#TEMP
viernes. 01.07.2022

Zapatero se opone a abaratar el despido como piden los empresarios

"A tantos que piden el despido más fácil, o el despido barato, o el despido libre, les tengo que decir desde aquí que no". Esta ha sido la advertencia hecha por el presidente a los empresarios, al tiempo que se compromete "no dejar a ninguna familia en la cuneta".
> El Gobierno de Aguirre respalda la propuesta de la patronal madrileña
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 08.02.2009

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, advierte de que dirá "no" a todos los que pidan abaratar o facilitar el despido de los trabajadores y asegura que el Ejecutivo tomará nuevas medidas para promover el empleo y mejorar la protección social para "no dejar a ninguna familia en la cuneta".

"A tantos que piden el despido más fácil, o el despido barato, o el despido libre, les tengo que decir desde aquí que no", manifestó, pocos días después de que la patronal madrileña hiciera una nueva propuesta en este sentido. En cambio, el presidente insistió en su deseo de trabajar con empresarios y sindicatos en el diálogo social con las empresas que estén dispuestas a generar empleo e innovación.

En un acto organizado por el PSOE ante unos 1.200 alcaldes y concejales del partido para promocionar el Fondo de inversión Local de 8.000 millones, Zapatero pidió a los ayuntamientos que a la hora de poner en marcha sus proyectos cuenten con los sindicatos y que generen empleos de calidad, y advirtió de que "la crisis no puede servir para deteriorar el trabajo, las condiciones del trabajo y las posibilidades y de los derechos de los trabajadores".

Además, recalcó que aunque en España hoy hay "muchos problemas" y muchas cosas que mejorar, para el Gobierno sólo hay "un único gran problema", que es el desempleo y "atender a las familias que tienen dificultades" a causa del paro. "Hay una parte de la población, un 20 por ciento, que puede tener problemas con el empleo, que afecta a sus familias, que genera incertidumbre y desasosiego y a ellos hay que dedicar una atención prioritaria", les dijo a los responsables municipales.

En este sentido, aseguró que el Gobierno "no dejará a ninguna familia tirada en la cuneta" sino que "seguirá aumentando la protección social", las pensiones y las becas. "Pondré todos los medios y recursos y si es necesario aumentarlos, lo haremos, para apoyar a las familias con más dificultades como consecuencia del paro", manifestó.

Zapatero pidió un esfuerzo a todas las administraciones y todos los trabajadores para salir de la crisis como parte de una "tarea nacional" y confió en "que haya acuerdos" con todas las fuerzas políticas, incluido el PP, pero añadió que "no ha habido un buen antecedente" porque los "populares" no apoyaron en el Congreso de los Diputados el Fondo de inversión local. "Espero que cambien de actitud y se puedan sumar al esfuerzo colectivo para demostrar una vez más que damos la talla como país, que sabemos hacer las cosas como los mejores y que pondremos rumbo a ese nuevo orden de progreso", agregó.

El presidente del Gobierno cerró un acto en el que participaron 1.200 alcaldes y concejales --alrededor de otros 1.000 se quedaron fuera de la sala y tuvieron que seguir el acto por pantallas--, junto a la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado; el secretario general del PSM, Tomás Gómez y la mayor parte de la Ejecutiva socialista. Aunque el acto se centró en el Fondo de inversión local creado por el Gobierno, Zapatero dedicó buena parte de su intervención al desempleo y a garantizar que esta es la primera preocupación de su gobierno.

El jefe del Ejecutivo elogió a los alcaldes que tratan día a día directamente con quienes tienen problemas y recalcó que el Gobierno no puede salir de la crisis en solitario, sino que hay que contar "con toda la ciudadanía, con miles de hombre y mujeres solidarios". "España sabrá salir bien de la crisis", recalcó, y ante una "crisis global" habrá "en gran medida una salida local". "Con trabajo, solidaridad y principios éticos en el funcionamiento de la economía saldremos cuanto antes de la crisis", subrayó.

Resta importancia a los pronósticos

Además, hizo hincapié en que la crisis "no la han generado los trabajadores" sino "aquellos que no tienen escrúpulos y sólo piensan en la avaricia". Así, restó importancia a los pronósticos "de los centros financieros y de las agencias de rating que tenían que haber analizado lo que pasaba en algunas entidades financieras" y que ahora predicen "qué va a pasar y qué hay que hacer".

Destacó, en cambio, que hay algo con lo que "no cuentan los analistas y los que están viendo cada día como va la Bolsa agazapados a ver si invierten o no". "No cuentan con lo que valen los trabajadores", manifestó, recalcando que serán "los trabajadores y el pueblo" los que van a contribuir a salir de la crisis.

En la misma línea, incidió en que el Gobierno "es hoy ante todo el Gobierno de las personas que pierden su empleo" y de las familias con más dificultades y aseguró que tomará "nuevas medidas" para promover el empleo y fortalecer la protección de las familias más necesitadas, que seguirá aumentando las becas y las pensiones mínimas y los fondos para la ley de atención a la dependencia. En este punto, pidió que "ninguna comunidad autónoma se excuse y la incumpla", porque el Ejecutivo ha puesto los recursos suficientes.

Por último, elogió la labor de los ayuntamientos para presentar a tiempo los 31.000 proyectos que se financiarán con cargo a este fondo local y arremetió contra quienes han criticado algunos de los proyectos, por ejemplo la creación de cementerios. Eso sí, ironizó con que "hay que reconocerles" que se hayan mirado uno a uno los 31.000. Además, destacó especialmente los 800 proyectos destinados a crear centros deportivos o los 800 que eliminarán barreras arquitectónicas, así como los destinados a centros de educación infantil.

Zapatero se opone a abaratar el despido como piden los empresarios
Comentarios