domingo 24/10/21

Zapatero: "Resultan patéticas las críticas por escuchar, consensuar y dialogar"

El líder socialista ha defendido ante el Comité Federal del PSOE su programa económico y social contra la crisis. No ha habido autocrítica pero si unas cuantas alusiones a la carencia de proyecto del PP que, en estas circunstancias, trata de acorralar al Ejecutivo en lugar de arrimar el hombro.
> "Gobernar también implica improvisar"
> "Zapatero juega a ser Chávez"


NUEVATRIBUNA.ES 19.9.2009

Tampoco ha habido una sola palabra sobre la subida de impuestos que prepara el Gobierno y que tanto el presidente como la responsable del área económica, la vicepresidenta económica Elena Salgado, han remitido en varias ocasiones al debate sobre los Presupuestos Generales para 2010. Sólo una nueva referencia genérica a que serán quienes más tienen quienes más tengan que pagar.

José Luis Rodríguez Zapatero sí ha respondido a las críticas que se le han hecho por la "improvisación" con la que se ha gestionado la ayuda de los 420 euros a los parados sin cobertura que, en un primer momento iba a ser aplicable a los que perdieran el subsidio a partir del 1 de agosto y después se hizo extensiva a los que se encontraran en esa situación desde el 1 de enero. El presidente y secretario general del PSOE ha defendido su capacidad de diálogo para mejorar la prestación y ha tachado de "patéticas" las críticas que se le han dirigido por ese motivo.

"Hay algunos que en torno a esta medida han hecho una crítica por la rectificación. Bienvenidas sean esas críticas", ha dicho Zapatero y ha señalado que lo importante es que los trabajadores y las familias que se encontraban en esa situación van a tener por fin la prestación. "Si para mejorar las cosas hay que escuchar, consensuar y dialogar, merece la pena. Las críticas resultan patéticas", ha añadido.

En medio de la tormenta de reproches al presidente por la deriva "errática" de su política económica, Zapatero ha devuelto la pelota al PP. "Parece evidente que en nuestro principal adversario hay más enredos que ideas. Poca capacidad de arrimar el hombro y convencimiento de que si a España no le va bien a ellos sí les irá mejor".

El secretario general del PSOE ha lanzado un mensaje al partido: "Somos ante todo un proyecto de solidaridad que vamos a mantener. Tenemos motivos para la confianza y la seguridad. Tenemos un proyecto político exigente de transformación y cambio." Y ha pedido a sus compañeros un reflexión sobre los tres pilares de esa política: cohesión social, modernización económica y extensión de los derechos: "Son los mismos pilares de 2004. Sabemos responder con el mismo guión a situaciones de bonanza y situaciones de dificultad".

Zapatero ha vinculado en todo momento las dificultades con las que se enfrenta como presidente del Gobierno y como secretario general del PSOE a la dureza de la crisis: "En una situación de crisis, se pone a prueba la fortaleza de un proyecto político...", "Cuando superemos la crisis podremos tener motivos para la confianza en nosotros mismos por anteponer la política social...", "No ha sido fácil. Al albur de la crisis, las fuerzas a las que les gustaría otro modelo, los que creen que una beca es un despilfarro, se han empleado a fondo..."

Además, a lo largo de su intervención, ha mencionado a dos personas de su equipo de Gobierno y del aparato socialista que precisamente son las que más ataques han recibido en los últimos meses por sus respectivas tareas: Bibiana Aído, ministra de Igualdad, a quien ha agradecido su labor para llevar adelante la ley de reforma del aborto por la que ha tenido que soportar críticas "inasumibles", y Leire Pajín, secretaria de Organización, por su trabajo al frente del partido.

Al dirigirse a Pajín, ha agradecido el apoyo diario de la dirección del PSOE a la labor del Ejecutivo aunque a veces esta tarea sea "difícil" en la actual situación económica: "Sé que también la dirección del partido tiene una tarea de apoyo, a veces difícil. Quiero terminar agradeciendo toda la tarea que hacéis, el respaldo que prestáis al Gobierno cada día, en esta circunstancia y en esta coyuntura".

Además, ha aprovechado para reivindicar que la "número tres" del partido "debe estar en el Senado como le corresponde democráticamente", criticando así sin mencionarlo al PP, a quien los socialistas acusan de bloquear el nombramiento de Pajín como senadora autonómica por la Comunidad Valenciana.

BALÓN DE OXÍGENO PARA LOS AYUNTAMIENTOS

Entre sus anuncios, hay que destacar el aplazamiento durante un año del pago de la deuda de 1.500 millones de euros que tienen los ayuntamientos y el permiso para que se destine el 15 por ciento de los 5.000 millones del nuevo Fondo de Inversión Local a pagos corrientes e inversiones en materia de Educación.

Zapatero ha dicho ser consciente de la situación de dificultad que están viviendo los ayuntamientos y por ello, ha señalado, "el Gobierno quiere hacer un esfuerzo" y va a "apoyarles". Después, ha precisado que "de manera razonable" tendrán que devolver la deuda en un plazo de cuatro años.

Otros dos anuncios importantes han sido que en 2010 las pensiones volverán a situarse por encima del coste de la vida y que el salario mínimo seguirá ganando poder adquisitivo.

EL PSOE CIERRA FILAS

Antes de que comenzara la reunión del Comité Federal, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, ha sido preguntado por las últimas informaciones que apuntan a divisiones en el seno del partido por la política del Gobierno para gestionar la crisis.

Blanco ha asegurado que la opinión publicada no se corresponde con lo que pasa en el partido, del que ha dicho que está cohesionado en torno a Zapatero, mientras que en el PP lo único que hay es la "desesperación de Rajoy" que "tiene prisa por perder las terceras" elecciones. El dirigente socialista ha afirmado que el PSOE es "un partido sólido en torno a un proyecto político modernizador, de reformas y avances sociales para nuestro país".


Zapatero: "Resultan patéticas las críticas por escuchar, consensuar y dialogar"
Comentarios