miércoles 8/12/21

Un decreto 'ad hoc' de Aguirre permitió al cirujano Enrique Moreno seguir operando

La ley sobre personal emérito aprobada en septiembre de 2009 por el entonces consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, posibilitó que Enrique Moreno González, el mismo que ha realizado el trasplante de hígado a Carlos Fabra, pudiera seguir operando cumplidos los 70 años.
> ¿Cumplió Fabra el protocolo de trasplantes?
NUEVATRIBUNA.ES 05.05.2010

El pasado 10 de septiembre, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó un decreto ley que regula las funciones del personal emérito del Servicio Madrileño de Salud. Según el Estatuto Marco del Personal Sanitario, la edad de jubilación está fijada en 65 años. Sin embargo, se da opción a los facultativos a prolongar durante cinco años más su actividad pero limitando sus funciones a tareas de docencia, asesoría y formación, y en ningún caso a funciones de carácter asistencial.

La novedad que aportó este decreto fue que ampliaba precisamente el campo de acción a “labores asistenciales” siempre y cuando se hicieran con el consentimiento del paciente y estuvieran enmarcadas en la consultoría, asesoría, investigación y formación práctica y técnica en el ámbito específico de su especialidad. Es decir, permitía que un cirujano –como es el caso que nos ocupa- pudiera realizar una operación en quirófano siempre y cuando sirviera a su vez para fines docentes.

La salvedad figura en el artículo 6, apartado e de dicho decreto que asimismo establece que la dedicación del personal emérito nunca superará las setecientas veinte horas anuales, una dedicación a tiempo parcial.

La ley firmada por el entonces consejero de Sanidad Juan José Güemes y la presidenta regional Esperanza Aguirre posibilitó que el cirujano Enrique Moreno González -el mismo que el pasado 22 de abril realizó un trasplante de hígado a Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, siguiera ejerciendo como cirujano en el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Es más, fue aprobada pocos meses después de que este facultativo, considerado un maestro mundial en trasplantes de hígado, cumpliera los setenta años de edad.

Ya de por sí resulta muy excepcional que una persona de esa edad siga ejerciendo como cirujano y hasta para algunos médicos “es de dudosa legalidad que se amplíen las funciones” tal y como establece este decreto ‘ad hoc’. Ciertas fuentes médicas señalan que la ley se hizo “para dar salida” a la obligatoria jubilación de Enrique Moreno que sigue ejerciendo como “jefe en funciones” del área de cirugía del 12 de Octubre. “El decreto se hizo a su medida y desde luego no ejerce de tapadillo –añaden- sino con el conocimiento y la colaboración de la dirección del hospital”.

Un decreto 'ad hoc' de Aguirre permitió al cirujano Enrique Moreno seguir operando
Comentarios