lunes 25/10/21

Zapatero: las elecciones, "cuando toquen"

“Rajoy como siempre se ha puesto de perfil, es su forma de hacer política y un líder político que se pone de perfil es que no tiene perfil de líder político”, ha dicho el presidente del Gobierno ante el Comité Federal del PSOE donde ha defendido las reformas impulsadas por su Ejecutivo para la recuperación económica y del empleo y ha lanzado un mensaje de optimismo cara a las próximas citas electorales.
NUEVATRIBUNA.ES 23.10.2010

José Luis Rodríguez Zapatero puso en valor los cambios acometidos en su Ejecutivo, las reformas impulsadas para la recuperación de la crisis económica y el acuerdo de estabilidad alcanzado con el PNV y CC durante su intervención en el Comité Federal del PSOE celebrado este sábado y que calificó de “trascendente”. En su informe político, el presidente del Gobierno lanzó a los suyos un mensaje de esperanza cara a las próximas citas electorales, al tiempo que advirtió al PP de que las Generales se celebrarán “cuando toque”, es decir dentro de año y medio.

“Las elecciones van a ser cuando toca y vamos a cumplir el mandato democrático de los cuatro años”, dijo después de reprochar al líder ‘popular’, Mariano Rajoy, por haber estado esperando desde el comienzo de la legislatura que no hubiera estabilidad política: “Rajoy como siempre se ha puesto de perfil, es su forma de hacer política y un líder político que se pone de perfil es que no tiene perfil de líder político”, dijo. Zapatero ensalzó el “coraje” del PSOE para “afrontar retos difíciles” y el “compromiso” con el Estado social y el Estado del Bienestar, a diferencia del PP, del que pronosticó que seguirá cuatro años más en la oposición.

Zapatero destacó que el “gran objetivo” y la “gran prioridad” de su gobierno en el tiempo que resta para la convocatoria de elecciones generales será la recuperación económica y del empleo. Para ello, explicó las tres líneas fundamentales de actuación: austeridad, reformas y cohesión social. También puso en valor el acuerdo político alcanzado con los nacionalistas (PNV y CC), a los que agradeció su respaldo para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para 2011, unos presupuestos –dijo- que suponen una reducción del déficit de 30.000 millones de euros pero con un 58% del gasto destinado a las políticas sociales.

La estabilidad política, la estabilidad parlamentaria y la estabilidad presupuestaria, así como “fortalecer la acción del Gobierno”, han sido –según dijo- los dos objetivos en lo que he trabajado en los dos últimos meses. Se abre así “una nueva etapa” para conseguir “los objetivos que tenemos planteados”, aseguró y recordó que hay “tiempo suficiente” para cumplirlos: “El PSOE tiene un proyecto de futuro aunque ahora pase por medidas difíciles y debemos poner toda la tarea y el esfuerzo para culminar esos objetivos con la cohesión y la unidad de acción que quieren los militantes, simpatizantes y votantes” del PSOE, resaltó.

UNA NUEVA AGENDA SOCIAL

El presidente subrayó que con su decisión de “fortalecer políticamente” al Gobierno pretende hacer “un esfuerzo” para que la mayoría de la sociedad “comparta” con los socialistas la necesidad de las reformas y “el camino correcto” para hacerlas porque “si la sociedad interioriza las reformas y las hace suyas éstas serán más sólidas”.

Así, adelantó que su intención es someter las reformas a “deliberación” y a “escrutinio” de los ciudadanos, y de poner en marcha un “diálogo nacional” con el objetivo de lanzar una “nueva agenda social” que supondrá “una profunda renovación de algunos pilares del Estado del bienestar” para adecuarlo a la salida de la crisis.

“Vamos a hacer una nueva agenda social que actúe directamente a favor de los parados de la larga duración, en la formación y en las políticas de familia para favorecer la conciliación como un camino imprescindible para la incorporación al empleo de las mujeres”, señaló.

De este modo, Zapatero presentó ante su partido no sólo un cambio de caras en el Gobierno, sino también el compromiso de trabajar para que “las consecuencias de la crisis y de las reformas no generen más desigualdades sociales”, para “atender a aquellos que más dificultades van a tener en la salida de la crisis y para “hacer políticas sociales productivas, activas, que se centren en ámbitos que generen más empleo y más capacidad de contribuir a la sostenibilidad cuentas publicas”.

Esa “nueva agenda social” será para la próximas dos décadas y requerirá de los socialistas “esfuerzo de ideas y de creatividad” y también de diálogo con los sindicatos y con la sociedad. De hecho, tendió la mano a los sindicatos al dejar claro que los primeros puntos de esa nueva agenda social serán la negociación del nuevo “marco laboral” consecuencia de la reforma, la de la negociación colectiva y la de las políticas activas de empleo.

Zapatero: las elecciones, "cuando toquen"
Comentarios