#TEMP
lunes 23/5/22

Una ONG se querella en la Audiencia contra varios ministros marroquíes

La ONG Liga Española Pro-Derechos Humanos ha presentado una querella contra miembros del Gobierno marroquí por "crimen de lesa humanidad y crimen contra un ciudadano español" ante la Audiencia Nacional.
> "A nosotros nos quieren matar"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 16.11.2010

La acción judicial apunta a los ministros marroquíes del Interior, Defensa y Exteriores, así como al gobernador de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental. La querella ha sido elaborada en virtud del principio de "justicia universal", que permite a la justicia española iniciar una investigación sobre crímenes de masas cometidos en el exterior, bajo ciertas condiciones, como que figuren españoles entre las víctimas. Y precisamente una de las víctimas de los violentos sucesos de El Aaiún es Baby Hamadi Buyema, un saharaui que tenía nacionalidad española.

El presidente de la ONG, Francisco José Alonso Rodríguez, considera el asalto al campamento Gdeym Izik y los posteriores incidentes en El Aaiún constituyen un delito de lesa humanidad y un crimen contra un ciudadano español. Alonso Rodríguez ha explicado que no descartan ampliar la denuncia a otras autoridades marroquíes, una vez que sea admitida a trámite, y que además tienen previsto pedir la declaración de varios testigos, españoles y saharauis, que estuvieron presentes durante el asalto al campamento, aunque la Audiencia Nacional deberá otorgarles la condición de testigos protegidos.

Asimismo, denuncia que, además de Baby Hamday Buyema, nacido en la ciudad de El Aaiún el 13 de febrero de 1975 y con DNI español, "pudiera haber más de cien muertos sin identificar y 600 personas desaparecidas" que se encontraban en el campamento en el momento del asalto. Por último, ha señalado que de momento la asociación actuará como acción popular, ya que aunque mantienen contactos con el hermano del fallecido, la familia aún no ha decidido sumarse a esta la querella.

El 8 de noviembre, efectivos marroquíes desmantelaron por la fuerza un campamento, al sur de El Aaiún, en el que 15.000 saharauíes se habían instalado desde mediados de octubre para protestar contra sus condiciones de vida. El balance oficial marroquí señala 12 muertos, diez de ellos pertenecientes a las fuerzas del orden, y la detención de 163 personas. Pero el Frente Polisario, movimiento apoyado por Argelia, que defiende la independencia del territorio, acusó a Rabat de haber causado "decenas" de muertos y más de 4.500 heridos durante violencias registradas durante el desalojo del campamento, en El Aaiún y también en Smara, otra ciudad importante del territorio.

España pidió a Marruecos que "aclare" estas violencias y le trasladó su "preocupación" profunda, aunque evitó cualquier tipo de condena. El hermano de la víctima mortal española, Lehmad Hamday Buyema, acusó el viernes a la policía marroquí de haber "asesinado brutalmente" a su hermano tras ser embestido con un coche.

Una ONG se querella en la Audiencia contra varios ministros marroquíes
Comentarios