#TEMP
domingo 22/5/22

Un teniente general deja en evidencia a Federico Trillo en el juicio del Yak 42

El testimonio del teniente general José Antonio Beltrán ha dejado al descubierto algunas de las mentiras repetidas por el ex ministro de Defensa a propósito de los errores de identificación de las víctimas del Yak 42.
> "No supe que los cuerpos estaban sin identificar"
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 25.3.2009

El teniente general José Antonio Beltrán, que ha declarado en el juicio por el caso del Yak 42 en calidad de testigo, se ha presentado como la persona a quien el entonces ministro de Defensa encargó coordinar las repatriaciones de los féretros. Y, entre otras cosas, ha asegurado que lo que preocupaba de verdad al titular de la cartera, Federico Trillo no era que se llevaran a cabo las identificaciones sino los problemas que pudieran surgir en los vuelos de regreso a España. En respuesta a las preguntas de la acusación, ha dicho que recibió órdenes para cuanto antes traer los cadáveres. "Y ¿las identificaciones?", le ha preguntado el fiscal. "De las identificaciones no se habla", ha sido su respuesta.

Antes de que declarara el teniente general Beltrán, ya habían aparecido las primeras contradicciones en el juicio. El capitán enfermero Antonio González Fernández ha dicho que los cuerpos fueron embarcados con destino a España cuando aún estaban sin identificar, en contra de los declarado el martes por el general Navarro. Fernández ha explicado que los cuerpos de los 62 militares españoles fallecidos fueron colocados en el féretro sólo con el número para su traslado a España.

González Fernández, que se trasladó a Turquía para ayudar en la identificación de los cadáveres al comandante Ramírez y que este miércoles ha comparecido en calidad de testigo, desconoce si luego se les asignó el nombre al llegar a España. También ha explicado que la misma madrugada del 28 de mayo de 2006, cuando se enferetraron los cuerpos, él vio un documento en español, elaborado a partir de las notas que habían tomado en las tres rondas de reconocimiento de los cuerpos, en la que se especificaba "conocido o desconocido" al lado del número de la bolsa.

El documento, según este enfermero, estaba en manos del general Navarro, principal imputado por el error de identificación de los 30 cuerpos de los 62 militares. Lo que no vio el testigo es el acta que al final se entregó y si ésta iba o no con nombre. "Yo pensaba que seguían sin identificaban y que se evacuaban para España", ha subrayado González Fernández, que ha relatado que les dijeron que "había que darse prisa para enferetrar y salir" porque iba a haber un funeral de Estado.

Un teniente general deja en evidencia a Federico Trillo en el juicio del Yak 42
Comentarios