miércoles 26/1/22

Un caso insólito en la política: dimite un alto cargo por sospechas de corrupción

El vicesecretario general del PSOE andaluz, Rafael Velasco, ha decidido dimitir de todos sus cargos ante las informaciones aparecidas en un solo medio de comunicación en las que se subrayaba que una academia de su esposa había recibido financiación de la Junta de Andalucía...
NUEVATRIBUNA.ES / AGENCIAS - 27.10.2010

...para la formación de desempleados. Aunque Velasco había argumentado que las ayudas eran legales, que él no mantenía ningún cargo en la Junta, que mantenía separación de bienes con su esposa y que la academia de ésta había recibido estas subvenciones como muchas en Andalucía, el número dos del PSOE ha optado por esta decisión para frenar una “campaña de difamación, injurias y de calumnias” que estaban afectando a la salud de su esposa, embarazada de su segundo hijo.

Una academia de la esposa del cargo socialista había recibido 730.000 euros entre los años 2006 y 2009 dentro de un programa de formación de parados. La academia, Aula Cinco, comenzó su andadura en el año 2002, y las ayudas suponían el 0,68% del montante total que se otorgaba a distintas empresas de Córdoba, según los datos facilitados por la Consejería de Empleo. La empresa contaba con todos los requisitos para dar este tipo de cursos, aunque desde el PP, Esperanza Oña, su portavoz parlamentaria, lo había acusado de tráfico de influencias. El dimitido y su esposa habían hecho separación de bienes.

La dirección socialista ha emitido una nota en la que denunciaba “una cacería política” contra Rafael Velasco y su familia. “Visto cómo se está resintiendo su vida familiar –se escribe en el citado comunicado–, y dado el estado en el que se encuentra su esposa, que está esperando su segundo hijo, le ha hecho tomar la decisión de dejar su acta de diputado para dedicarle un mayor tiempo a su familia”.

Aunque Velasco presentó la renuncia de todos sus cargos, Griñán no había aceptado que dejara su puesto en el partido como vicesecretario, número dos de la organización en Andalucía. Sin embargo, Velasco ha insistido en dejarlo todo, incluida su responsabilidad en el PSOE andaluz.

Velasco, de 37 años, había sido promocionado desde secretario de Organización a vicesecretario en el último congreso del PSOE, el del mes de marzo pasado, en el que José Antonio Griñán se convirtió en el líder del PSOE. De hecho, Rafael Velasco es su verdadero hombre de confianza en su partido, y a él le encargaba los asuntos de mayor relevancia. Velasco, además, contaba con la confianza tanto del equipo de Griñán como el del anterior grupo de Manuel Chaves, y es que en los últimos años fue uno de los principales apoyos del ex presidente de la Junta y de su vicesecretario, Luis Pizarro.

Un caso insólito en la política: dimite un alto cargo por sospechas de...
Comentarios