<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
jueves. 01.12.2022

Zapatero responde a las críticas y dice que el PSOE no ha cambiado sus señas de identidad

Cerrada defensa y grandes dosis de pedagogía para explicar a la ciudadanía las medidas de reducción del déficit público. El presidente del Gobierno defiende su 'plan de ajuste' como un "sacrificio" necesario. "Ni cambio, ni bandazo, respondemos a las circunstancias, pensamos en el futuro de España y no en intereses partidistas o electoralistas", dijo este domingo en un multitudinario mitin celebrado en Elche, Alicante.
> Ahora no toca hablar de subida de impuestos
NUEVATRIBUNA.ES 23.05.2010

Fue su primera comparencia pública tras anunciar en el Congreso el ‘plan de ajuste’ de reducción del gasto público en 15.000 millones de euros aprobado por decreto ley el pasado viernes en Consejo de Ministros.

José Luis Rodríguez Zapatero participó este domingo en un acto del PSOE en Elche, Alicante, al que acudieron cerca de 5.000 personas, ante las que el presidente del Gobierno esgrimió un discurso muy pedagógico y de balance de las políticas sociales que está llevando a cabo desde que está al frente del Ejecutivo, con el objetivo de dejar claro que su ideario político no ha cambiado tal y como le reprochan ciertos sectores de la izquierda y los sindicatos.

Zapatero quiso “rendir cuentas”, explicar con detalle las medidas adoptadas de reducción de los salarios de los funcionarios y la congelación de las pensiones sin entrar en consideraciones partidistas ni en reproches al resto de las fuerzas políticas. En este sentido, subrayó el “esfuerzo” que desde su Gobierno se está pidiendo a toda la ciudadanía: “Este sacrifico no es vano, sirve, es útil”, afirmó, y lamentó algunas de las críticas recibidas en los últimos días porque, según dijo, “no son justas”.

“Cuando tenemos una crisis de la gravedad que hemos vivido, las circunstancias pueden cambiar y hay que responder con contundencia y determinación. Esto es lo que hemos hecho y con el esfuerzo que pedimos a los ciudadanos garantizaremos la prosperidad del mañana que es lo que nos tiene que importar”, dijo.

”ESPAÑA VA A CUMPLIR CON SUS DEBERES”

Llegado a este punto, hizo un pormenorizado relato de la evolución de la crisis que ha tenido tres manifestaciones: la crisis financiera por la que “los gobiernos del mundo tuvimos que salir a respaldar a los bancos porque se hundían y ahí están los ahorros de todos los ciudadanos” y que generó una crisis grave económica que “paralizo el crédito y los gobiernos tuvimos que salir con gasto publico a mantener empresas, proteger a los desempleados, hacer obras en los ayuntamientos, a salvar las empresas automovilísticas”, a hacer, en definitiva “un gasto público extraordinario, sin precedentes. No nosotros, todos los países europeos y Estados Unidos, y Japón”.

Como consecuencia de ello –continuó- “nos hemos tenido que endeudar porque no podíamos pedir mas esfuerzos a los ciudadanos a través de los impuestos. Y por ello hay que corregirlo y nadie pueda dudar que España no va a cumplir con sus deberes y pagar las deudas que tenemos”.

Toda la Unión Europea tenía un plan para reducir el déficit hasta el 2013 pero (esto que algunos llaman improvisación), en la primera semana de mayo, sin que nadie lo pudiera advertir ni conocer ni anticipar, se produjo una crisis fuerte en los mercados y se extendió la sensación del riesgo de que los países de la zona euro no podríamos hacer frente a las responsabilidades. Y en una semana los países de la zona euro improvisamos 700.000 millones de euros para garantizar la deuda de los países y nos comprometimos todos juntos a defender el euro y reducir gastos de manera imprescindible”, aseguró.

”MIRAMOS POR EL INTERÉS DEL PAÍS”

Muy contundente se mostró a la hora de explicar que el PSOE no ha cambiado sus señas de identidad y que “sigue siendo el partido de las políticas sociales”. “Ni cambio ni bandazo, respondemos a las circunstancias, pensamos en el futuro de España no en cuestiones partidistas o electorales”, afirmó. Zapatero apeló al proyecto socialista “por la cohesión social y las reformas” y porque “ha demostrado estar al lado de los derechos de los trabajadores y colmar las políticas sociales”. Por ello, apostilló, “queremos preservarlo y garantizarlo para las próximas generaciones”.

“Hoy más que nunca miramos por el interés del país, por encima de cualquier interés partidista. Nuestro proyecto mantendrá sus señas de identidad”, insistió. Zapatero se mostró confiado en que los ciudadanos “valorarán en su momento las decisiones responsables que unos y otros hayan adoptado” pese a que algunos ciudadanos “no las comparten” y dijo entender que por ello se sucedan las protestas anunciadas ya por las centrales sindicales.

“No acepto de aquellos que nunca se acordaron de las políticas sociales, ninguna crítica a las medidas que hemos adoptado”, siguió diciendo el presidente que puso en valor la gestión de su Ejecutivo en todo lo que se refiere a dependencia, becas, vivienda, etc., etc. Zapatero se mostró optimista en que España pueda recuperar pronto la senda de crecimiento económico y manifestó su voluntad de alcanzar cuanto antes un acuerdo en materia de reforma laboral.

Zapatero responde a las críticas y dice que el PSOE no ha cambiado sus señas...
Comentarios