los países de la UE. Los mismos representantes que primero habían apoyado a gobiernos corruptos y violadores de Derechos Humanos, para más tarde alegar que estos no podían seguir en el poder. Fue el momento de declarar guerras, apoyar a grupos armados opositores o crear otros nuevos. Pero siempre con el armamento que proporcionábamos desde aquí.

Tanto la devolución colectiva de personas como las devoluciones individuales a países que no sean sus países de origen o de destino definitivo puede suponer una grave violación de la legislación internacional. Sin embargo, ustedes han acordado con Turquía que éste será el país receptor de los refugiados que lleguen a Grecia. A cambio, la UE pagará miles de millones por acogerlos cuando, según Amnistía Internacional y Human Rights Watch, entre otros, Turquía no cumple las condiciones establecidas en la legislación internacional y no respeta los Derechos Humanos. A cambio, se considerará a Turquía país socio principal con consideración especial para su ingreso en la UE. Y una concesión especial más, oficial u oficiosa, pero real: Turquía va a tener carta blanca para actuar contra la población kurda (incluidos asesinatos) y la oposición interna turca (incluidos los grupos pacifistas); limitará más la libertad de expresión y el gobierno del Sr. Erdogán completará la islamización del país (con el efecto consecuente para las mujeres). Pero todo ello hecho bajo el paraguas protector y permisivo del Parlamento Europeo, que no tiene problemas en considerarse garante de los Derechos Humanos, y adalid de los derechos de las mujeres. 

¿Han pensado ustedes en algún momento cómo van a repercutir sus medidas en personas que únicamente van en busca de un lugar para vivir dignamente? ¿qué efectos va a tener sobre la población kurda, turca, el desarrollo de las medidas comentadas y cuál va a ser su respuesta? ¿Serán revueltas, conflictos, grupos armados que generarán más muertes, desplazamientos...? Otro efecto nada desdeñable es el ejemplo, el modelo ¿a imitar? que nos ofrecen a la población de la UE. Nos preguntamos también por esta repercusión.

¡¡¡NO EN NUESTRO NOMBRE!!!

Sr. Presidente del Parlamento Europeo, Sra. Presidenta de la Comisión de DDHH, Sres. parlamentarios, Mujeres de Negro de Madrid pedimos que: 

Aprendan, aprendamos de los efectos de las respuestas de fuerza para ulteriores problemas.

  • Prioricen de forma urgente la acogida digna de las personas refugiadas.
  •  Anulen los acuerdos hechos con Turquía.
  •  Incluyan en sus actividades la defensa de los Derechos Humanos tanto de la población de la UE, como del resto de las regiones del planeta tierra.
  • Sus actuaciones sean modelo para combatir y erradicar el fascismo, el racismo, la xenofobia, la explotación de los más débiles.
  • Pongan fin a las respuestas militaristas en nuestra región y en el resto.
  •  Canalicen medidas para que no queden impunes las actuaciones origen de la situación actual y se asuman responsabilidades.
  •  Su política sea ética, guiada por el respeto a los DERECHOS HUMANOS generales y a la implementación de los derechos de las mujeres.

¡¡¡SÍ EN NUESTRO NOMBRE!!!

Mujeres de Negro contra la guerra, de Madrid

Mujeres de Negro contra la política de la UE de asilo a refugiados
Comentarios