#TEMP
lunes 23/5/22

Zapatero remodela el Gobierno para hacer frente a la crisis económica

Tal y como adelantó nuevatribuna.es el presidente del Gobierno ha decidido hacer ya un cambio de Gobierno en el que lo más significativo es la salida de Pedro Solbes y la ampliación a tres vicepresidencias. Zapatero, en Estambul, no ha querido confirmar ni desmentir las informaciones sobre la remodelación, indicando que los medios están en su derecho de dar informaciones, pero advirtiendo: "veremos si se acierta".
NUEVATRIBUNA.ES - 5.4.2009

Este domingo, fuentes próximas al Gobierno han avanzado los detalles de la remodelación que será anunciada por José Luis Rodríguez Zapatero esta próxima semana.

Se trata de formar un nuevo equipo capaz de hacer frente al deterioro de la economía y a la destrucción de empleo y que traslade a la opinión pública los planes del Ejecutivo para remontar la crisis. De ahí la salida del equipo de Gobierno del actual vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, que será sustituido por la actual ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado. El actual secretario de Estado de Economía, David Vegara, aspiraría al mismo puesto con rango de ministro.

Solbes es el miembro del Gobierno que ha sufrido un mayor desgaste precisamente por la crisis y su relevo venía siendo reclamado desde hace un tiempo por las organizaciones sindicales. Este mismo sábado, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, le dirigía una dura crítica por su "conformismo" ante el negro panorama que un día antes detallaba en un informe el Banco de España.

Además de Elena Salgado, que dirigirá el área económica desde una de las tres vicepresidencias, la otra gran apuesta de Zapatero es el actual presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que será vicepresidente del área territorial. Sigue en su puesto la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega.

Otra nueva incorporación es la del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, que se convertirá en el titular de Fomento, en sustitución de Magdalena Alvarez.

LAS CLAVES DEL CAMBIO

El actual vicepresidente económico ha mostrado en diversas ocasiones una tibia oposición a distintas medidas económicas llevadas a cabo por el Gobierno socialista, como el cheque bebe, o la devolución de los 400 euros del impuesto de la declaración de la renta. Ya al término de la pasada legislatura manifestó su deseo de no continuar, incluso en un principio renunció a ir en las listas electorales. Finalmente, Zapatero le convenció para que repitiese y le convirtió en una de sus bazas electorales, sobre todo después del debate que ganó al candidato del PP, Manuel Pizarro.

Por su parte, José Blanco previsiblemente sustituirá a Magdalena Alvarez, una de las ministras que mayor protagonismo ha tenido en los cinco años que lleva en el Ejecutivo. La construcción del AVE a Cataluña o el atasco que se produjo en enero en Madrid debido a las nevadas y la falta de previsión, han sido algunas de las críticas más fuertes que ha recibido en los últimos años. Este domingo en Estambul, donde la ministra se encuentra con la delegación ministerial que participa en la Cumbre con Turquía, al ser preguntada si iba a dejar el Ejecutivo, contestó irónicamente: "A mi cesan cada cinco días".

El nombramiento de Blanco, número dos del PSOE, supone una incorporación de gran peso político para el Ejecutivo, en un momento en que además de hacer gestión, Zapatero necesita estar acompañado de voces con capacidad para defender al Gobierno ante las críticas que recibe diariamente. Esa es la labor que hasta ahora ya hacía José Blanco, pero al frente del partido.

Chaves, el presidente autonómico en activo que más tiempo --19 años- lleva al frente de un Gobierno regional, regresa al Gobierno central, en el que ya estuvo en el periodo comprendido entre 1986 y 1990, al frente de la cartera de Trabajo, cuando Felipe González presidía el Ejecutivo. En aquel periodo sufrió el 14-D, la primera huelga general contra el gobierno socialista. Es el único de los políticos socialistas de la generación sevillana de la famosa "foto de la tortilla" que sigue ocupando puestos de responsabilidad política. La salida de Andalucía del actual presidente federal del PSOE acelerará también la renovación y el cambio en la organización socialista andaluza. Su puesto al frente de la Junta será ocupado casi con toda seguridad por José Antonio Griñán, vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda de la Junta y amigo personal de Chaves desde hace mucho tiempo. Ésta será la propuesta que haga Chaves a la dirección del PSOE andaluz y a los secretarios generales provinciales.

Finalmente, parece que el presidente aprovechará la renovación de su Gabinete para reducir el número de ministerios. Con ello trataría de lanzar un mensaje de austeridad en el gasto público en un momento de grave recesión económica.

Zapatero remodela el Gobierno para hacer frente a la crisis económica
Comentarios