#TEMP
lunes 23/5/22

Una "magnífica ocasión" para callarse

No pasa un solo día sin que algún dirigente del PP salga a la palestra para repetir machaconamente sus denuncias de espionaje. Este jueves han arremetido contra el ministro Rubalcaba, justo en plena operación contra ETA.
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 20.8.2009

Este jueves no ha sido la cúpula sino un miembro de lo que se podría considerar el "segundo escalón" del partido quien ha retomado el hilo de las acusaciones contra el Gobierno.

Concretamente, ha sido el portavoz de Interior del PP en el Congreso, Ignacio Cosidó, quien ha acusado al ministro del ramo, Alfredo Pérez Rubalcaba, de "eludir sistemáticamente" el control de los grupos de la oposición en el Parlamento y le ha reprochado que únicamente acuda a la Cámara Baja "cuando no le queda más remedio" y como "caja de resonancia mediática".

Cosidó ha utilizado la vía del comunicado para recordar al ministro responsable de la lucha antiterrorista, coincidiendo con un éxito policial contra ETA y apenas 24 horas después de que se produjera otro, que en la Diputación Permanente de la próxima semana tiene "una magnífica ocasión" para rectificar, ya que en ella se debatirá la petición de los "populares" de que Rubalcaba dé explicaciones sobre la "constante utilización partidista y sectaria de la policía judicial contra militantes" de su partido.

El diputado del PP argumenta que Rubalcaba acumula ya 40 peticiones de comparecencia de Comisión sin atender y más de 76 preguntas de la oposición pendientes de respuesta: "Rubalcaba sólo viene a la Comisión cuando quiere y para lo que quiere, pero jamás para responder a las cuestiones planteadas a la oposición". Pero además, también critica la "ínfima calidad" de las respuestas que el Ministerio del Interior ofrece por escrito, que en ocasiones, según dice, "rozan el insulto" y concluye asegurando que "es uno de los ministros más opacos de la democracia en lo que a control parlamentario se refiere".

Una "magnífica ocasión" para callarse
Comentarios